Economía

Economía.- (Ampl) El FMI alerta de que se acaba el tiempo para acometer reformas

Advierte de los riesgos vinculados al proteccionismo, los nacionalismos, la normalización monetaria y el envejecimiento

WASHINGTON, 17 (EUROPA PRESS)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) confía en que la economía mundial crecerá a un ritmo del 3,9% este año y el siguiente, ratificando así sus proyecciones del pasado mes de enero, en las que incluyó el impacto de la reforma fiscal de EEUU, aunque ha advertido de la necesidad de acometer reformas estructurales para prepararse ante los desafíos que plantean el envejecimiento de la población, la débil productividad, así como la normalización de la política monetaria bajo la amenaza de una escalada proteccionista que alimente el auge de políticas nacionalistas.

"Se espera que el crecimiento global se suavizará más allá de un par de años", señala la institución en su informe 'Perspectiva Económica Mundial', presentado este martes en Washington, donde advierte de que las economías avanzadas, que actualmente crecen por encima de su potencial, regresarán a los niveles habituales, por debajo del ritmo anterior a la crisis, frenadas por el envejecimiento de la población y la débil productividad.

De este modo, el FMI considera que, a pesar de que los riesgos al alza y a la baja para la economía se encuentran equilibrados en el corto plazo, más allá de los próximos trimestres apuntan claramente a la baja, incluyendo riesgos como un repentino endurecimiento de la política monetaria, el debilitamiento del respaldo a la globalización económica y las crecientes tensiones comerciales y geopolíticas.

"Una escalada del ciclo de restricciones comerciales y represalias es uno de los riesgos", advierte el FMI, que alerta de que "los primeros disparos en una potencial guerra comercial se han disparado" y apunta que el conflicto podría intensificarse si las políticas fiscales de EEUU impulsan al alza su déficit sin que Europa y Asia reduzcan sus superávits.

De este modo, el FMI lamenta que, mientras el sistema comercial multilateral que surgió tras la Segunda Guerra Mundial y permitió un crecimiento sin precedentes de la economía mundial necesita fortalecerse, en su lugar "está en peligro de ser destrozado".

A este respecto, el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, ha expresado su confianza en que "aún hay margen para que los países lleven a cabo negociaciones multilaterales y eviten una intensificación de las hostilidades".

"La recuperación actual ofrece una ventana de oportunidad para avanzar políticas y reformas que apuntalen la actual mejoría y eleven el crecimiento a medio plazo en beneficio de todos", señala la institución, que reclama poner el foco de las reformas en el fortalecimiento del potencial para un crecimiento mayor y más inclusivo, así como generando los colchones necesarios para amortiguar la próxima recesión, mejorar la resiliciencia del sector financiero y promover la cooperación internacional.

PREVISIONES.

En su revisión de las expectativas de crecimiento de las economías mundiales, el FMI ha revisado al alza en dos décimas sus pronósticos del pasado mes de enero para EEUU, cuya expansión alcanzará el 2,9% este año y el 2,7% el siguiente, convirtiéndose así en la economía avanzada con mejor evolución durante este año y el siguiente gracias al impacto de la reforma tributaria que entró en vigor en 2018.

No obstante, el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, ha señalado en su declaración inicial durante la presentación del informe que iniciativas como el reciente anuncio de aranceles por parte de EEUU sobre las importaciones de acero y aluminio "harán poco o nada para cambiar su déficit por cuenta corriente".

Asimismo, Obstfeld ha apuntado que las recientes medidas fiscales implementadas en EEUU "ampliarán el actual déficit" en unos 150.000 millones de dólares (121.393 millones de euros).

En el caso de la zona euro, la institución ha mejorado en dos décimas su anterior pronóstico para 2018, hasta el 2,4%, mientras que ha mantenido en el 2% su previsión de crecimiento para el próximo año, mientras para Reino Unido anticipa un crecimiento del PIB del 1,6% en 2018, una décima más que en enero, y del 1,5% en 2019.

De este modo, las economías desarrolladas registrarán una expansión del 2,5% en 2018, dos décimas por encima del anterior pronóstico del FMI, mientras que su expansión se moderará al 2,2% en 2019. Para las economías emergentes mantiene su previsión del 4,9% en 2018 y mejora una décima la de 2019, hasta el 5,1%.

En este grupo, el FMI ha confirmado su expectativa de que China crezca a un ritmo del 6,6% este año y el 6,4% el siguiente, mientras ha mejorado sustancialmente sus pronósticos para Brasil, hasta el 2,3% en 2018 y el 2,5% un año después, cuatro décimas más respectivamente que sus anteriores previsiones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado