Las patronales islandesa y alemana critican la injerencia de la nueva ley

8:45 - 13/01/2018
  • Islandia, pionera en ilegalizar la diferencia salarial entre hombres y mujeres
Foto de Dreamstime

No solo en España. También los empresarios islandeses y alemanes han puesto puntos sobre las íes a las iniciativas de sus gobiernos para acabar con la brecha retributiva entre hombres y mujeres en ambos países. Las normativas son diferentes en cada caso, pero tanto en Islandia como en Alemania se han ganado la oposición de las patronales.

En el caso islandés, país pionero en ilegalizar la diferencia de sueldos entre personas de distinto género que desempeñan el mismo puesto de trabajo, una parte del sector empresarial critica la nueva ley bajo el argumento de que limitará la capacidad de las empresas más pequeñas. "Las empresas deben hacer esto para su propio beneficio y el beneficio de sus empleados", afirmaba Halldor Thorbergsson, director general de la confederación de empleadores de Islandia, para el Times. "Pero no debe ser legalizado", concluía.

A pesar de la oposición que ya manifestó la patronal cuando el Gobierno anunció la medida en marzo de 2017, Islandia, uno de los países más avanzados en materia de igualdad, ha empezado este 2018 dando un paso decisivo al prohibir por ley las diferencais salariales y decretar que un mismo trabajo debe obtener una misma remuneración sin importar el sexo, la identidad de género, el grupo étnico, la identidad sexual, la nacionalidad o la religión.

Desde el pasado día 1 de enero, la ley promulgada por la primera ministra Katrín Jakobsdóttir obliga a las empresas que tengan una plantilla de al menos 25 trabajadores a disponer de un certificado de "paridad salarial", debiendo pagar una multa si no lo consiguen, aún sin concretar, pero que en ningún caso superará los 400 euros al día.

Si bien la nueva legislación entró en vigor el día 1, el Gobierno ha facilitado un calendario de adaptación y no será hasta 2022 que todas las empresas de más de 25 trabajadores deberán contar con este certificado.

Alemania, más 'light'

En el caso alemán, la equiparación de la mujer en el ámbito laboral fue una de las prioridades en la agenda socialdemócrata (SPD) durante la pasada legislatura, en la que gobernaron en gran coalición junto con el bloque conservador de la canciller Angela Merkel, que ahora ata los últimos flecos para conformar un nuevo Ejecutivo.

Pocos días después de la entrada en vigor de la ley islandesa, Berlín dio luz verde a una nueva norma que obliga a las grandes empresas a informar a sus empleadas de cuánto ganan sus compañeros hombres por realizar un trabajo similar. La medida se aplicará a compañías con al menos 200 empleados y no establece que las trabajadoras podrán conocer el salario concreto de un compañero, sino que obtendrán el cálculo de la media de los salarios de al menos seis empleados del sexo opuesto que realicen tareas similares. La ley no contempla sanciones, pero si el empresario incumple, podrá ser demandado ante los tribunales.

Pese a ser más laxa que la ley islandesa, desde la patronal alemana tampoco ocultaron las críticas a una norma que consideran va a complicar la vida del empleador. "La ley de transparencia es una injerencia masiva en el exitoso modelo de relaciones laborales alemán. En lugar de regulaciones hipercomplicadas, los políticos deberían luchar por más guarderías y escuelas de jornada completa. Es necesaria también una formación profesional sin estereotipos en la que niños y niñas se interesen por todo tipo de trabajos", dijo Steffen Kampeter, director de la confederación de empleadores.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 4

#1
13-01-2018 / 10:53
Puntuación 8

enhorabuena por islandia, le ha tomado como 3 decadas mas que españa en hacer ilegal la discriminación de salario por genero o raza etc, pero no importa, para los medios ellos fueron los primeros

#2
13-01-2018 / 12:52
Filemón
Puntuación 10

Enhorabuena a los islandeses, ahora ya da igual ser mejor trabajador que tu compañero o compañera, vas a cobrar lo mismo, asi que da igual.

#3
13-01-2018 / 14:09
Daniel
Puntuación 5

Yo estoy con el comentario #2.Hay que perseguir que haya una igualdad salarial, pero crear una ley para ello me parece excesivo e incluso puede derivar en injusticias.

Es mas por si acaso hay alguna duda si una mujer lo hace mejor que un hombre que se le pague mas a la mujer.

#4
13-01-2018 / 16:24
Puntuación 4

En Islandia, a finales de los 80, vi yo por primera vez tanto alcoholismo en tíos como en tías. Sería por lo de la igualdad. Tb ví la primera pelea callejera entre tías con pinta de machuchos, a botellazo limpio.

Y es que están tan adelantados estos vikingos !!!

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 94,03 -0,31 -0,33%
FRA 27,47 +0,09 +0,34%
ITA 140,90 -0,59 -0,42%
GRE 322,14 -8,66 -2,62%
POR 122,80 +1,56 +1,29%

Ecotrader



Evasión

Los insectos llegan a España

Los insectos llegan a España



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens