¿Está planificando su estrategia empresarial? Tenga muy presente estas siglas: ODS

Más noticias sobre:

Los ODS -Objetivos de Desarrollo Sostenible para quienes todavía no están familiarizados con las siglas- establecen un conjunto de prioridades y también aspiraciones para el 2030 en relación a cómo se debería promover un desarrollo sostenible a nivel mundial. Conforman así un conjunto de 17 objetivos, acordados en el marco de la ONU, con los que se pretende resolver los problemas sociales, económicos y ambientales. Pero creo que nos hacemos un flaco favor si continuamos expresándonos en fórmulas condicionales que parecen remitirnos a situaciones hipotéticas o aspiracionales.

Si utilizamos formas del indicativo y por lo tanto certeras los ODS constituyen un reto ineludible para que los distintos agentes implicados, empresas también, pongan su potencial innovador y transformador al servicio de la sociedad.

¿Pero de qué estamos hablando? Estamos hablando de poner en el foco de la actuación a un extenso conjunto de cuestiones directamente vinculadas con un desarrollo global de la sociedad equilibrado y sostenible: la pobreza, la salud, la educación, el trabajo, el clima o la igualdad de oportunidades, entre otras. Aspectos que impactan en primera y última instancia a la sociedad civil pero que ésta, por su naturaleza polisémica y poliédrica, involucra directamente a otras partes interesadas.

¿Y quiénes son estas partes interesadas? Evidentemente los gobiernos y otros agentes reguladores, pero también y fundamentalmente las empresas. Tal y como establece la Guía para la acción Empresarial en los ODS (SDG Compass), las Naciones Unidas en su agenda 2030 interpela directamente a las empresas para que pongan su creatividad, innovación, y en definitiva su capacidad transformadora, al servicio de una concepción del desarrollo de alto vuelo. Y al hacer alusión explícita a la creatividad y la innovación hace referencia a aspectos tan claves para la competitividad empresarial como la tecnología, la interconexión, la eficiencia energética, la formación, la comunicación, la reputación o el liderazgo.

¿Y cómo se incorporan los ODS en el desempeño empresarial? Los ODS se integran y normalizan de la misma manera cómo incorporamos el resto de objetivos en la dinámica empresarial: mediante el proceso de planificación estratégica. Un proceso de definición de acciones que ya no sólo contempla las metas y objetivos propios de la organización, sino que además los alinea con estos supra objetivos a nivel mundial, de los cuales depende en buena parte la propia supervivencia empresarial.

Por lo tanto, se trata de conocer e integrar los ODS como eje vertebrador cuando se definen las prioridades, se establezcan los objetivos en las distintas áreas de la empresa, se estime su consecución y finalmente se informe sobre su desempeño.

Ventajas para la empresa

¿Y qué gana la empresa con todo ello? Si la invocación anterior a la innovación y la creatividad no son suficiente aliciente, la propia guía hace explícitos algunos beneficios que no carecen de atractivo: a) por una parte, las nuevas oportunidades de negocio que pueden surgir de introducir estas nuevas dinámicas innovadoras al servicio de un crecimiento empresarial sostenible y transformador. b) por otra parte, mejorar la relación y gestión de los grupos de interés: clientes, proveedores, empleados e inversores con una concienciación creciente por los problemas globales y que pueden integrarse en el diálogo necesario para consolidar estrategias empresariales responsables. c) Además, introducir los ODS en la definición y comunicación de la estrategia empresarial tiene la enorme ventaja de utilizar un lenguaje común y por lo tanto de potencia y alcance global. d) También y desde una perspectiva más amplia, una actuación que integra un desarrollo social más equilibrado contribuye a promover ecosistemas empresariales y sociales más transparentes y por lo tanto más estables, y e) finalmente, si entendemos que esta es una iniciativa mundial cuyo alcance se extiende a todos los países y sus gobiernos, el subirse al tren de los ODS supone poder optar a los recursos que se pongan a disposición de las empresas que quieran integrarlos.

Llegados hasta este punto, alguien podría pensar, ¿estamos dejando la RSC atrás? No, de ninguna manera, son precisamente grandes aliados. La responsabilidad social corporativa y sus mecanismos de actuación suponen el marco de trabajo idóneo para abordar e integrar estos estos retos de sostenibilidad mundial que aportan la gran ventaja de ser precisamente mundiales, compartidos y en breve ampliamente reconocidos.

En definitiva, y volviendo a la primera pregunta que nos formulábamos: cuando hablamos de ODS estamos hablando de focalización y alineación entorno a una estrategia de sostenibilidad compartida para generar nuevas oportunidades de negocio que se desenvuelvan en un contexto de estabilidad social.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 73,25 -1,11 -1,49%
FRA 24,33 -0,12 -0,50%
ITA 128,32 -1,83 -1,40%
GRE 354,64 -10,79 -2,95%
POR 128,00 -1,91 -1,47%

Ecotrader



Evasión

Así es el fraude de los influencers

Así es el fraude de los influencers



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens