Economía

China planea dar total libertad a las familias para tener hijos ante el temible cambio demográfico

  • China teme que la pirámide poblacional se revierta totalmente
  • Los nacimientos volvieron a caer en 2017 a pesar de los cambios normativos

Las autoridades chinas debaten la posibilidad de acabar con los límites que impiden a las familias tener más de dos hijos. En 2015 se flexibilizó la política del hijo único, dando la posibilidad a las familias de tener hasta dos descendientes. Ahora, el rápido envejecimiento de la población y la escasez de trabajadores preocupan al Gobierno de China que podría revertir sus políticas de control de la natalidad este mismo año.

La población de China está envejeciendo a pasos agigantados. El número de nacimientos ha caído un 3,5% en 2017 hasta los 17,23 millones, a pesar del giro de la política sobre natalidad implementada por el Gobierno la tasa de fertilidad es de 1,6 niños por madre en edad reproductiva.  

Esta compleja situación que está limitando el crecimiento potencial de China, la disponibilidad de trabajadores y poniendo en peligro el futuro de los jubilados chinos (que suelen confiar en sus hijos para mantener sus estándares de vida en el fin de su ciclo vital). Por ello, según fuentes consultadas por la agencia Bloomberg, los límites sobre los nacimientos tienen los días contados.

Según estas fuentes, el final de esta política tendrá lugar este mismo en el último trimestre o a principios de 2019. La medida se enmarcará dentro de los planes del presidente Xi Jingping para reavivar el crecimiento y la transformación del país hacia una economía más centrada en el consumo y menos dependiente de las exportaciones.

El fin de la política de hijo único ya era esperada y se venía especulando con ella desde hacía tiempo. Ahora, el final de cualquier tipo de límite a la natalidad era el siguiente paso, que finalmente llega más por necesidad que por un paso hacia delante del Gobierno para incrementar las libertades de sus ciudadanos.

China implementó su política de un solo hijo en la década de 1970 para limitar el crecimiento de la población. Esta política también contribuyó a un fuerte desequilibrio de género, con 32,66 millones más de hombres que mujeres a finales de 2017.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias