Moncloa se equivoca si cree que basta con exigir que se cumpla la ley

10:00 - 12/08/2017
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. Imagen: EFE

España no es un Estado autoritario ni Cataluña es una colonia oprimida y saqueada, tal y como desacomplejadamente proclama el independentismo.

Habrá quien piense que son obviedades innecesarias de afirmar y defender, pero lo cierto es que en Cataluña hay cerca de dos millones de personas que respaldan con su votos estas tesis. Y que, a lomos de esa mayoría, el Gobierno de una de las regiones más ricas y más pobladas del país está dispuesto a romper la legalidad y abrir una crisis de consecuencias impredecibles.

Resulta decepcionante el escaso interés que se percibe desde el Gobierno, las instituciones y las fuerzas políticas nacionales por reivindicar un Estado que, con sus muchísimas fallos y deficiencias, está a la altura de las democracias de nuestro entorno.

El esquema se repite de forma sistemática. Cualquier hecho es instrumentalizado por los independentistas -incluso torciendo la realidad hasta donde haga falta- para alimentar su victimismo sin que nadie en el otro lado los rebata. Así ha sucedido con el colapso de El Prat, en donde desde ERC se ha llegado a plantear que la huelga era un nuevo ataque del Estado a Cataluña.

Hace unos meses, Puigdemont equiparó en Estados Unidos la democracia española con la Turquía de Erdogan y afirmó que los catalanes luchaban pacíficamente por sus derechos civiles, como a mitad de siglo XX lo hizo la comunidad negra en el país. ¿Recuerdan alguna reacción?

Podría confundirse el silencio del Estado con la falta de argumentos para defender que España no es una democracia de baja intensidad, mantra que se repite habitualmente desde la Generalitat. Pero es que no hace falta rebuscar demasiado.

España es miembro de la UE, del Consejo de Europa y de muchos otros organismos internacionales que exigen para su ingreso credenciales democráticas. También, está sometida a la Justicia de la UE y al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, organismos que no muestran ningún complejo en condenar las vulneraciones de las instituciones.

¿Están todos estos organismos haciendo la vista gorda y obviando los desmanes y abusos del Estado contra Cataluña? Evidentemente no. Pero eso no cambia una realidad: sigue habiendo casi dos millones de catalanes que votan tesis independentistas. No son más -según las últimas elecciones el 47,7 por ciento-, pero están más movilizados, hacen más ruido y demuestran más convicción que los contrarios a la independencia.

El valor de la ley está en la confianza de la ciudadanía en su fuerza obligatoria y vinculante. Sin ella, es papel mojado. Pero, para alimentar esa confianza, no basta con enunciar su obligatoriedad y advertir de las consecuencias de su incumplimiento.

Desinterés peligroso

Frente a un independentismo incansable en la deslegitimación del Estado, la ley y los tribunales -con la inestimable ayuda de Podemos y sus marcas asociadas-, nos encontramos un constitucionalismo acomplejado y perezoso. Y este desinterés pone en peligro la respuesta del Estado ante el desafío soberanista, puesto que las medidas excepcionales que aquí se detallan requieren de un respaldo y una legitimación política y social muy amplia.

Tiene razón el Gobierno de Rajoy cuando se muestra inflexible en exigir y garantizar el cumplimiento de la ley, y está perfectamente legitimado para emplear en ello los recursos que el ordenamiento pone a su alcance. Pero se equivoca si considera -y así lo parece- que con eso basta.

El órdago independentista no sólo se combate con la ley y los tribunales. El Ejecutivo tiene que entrar a la batalla de la opinión pública e invertir tiempo y recursos en convencer y en legitimar el Estado. Cada mentira y manipulación del soberanismo no rebatidas debilitan las instituciones y la ley.

En esta tarea hay también que exigirle un compromiso firme a un PSOE que, si bien se muestra más activo en la voluntad de convencer a los catalanes frente al discurso soberanista -aunque con propuestas vacías de contenido-, comete el grave error de incorporar a su ideario tesis que legitiman posiciones rupturistas.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 21

#1
12-08-2017 / 10:25
a
Puntuación 8

El gobierno español todo lo ha basado en dar dinero a espuertas, privando de este recurso a otras CCAA, en dar sedes internacionales, que bien podrían estar en otras CCAA y que no siempre sean las mismas, etc. No ha llevado una política adecuada informativa por el mundo, no ha sabido enfrentarse a las mentiras y manipulación de la historia que audazmente han manejado ciertos gobernantes catalanes sin rubor alguna, no ha aplicado en el momento oportuno todas las transgresiones legales, dejando desamparados a muchos catalanes no nacionalistas, etc. La omisión no es buena compañía para un gobernante.

#2
12-08-2017 / 10:37
zas
Puntuación -6

Al 1, ¿Y tus datos?

La realidad es que la Andalucía del PSOE también tiene "sedes internacionales" y que el mundo entero apoya a España salvo Maduro.

Hay miles de diplomáticos españoles haciendo bien su trabajo, han conseguido que cada viaje de Mas y de Puigdemón hayan sido auténticos fracasos.

¿Quién eres tú para decir lo contrario?

Ah! sí, un Dios izquierdita.



Copia y pega esto en el navegador y pide perdón a los lectores por estar tan "equivocado".

http://www.extenda.es/web/opencms/

red-oficinas/



A los del PP: seguir trabajando, por favor, y que sepáis que no todos somos unos ignorantes "sabelotodo" como Randall, el podemita de guardia.

#3
12-08-2017 / 10:38
KLO
Puntuación 0

En un país democrático y moderno, lo principal, es que las leyes se cumplan. Luego, dentro de la legalidad, se puede opinar de todo.... En las regiones donde prolifera en Nazionalismo/Separatismo, lo primero, es que hay que poner en claro, es porque existe una persecución feroz hacia la identidad común de todos los españoles. Una vez aclardo este asunto, el camino hacia la concordia estará despejado.

#4
12-08-2017 / 10:45
Ti
Puntuación 7

Pedro del Rosal le recomiendo que vea el reportaje de las cloacas de interior

#5
12-08-2017 / 11:01
Tanta derecha. A votar y punto en boca eh.
Puntuación -12

Muy imparcial y no subjetiva la noticia ¿Se puede ser más de derechas?

#6
12-08-2017 / 11:39
-
Puntuación 5

Las evidencias del Rosal y la meridiana claridad de Mariano son lo mismo. Con un titular semi-creible desarrolla sus tesis descalificadoras en el escrito, con falsas teorías conspirativas y tratando a 2 millones de catalanes de faltos de juicio. Sin novedad en plan de desconexión, todo esta en lo previsto.

#7
12-08-2017 / 11:50
tonto a las 6
Puntuación -2

Al 6, "plan de desconexión"

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

HAHAHAHAHAHAHAHA

TOOOOONTOOOOOOO



A tonos nos queda claro que hay un plan, dimisiones incluidas...

JAJAJAJAJAJAJA



Os habéis acostumbrado a hablar a los tontos y os creéis que todos somos como esos 2 millones de botarates.... capaces de creer que Colón era catalán...

JAJAJAJAJAJAJAJAJA

#8
12-08-2017 / 12:01
Carmen
Puntuación 1

Algo así como propaganda y contrapropaganda. Ya bastante se manipula a la gente con los medios por ambos bandos y no creo que sirva para dar más argumentos a los no independentistas sobre todo porque los independentistas retuercen y se sacan de la chistera lo que haga falta.

Primero sería deseable que la gente viese diálogo entre Rajoy y Puigdemont y ya sea por uno o por otro o por los dos, eso no se ve.

Segundo abrir un debate a nivel nacional en el que participe todo el Estado y todas las Instituciones. Quién nos dice en realidad que no es el momento para eliminar la estructura parasitaria de las CCAA para la mayoría de los ciudadanos viendo lo que pasa cuanta más autonomía das? Una buena propaganda del Gobierno central tendría que venir por ahí. Y luego ver el sistema para avanzar en saber qué quiere la mayoría de españoles. Quizás todo este entresijo nacionalista sea el germen de un futuro estado centralizado por la simple hartura de los ciudadanos.

#9
12-08-2017 / 12:03
-
Puntuación 0

#7.- ¿ Tu eres así solo los sábados ? Si te ocurre los demás días de la semana tienes mas de un problema.

#10
12-08-2017 / 12:29
miguel
Puntuación 1

¿De qué abusos del estado habla este personaje?Tiene razón no es bastante con aplicar la ley,también se tendría que suprimir el estado de las autonomías para que esto no se siga repitiendo en el futuro.Tenemos que aprender de Francia.

#11
12-08-2017 / 12:37
un ex socialista
Puntuación 1

hay que aplicar el articulo 155 con dos cojones, y ni los tiene el pp, ni pesoa ni podemos, bi ciudadanos, vaya patriotas de mierda, y aun enccima les pagamos el sueldo a esta basura , lo tenemos merecido, por votar a cobardes

#12
12-08-2017 / 12:42
luis
Puntuación 1

155 ....ya,,,,

#13
12-08-2017 / 12:54
UNA NACION ESPAÑA
Puntuación 1

de acuerdo con el 11, TIENE MAS RAZON QUE UN SANTO, VAYA ESCORIA DE DESCOJONADOS,, ASI VAMOS AL DESASTRE CON ES TROPA DE INUTILES, ARRIBA ESPAÑA, UNA SOLA NACION,Y SOLO UNA

#14
12-08-2017 / 13:07
APLICAR EL CÓDIGO PENAL !!! YA¡¡¡
Puntuación 1

QUE PASA CON LOS FLAGRANTES DELITOS DE SEDICCIÓN Y REBELIÓN QUE SE ESTAN COMETIENDO DE FORMA CONTINUADA INDIVIDUAL Y COLECTIVA EN CATALUÑA?

MARIANO, CUANDO PIENSAS APLICAR EL CÓDIGO PENAL?.

MARIANO, NO ESTARÁS HACIENDO DEJACIÓN DE FUNCIONES?.

MARIANO, NO ACABARAS TÚ EN CHIRONA?

#15
12-08-2017 / 13:41
Adios
Puntuación -3

Que pena de pais. 80 años de dictadura.

En cualquier pais de mundo, estos corruptos estarían en la cárcel.

Mariano, donde esta la ley para proteger y custodiar el dinero público?

Encienden España para esconder su corrupción.

Y LA FISCALIA DE VACACIONES !!!

Bye bye Spain !!!!

#16
12-08-2017 / 13:50
al 15
Puntuación 1

al 15

.PAYASO....

#17
12-08-2017 / 14:24
JonS
Puntuación -3

El proble elEconomista es la existencia de tantos millones de personas que siguen insistiendo en ideas como la "unidad nacional", la "existencia de una única nación", etc. Eso ya lo están denunciando medios nada sospechosos de connivencia con el soberanismo de las otras naciones (si, naciones, no regiones) del Estado como The Financial Times, The Economista, The New York Times. etc. Lean, lean esos medios, señores de el Economista y entérense !

#18
12-08-2017 / 16:05
good bye estelados
Puntuación 0

al 15

El dictador durante 40 años decidió industrializar Cataluña a consta del sudor del resto de los españoles. De hecho el que quería trabajar tenía que emigrar a Barcelona.

En 40 años de democracia el bipartidismo tuvo que pactar con la bisagra de Pujol y compañías, a cambio de dinero y prebendas.

Cataluña nos debe todo al resto de España, pues tras 80 años sangrándonos es hoy lo que es, a pesar de que sus gobiernos independentistas la han hundido y robado.

Sin estos 80 años chupando, sería Cataluña un desierto.

#19
12-08-2017 / 16:13
al 15 adios adios
Puntuación 1

Todo lo contrario, no se debe privilegiar a una región separatista lo que debe es equilibrar la balanza e invertir en zonas de España que son más pobres, a Cataluña se le ha dado trato de favor desde hace siglos por las continuas presiones en Madrid y victimismo, no es justo. Yo por mi parte seguiré mi desconesión a los productos catalanes.

#20
12-08-2017 / 16:17
así es
Puntuación 1

Ya está bien de seguir siendo chantajeados por los nacionalistas catalanes de las esteladas, llevan toda la vida viviendo del ventajismo politico, haciéndose pasar por los maltratados, cuando han sido ellos con sus chantajes continuos, los grandes beneficiados por todos los gobiernos, y todo a costa de quitar beneficios al resto de los territorios de España, las grandes inversiones siempre han ido a parar a Cataluña, las grandes empresas siempre han sido subvencionadas para instalarse en Cataluña, y la resto que nos den.

! Ya está bien de privilegiar a Cataluña ¡

#21
12-08-2017 / 16:41
Panda de payasos
Puntuación 1

Cacaluña es una tribu que cree en fantasías inculcadas por adoctrinadores expertos

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 114,57 -0,10 -0,08%
FRA 29,78 +0,22 +0,73%
ITA 162,24 +0,44 +0,27%
GRE 523,10 +1,04 +0,20%
POR 235,04 -0,93 -0,40%

Ecotrader



Evasión

Pizza 'al gusto' de Amancio Ortega

Pizza 'al gusto' de Amancio Ortega



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens