Economía

RWE deja atrás las pérdidas y gana 1.900 millones en 2017

La 'utility' germana RWE obtuvo un beneficio neto de 1.900 millones de euros en 2017, frente a las pérdidas de 5.710 millones de euros registradas en 2016, según informó la compañía, que ha pactado un intercambio de activos valorado en 22.000 millones de euros con su rival E.On.

ESSEN (ALEMANIA), 13 (EUROPA PRESS)

En el conjunto del pasado ejercicio, RWE (RWE.XE)registró una caída de sus ingresos del 2,7%, hasta un total de 44.585 millones de euros, mientras que su Ebitda ajustado sumó 5.756 millones, un 6,5% más.

Por otro lado, RWE cerró el último ejercicio con una deuda neta de 20.227 millones de euros, una cifra un 10,9% inferior a la del año precedente.

"En 2017, nuestro objetivo era reposicionar estratégicamente a RWE y consolidar sus finanzas", indicó Rolf Martin Schmitz, consejero delegado de RWE. "Estamos otra vez en buena forma, con una sólida estructura financiera y menos deuda", añadió.

De este modo, los consejos de administración y supervisión de RWE propondrá a los accionistas de la compañía el reparto de un dividendo correspondiente al ejercicio 2017 de 1,50 euros por título, incluyendo el pago de un dividendo especial de 1 euro. De cara a 2018, la compañía pretende elevar la retribución ordinaria a 0,70 euros por acción.

E.On y RWE llegaron a un acuerdo durante el pasado fin de semana para llevar a cabo un intercambio de activos valorado en 22.000 millones de euros que supondrá una profunda reestructuración del sector energético germano, incluyendo el traspaso de la propiedad del 76,8% de Innogy, filial de renovables de RWE, a su competidora, que lanzará una OPA sobre el resto de la compañía en poder de accionistas minoritarios.

La operación, que requiere aún del visto bueno de los consejos de administración ambas empresas, así como de las autoridades de competencia, contempla la entrega del 76,8% de Innogy a E.On a cambio de una participación del 16,67% en la propia E.On, que llevará a cabo una ampliación de capital del 20%.

RWE destacó que al cierre de la operación combinará la propiedad del negocio de renovables de E.On y de Innogy, creando así una 'utility' líder europea en el sector de renovables, con una cartera diversificada de activos de generación convencional y renovable.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias