Economía

Bruselas pide dar a los bancos ocho años para provisionar al 100% todos sus nuevos préstamos morosos

  • Los nuevos niveles de cobertura afectarán a los futuros préstamos fallidos
Foto de archivo

La Comisión Europea ha presentado este miércoles una serie de propuestas para reducir los riesgos en el sector financiero europeo, entre las que se encuentra obligar a las entidades financieras a provisionar al 100% todos sus nuevos préstamos morosos en un plazo máximo de ocho años.

Los nuevos niveles de cobertura afectarán únicamente a los futuros préstamos fallidos y no a los ya se encuentran en los balances de los bancos. Así, en el caso de los préstamos fallidos con garantías, el Ejecutivo comunitario pide obligar a los bancos a provisionar al 35% estos activos un año después de que sean clasificados como tal y al 100% en un plazo de dos años.

El periodo se alargará hasta ocho años para aquellos con un riesgo menor, es decir, los que están respaldados por algún colateral, como una vivienda. En concreto, la Comisión Europea propone que la cobertura sea del 5% el primer año, del 10% el segundo año, del 17,5% el tercero, del 40% el quinto, del 55% el sexto, del 75% el séptimo y del 100% el octavo.

No obstante, esta enmienda al reglamento sobre requisitos prudenciales de las entidades de crédito es por ahora una propuesta de Bruselas que debe ser todavía negociada entre el Parlamento Europeo y los Estados miembros antes de ser aprobada.

La medida forma parte de un paquete de iniciativas que ha presentado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de Servicios Financieros, Valdis Dombrovskis, con el objetivo principal de reducir los riesgos a los que se enfrenta el sistema financiero comunitario.

Según un informe publicado por Bruselas también este miércoles, los bancos del bloque comunitario tienen en sus balances un total de 910.000 millones de euros en préstamos fallidos a pesar de la caída de un punto porcentual con respecto al total de préstamos registrada en el tercer trimestre de 2017.

Sin embargo, el ratio de préstamos dudosos varía en gran medida entre Estados miembros. El país con un mayor porcentaje de estos activos en los balances de las entidades financieras es Grecia, con un 46,7%. España cuenta con un nivel de estos activos tóxicos del 4,7%, mientras que en Italia, por ejemplo, se eleva hasta el 12,1%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias