33043

Economía.- La reforma fiscal de Trump presionará a Europa a competir ante las ventajas fiscales, según Hogan Lovells

13/02/2018 - 13:45
Más noticias sobre:

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La bajada de impuestos generalizada, tanto en la tributación de los trabajadores como en la de las empresas, tras la última gran reforma fiscal aprobada el pasado diciembre por el Congreso estadounidense a propuesta del Gobierno republicano de Donald Trump, provocará que las empresas internacionales radicadas allí revisen sus estructuras en busca de una mayor ventaja fiscal de sus filiales en países como España, donde la carga fiscal es ahora mayor, y presionará a los países europeos a competir ante esta baja tributación.

Según un seminario organizado por la firma legal Hogan Lovells, donde han analizado en profundidad los cambios normativos en materia de impuestos tras la puesta en vigor de la reforma, la nueva tributación es "positiva para todos". "Estas medidas van encaminadas a que nos espabilemos", señaló el socio de la firma, Miguel Angel Sánchez.

En concreto, el Impuesto sobre Sociedades (IS) se ha reducido del anterior 35% al 21%, por debajo del 25% actual en España. Pese a que este nuevo tipo nominal beneficiará a gran parte de las empresas, no sucederá lo mismo con las que se acogían a créditos fiscales después de registrar pérdidas en ejercicios anteriores, algo que afecta, sobre todo, a los bancos, quienes ya han comenzado a ajustarse a este impacto.

LOS DIVIDENDOS ENTRANTES, LIBRES DE IMPUESTOS

El Impuesto Mínimo Alternativo (AMT), que establecía el tipo mínimo efectivo después de aplicar reducciones sobre la base imposible de los beneficios empresariales, se ha suprimido por completo, por lo que, a partir de este ejercicio fiscal, no existirá ningún límite para aplicar estas reducciones.

Una de las modificaciones más importantes en la ley tributaria estadounidense ha sido el paso de un régimen de renta mundial a uno de "régimen territorial", que supone la excepción en la tributación de los dividendos entrantes a Estados Unidos provenientes de sociedades filiales en el extranjero con una participación mínima del 10%. Anteriormente a la reforma, esta repatriación estaba gravada al 35% de Impuesto de Sociedades.

Algo parecido ocurrirá con las ganancias que estas filiales extranjeras hayan acumulado fuera de las fronteras estadounidenses desde el año 1986 hasta diciembre el pasado año. Si hasta diciembre la repatriación de estos beneficios tributaba al 35%, gracias a la reforma se podrán llevar de vuelta al país pagando tan solo el 15,5%, si se corresponden a caja o activos monetarios, o al 8% en los demás casos. Existe la posibilidad de fraccionar este pago en ocho años, además de compensar parte de los impuestos pagados fuera.

BAJADA DE IMPUESTOS A LAS EXPORTACIONES

Con el fin de evitar el traslado de empresas nacionales hacia el exterior, con la consiguiente pérdida de actividad que eso supone para la economía estadounidense, la reforma también ha introducido ventajas fiscales para apoyar las exportaciones, algo ante lo que, según recordó el 'counsel' de Hogan Lovells, Juan Garicano, la Organización Mundial del Comercio ya ha reaccionado como si se tratase de un "subsidio a la exportación".

Concretamente, esta ventaja se traduce en un tipo efectivo del 13,125% para los bienes o servicios prestados a personas no residentes en Estados Unidos, en lugar del nuevo IS del 21% y del 35% anterior. Este gravamen supone un importante aliciente para que las empresas no busquen en otros países con un bajo coste laboral, como México, su centro de operaciones, sobre todo cuando en la OCDE se paga de media un 25% por exportar, una cifra muy superior al nuevo tipo americano.

La reforma fiscal también se ha esforzado en promover la presencia de empresas nacionales en su territorio aplicando un tipo del 10% para los servicios prestados por parte de grupos multinacionales extranjeros. Esto podría provocar un traslado de las plantillas de grandes grupos españoles a Estados Unidos, aunque según el socio de Hogan Lovells, Javier Gazulla, esta medida presenta una "dudosa compatibilidad" con las cláusulas de no discriminación de los convenios para evitar la doble imposición.

Además, para evitar la deslocalización de los activos intangibles americanos, como la propiedad intelectual, se aplicará un tipo del 10,5% a las ganancias de las filiales estadounidenses en otros países que estén por encima del 10% del total de activos materiales de la empresa, ya que se consideran ganancias procedentes de activos intangibles transferidos fuera del país.

"LA BAJA TRIBUTACION ES POSITIVA PARA LA COMPETENCIA"

Ante este panorama, la firma de abogados Hogan Lovells asegura que los países europeos "van a tener que competir" frente a esta serie de ventajas fiscales, algo que tendría que fijar el sentido de las reformas fiscales a acometer en los países europeos.

"Con un tipo impositivo para las empresas del 21%, los grupos americanos reestructurarán sus filiales en el extranjero y cualquier tributación más alta es peor", aseguró Miguel Angel Sánchez, al mismo tiempo que añadió que "la tendencia a la baja" en los tipos "será positiva en este mundo en el que vivimos".

Además, según él, la materia fiscal es "uno de los ingredientes más relevantes para la economía global, con un efecto en todo el mundo" y la bajada de la tributación para las empresas es "positiva para la competencia".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias









El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 80,18 +1,05 +1,33%
FRA 26,89 +0,19 +0,70%
ITA 135,10 +2,35 +1,77%
GRE 365,43 -6,64 -1,78%
POR 129,37 +1,90 +1,49%

Ecotrader



Evasión

Cómo evitar el timo del influencer

Cómo evitar el timo del influencer



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens