Economía

ERC exige relegar a Sànchez, pero no activa el reloj electoral

  • Puigdemont se reúne hoy con diputados de JxCat en Bruselas
  • Torrent se niega a comparecer en pleno

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ya da por hecho que, de forma inminente, Carles Puigdemont tendrá que aceptar otro candidato a la presidencia de la Generalitat que no sea ni él, ni Jordi Sánchez.

El martes, Marta Rovira, secretaria general del partido, insistió en que la alternativa debería llegar esta misma semana y que tendría que ser alguien que permitiera una presidencia efectiva.

Sin embargo, la presión de ERC no fue más allá de las meras declaraciones, porque Roger Torrent, integrado en ERC, mantiene todavía la candidatura de Sànchez a la presidencia de la Generalitat y la fecha para la sesión de investidura pospuesta, a la espera de que se resuelva un recurso ante el Tribunal de Estrasburgo, contra la decisión del Tribunal Supremo de no excarcelar al expresidente de la ANC, que ni siquiera se ha presentado todavía.

Torrent, además, evita cualquier movimiento que signifique un paso hacia otras elecciones. Durante la reunión de la Mesa del martes, no se tramitó la petición de Ciudadadnos de que se celebrara un pleno especial en el que Torrent explicara las razones que le llevan a mantener parado el reloj hacia una nueva cita electoral. C's buscaba que, con esta sesión, y siguiendo el dictamen de los letrados del Parlament, Torrent reconociera que el primer pleno de investidura había fallado; provocando que arrancara el plazo hacia otras elecciones.

Aunque se defendió que el presidente del Parlamento catalán no está obligado a comparecer en un pleno de acuerdo con el Reglamento, Inés Arrimadas, líder de C's en Cataluña, reprochó al independentismo que sí se lo saltaran para declarar la independencia, al igual que el Estatut, y que, en estas circunstancias extraordinarias, se negara a dar explicaciones.

Arrimadas adelantó que solicitaría una reconsideración a la Mesa sobre la no tramitación de su petición, aunque también envió una carta a Torrent, en la que le pedía que activara el reloj electoral.

Por la mañana, había sido Miquel Iceta, líder del PSC, el que presentó una misiva al presidente del Parlament solicitándole que levantara el retraso de la investidura, ya que el recurso de Sànchez ante Estrasburgo no se había producido.

Ruptura de pactos

En este contexto, y ante la amenaza interna de ruptura en JxCat, hoy Carles Puigdemont se reúne en Bruselas con los diputados de su lista electoral; por lo que no puede descartarse algún golpe de efecto. El expresidente catalán insistió en que la retirada de su candidatura era provisional cuando propuso a Sánchez, pero parece poco probable que la retome.

El siguiente en la lista sería Jordi Turull- un candidato mucho más cercano a los intereses del PDeCat-, aunque comienzan también a sonar otros nombres, como el de Quim Torra, un editor catalán que se incorporó como independiente a la lista de JxCAT y que mantiene una línea dura rupturista.

A favor de Quim Torra jugaría que no está imputado en ninguna causa y que es una persona cercana a Carles Puigdemont. Sin embargo, con él se rompería el objetivo comprometido durante la campaña electoral de "restitución" del anterior Gobierno de la Generalitat. Cualquier candidato necesita del apoyo de los votos de la CUP.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado