Economía

Draghi: "Mantendremos la política monetaria hasta que el crecimiento se traslade a la inflación"

  • Al banquero le preocupa el repunte del euro y sus implicaciones
El presidente del BCE, Mario Draghi.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha indicado que persisten las incertidumbres para las perspectivas de inflación en la eurozona a medio plazo, en particular la volatilidad en los tipos de cambio, y defendió mantener un "nivel sustancial" de estímulos monetarios. l El BCE destaca la expansión de la Eurozona pero reconoce que la volatilidad del euro crea incertidumbre

Draghi ha confirmado que el BCE tomará decisiones "este año" sobre el futuro de sus instrumentos de política monetaria, es decir, su política de bajos tipos de interés y su programa de compra de deuda pública y privada de la zona euro.

"Necesitamos ser pacientes y persistentes. Un ajuste al alza de la inflación que sea duradero y sostenido por sí mismo requiere una mayor absorción de la inactividad económica. Esto, a su vez, aún requiere un amplio grado de política monetaria acomodaticia", ha dicho Draghi ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara.

"La recuperación en curso está impulsada por la demanda interna de cada país, el mercado de trabajo ha mejorado notablemente y la inversión también, impulsada por condiciones de financiación muy favorables", ha subrayado el banquero.

Riesgos equilibrados

También ha señalado que los riesgos que rodean las perspectivas de crecimiento de la zona del euro son equilibrados. Al mismo tiempo, ha indicado que, siguen existiendo riesgos a la baja, principalmente relacionados con factores globales y la evolución de los mercados de divisas.

Pero Draghi ha advertido que "la firme recuperación económica todavía necesita traducir de manera más convincente una dinámica de inflación más fuerte". Para el máximo responsable del BCE los riesgos de deflación han desaparecido casi totalmente.

La inflación general, que fue de 1,5% en agosto, se espera que disminuya temporalmente hacia el final del año, impulsada principalmente por los efectos de base en el componente de energía. Posteriormente, se espera que aumente gradualmente, alcanzando el 1,5% en 2019, según las proyecciones del personal del BCE.

Objetivos de inflación

"Estamos cada vez más seguros de que la inflación llegará finalmente a niveles acordes con nuestra meta de inflación, pero también sabemos que todavía se necesita un grado sustancial de acomodación monetaria para que se materialice la trayectoria ascendente de inflación", ha remarcado.

"Todavía se observan algunas incertidumbres con respecto a la perspectiva de la inflación a medio plazo. En particular, la reciente volatilidad del tipo de cambio representa una fuente de incertidumbre que requiere un seguimiento con respecto a sus posibles implicaciones para las perspectivas a medio plazo para la estabilidad de precios", ha advertido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado