Economía

Economía.- La Eurocámara pide a la UE medidas para responder a arancel al acero de EEUU

Bruselas reitera que no busca "una guerra comercial" con EEUU y espera en que la UE "en su conjunto" sea excluida

BRUSELAS, 14 (EUROPA PRESS)

Los principales grupos en la Eurocámara han denunciado este miércoles que los aranceles del 25% al Acero (!FMDC.212)y del 10% al aluminio anunciados por el presidente estadounidense, Donald Trump, no están justificados para las exportaciones europeas y han reclamado a la UE medidas para responder si finalmente se aplican al bloque europeo, aunque un buen número de eurodiputados ha pedido evitar "una guerra comercial" con Washington, algo que sólo perjudicará a ambos lados del Atlántico. Sólo el grupo de los euroescépticos y el de la extrema derecha han respaldado los aranceles de Trump para proteger a su industria nacional.

"Estas medidas no están justificadas" porque "no hay dumping en la UE", ha subrayado el líder del grupo popular europeo, el eurodiputado democristiano alemán, Manfreb Weber, que reclamado "medidas adecuadas" para responder. "Las opciones en la mesa de la Comisión son adecuadas", ha asegurado.

El portavoz socialista, el eurodiputado alemán Bern Lange, también ha denunciado que los aranceles de EEUU son "medidas puramente políticas" e incluso "según la ley de EEUU es muy dudoso de que esta guerra comercial tenga nada que ver con la cuestión de seguridad". "Apoyamos las medidas de la Comisión" para responder en caso necesario, ha remachado.

La portavoz de los conservadores y reformistas, la eurodiputada británica 'tory' Emma McClarkin, ha lamentado la medida anunciada por Estados Unidos y ha defendido "el compromiso" de Reino Unido de trabajar con la UE para buscar una exención a los aranceles tras recordar que, tanto Reino Unido como la UE, son "aliados estrechos" de EEUU.

También ha respaldado "defender a la industria doméstica" en Europa pero ha insistido en que "cualquier contramedida de la UE debe estar en línea con las normas comerciales internacionales" y la necesidad de no buscar una escalada.

"No necesitamos una guerra comercial y haremos lo posible para pararlo, pero estamos listos para adoptar contramedidas proporcionales y conformes a la OMC si es necesario", ha avisado la portavoz del grupo liberal, la holandesa Marietje Schaake, tras denunciar la nueva amenaza de Trump de gravar a los coches y rechazar que Reino Unido busque una exclusión "de mala fe" al margen del resto.

El portavoz de los Verdes, el francés Yannick Jadot, también ha dejado claro que la decisión de Trump "no es aceptable". "Obliga a reaccionar dentro de las normas multilaterales. Si esto no es suficiente. Tenemos que garantizar que la reacción europea sea proporcionada al daño infligido. Necesitamos ser firmes", ha remachado, al tiempo que ha reclamado "una diplomacia comercial conjunta" porque mientras los 28 busquen concesiones ante socios comerciales terceros por su cuenta seguirán "divididos".

"Tenemos que mirar nuestras propias medidas compatibles con la OMC por un total de 2.800 millones de euros si Trump finalmente cierra el mercado estadounidense y lleva a una inundación de las importaciones a la UE de acero", ha defendido el portavoz de la Izquierda Unitaria Europea en el debate, el eurodiputado alemán Helmut Scholz, quien también ha respaldado pedir el arbitraje de la OMC para que examinen las medidas que decida Trump. Pero ha apelado a la "moderación" y no entrar en "una pelea de perros" con EEUU y ante todo "buscar soluciones comunes" porque las guerras comerciales no han aportado nada bueno "en el pasado".

El eurodiputado del grupo euroescéptico de la Europa de la Libertad y la Democracia Directa y portavoz de Comercio de UKIP, el conde William de Dartmouth, ha defendido en cambio que Trump sólo ha cumplido lo que prometió durante la campaña electoral y ha dicho "entender los motivos" porque "comunidades enteras" han sido "devastadas" por una competencia "injusta", aunque personalmente prefiera "el libre comercio". En todo caso, ha acusado a la UE de ser "proteccionista". "La Unión Aduanera una guerra de tarifas externas", ha denunciado, tras recordar que la UE aplica un arancel de hasta el 67% en productos agrícolas de terceros, al tiempo que ha instado a los países europeos a cumplir "su obligación" con el gasto en defensa. "Esto sería mucho mejor para un mundo pacífico que grandes muros arancelaros de la UE", ha remachado.

El eurodiputado del Frente Nacional, Nicolas Bay, del grupo de extrema derecha de la Europa de las Naciones y de la Libertad, también ha defendido que Washington ha tomado "medidas fuertes para proteger su economía" y su sector del acero y aluminio en particular. "Necesitamos algún tipo de protección porque es la única manera de que podamos tener un comercio equilibrado mundial", ha zanjado.

BRUSELAS INSISTE EN QUE SE EXCLUYA A LA UE Y RESPONDERA SI NECESARIO

El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Empleo y Crecimiento, Jyrki Katainen, y la comisaria de Comercio Cecilia Malmström, han dejado claro durante el debate que esperan "que la UE en su conjunta sea excluida" de las medidas estadounidenses como "socio político, económico y en seguridad clave" de Washington y porque las exportaciones europeas "no plantean ninguna amenaza a la seguridad de EEUU", al tiempo que han insistido en la necesidad de acelerar el trabajo con EEUU y otros socios para atajar el problema en la raíz del sector, que es la sobreproducción global, especialmente de China, que además subsidia su industria.

Malmström ha explicado que prosiguen los contactos con EEUU para obtener clarificaciones "lo antes posible" sobre las exclusiones y que el Gobierno estadounidense publicará "muy pronto más detalles" y ha vuelto a dejar claro que si la UE no se ve excluida "esto dañará las relaciones trasatlánticas" y habrá una respuesta "firme" y "proporcionada" para "proteger" los intereses europeos, conforme a las normas de la OMC.

En primer lugar, la UE llevará el caso a la OMC, si es posible con socios pero también tomará "medidas más inmediatas" de salvaguardia para proteger el mercado europeo en caso de aumento "significativo" de las importaciones de acero por el cierre del mercado estadounidense, así como para introducir aranceles a una lista de productos estadounidenses, incluido el acero, equivalentes "a las pérdidas económicas sufridas" por la medida estadounidense, ha explicado la comisaria sueca, que ha agradecido "el fuerte apoyo" de la Eurocámara a las medidas contempladas por Bruselas para responder, en caso necesario. "Confío en que podamos ganar el caso en la OMC", ha asegurado.

"No queremos que se eleve la tensión. No creemos que las guerras comerciales sean buenas ni fáciles de ganar. Al contrario, son malas y fáciles de perder", ha alertado la comisaria de Comercio, que ha admitido que los países "más afectados" por la medida estadounidense son "nuevo, diez países" en la UE, Brasil y Canadá y México, aunque estos dos países, junto con Australia se han visto excluidos de la medida.

"No queremos una guerra comercial. Tenemos que centrarnos en mejorar nuestras condiciones comerciales" a ambos lados del Atlántico, ha abundado Katainen en su turno de réplica, en la que ha dejado claro la necesidad de que la UE permanezca "unida" para responder y buscar "una solución lo antes posible" y "crear más problemas".

Eso sí, ambos han dejado claro que las opciones posibles son negociar las tarifas en el marco de acuerdos comerciales o mantener la situación actual "donde las decisiones arbitrarias nos dañan a todos", ha avisado el finlandés.

Malmström también ha insistido en que las tarifas que aplica la UE a productos concretos, por ejemplo los coches, "no se pueden discutir unilateralmente" con un determinado país, sino que se aplican "contra todos los países" con los que la UE no tiene acuerdos de libre comercio. "Mientras las medidas no estén en vigor, esperamos evitar una disputa comercial significativa", ha concluido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado