Economía

España es el segundo país de la UE con más paro de larga duración, sólo por detrás de Grecia

España es el segundo país de la UE con una mayor tasa de paro de larga duración, sólo por detrás de Grecia, que lidera la clasificación con una tasa del 15,7%, el doble que el porcentaje español (7,7%), según datos de Eurostat del ejercicio 2017 recogidos en un informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE).

A pesar de que la tasa de paro de larga duración en España sigue siendo elevada y supera en más del doble a la media europea (3,5%), el IEE observa un "notable descenso" desde el año 2013, cuando había en España 2,9 millones de parados de larga duración, el 12,9% de la población activa, cifras que bajaron en 2017 hasta 1,7 millones de desempleados, equivalentes al 7,7% de los activos.

Tras Grecia y España se sitúa Italia, con una tasa de paro de larga duración del 6,5%. Junto a ellos, otros seis países superan el promedio europeo: Eslovaquia (5%), Croacia, Portugal y Chipre (4,6%), Francia (4,2%) y Bélgica.

El resto se encuentran por debajo del promedio europeo del 3,5%. Los países que presentan menores tasas de paro de larga duración son República Checa (1%), Reino Unido (1,1%), Suecia (1,3%), Dinamarca (1,4%) y Polonia (1,5%).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.