Todo lleva aceite de palma: cada humano consume ocho kilos de media al año sin saberlo

8:24 - 19/05/2017 Actualizado: 11:24 - 19/05/17
  • Malasia e Indonesia producen alrededor de 85% del suministro mundial
  • En la UE los ciudadanos consumen 60 kilos per cápita de este aceite
Plantaciones de palma, foto de Bloomberg

El aceite para cocinar más utilizado en el mundo entero parece estar presente en todo: desde la masa de la pizza hasta los helados o el champú. El consumo mundial per cápita ha aumentado más del doble desde el año 2000 hasta los 7,7 kilogramos en 2015, según datos de la consultora Gro Intelligence. Malasia e Indonesia producen alrededor de 85% del suministro mundial. | Aldi eliminará el aceite de palma en sus productos ecológicos 

Cuando vaya al supermercado échele un vistazo a cualquier paquete, porque el aceite de palma es el aceite vegetal más consumido del mundo (supone el 32% del total de aceites vegetales) y casi seguro que va a comprar algo que lo contenga. De hecho, hay una probabilidad de alrededor del 50% de que el producto contenga aceite de palma, según las estimaciones de World Wildlife Fund (WWF) que recoge la agencia Bloomberg.

Este aceite, que se elabora a partir del fruto de la palma aceitera (Elaeis Guineensis), está siendo protagonista de la penúltima polémica alimentaria por su alto contenido en grasas saturadas, con numerosas voces criticando sus efectos en la salud. De hecho, muchos supermercados están anunciando la retirada de productos que lo contengan ante un consumidor cada vez más sensible a este tipo de mensajes, y dados los problemas que puede crear, habitualmente se mezcla también con aceite de soja (entre ambos suponen el 50% del total), de propiedades similares pero con menos grasas saturadas.

Sin embargo, la propia WWF asegura que otro gran problema que acarrea su uso masivo es el medioambiental, con regiones enteras del sudeste asiático arrasadas para plantar esta especie que introdujeron los británicos en el siglo XIX en la zona. Además de la pérdida de bosques únicos y su hábitat, estas prácticas han provocado la expulsión de grandes masas de población indígena y puesto en peligro especie oriundas de orangutanes o tigres, por ejemplo.

¿Por qué tiene tanto éxito?

El éxito de la palma tiene dos razones principales. La primera, bajo coste y eficiencia. La segunda es su elevada resistencia a la oxidación, lo cual permite que se pueda conservar durante mucho más tiempo que otro tipo de sustitutos, y siga siendo útil para freír alimentos. Otra de sus ventajas es su sabor neutro y que es inodoro, por lo que es muy útil para productos precocinados. 

Por ejemplo, las masas de pizza, tanto congeladas como frescas, obtienen la textura deseada gracias al aceite de palma. Muchos helados también adquieres su cremosidad por este aceite, así como el chocolate. Parte de su popularidad viene también de su uso como sustitutivo de las grasas-trans, otro producto caído en desgracia por sus contraindicaciones.

El aceite de nuez de palma (que viene de la semilla y es todavía más graso, tiene el mismo origen botánico pero es distinto) se usa en jabones y detergentes. Además se emplea en cosméticos (en las barras de labios evita se derrita, mantiene el color y las hace prácticamente insípidas) y productos farmacéuticos. Ambos aceites a veces se usan como sinónimos.

Por último, hay que destacar que el aceite de palma se usa como materia prima en la producción de biocombustibles, y desde la UE se calcula que aproximadamente la mitad del aceite de consumido en el continente acaba en los depósitos de camiones, coches y otros vehículos

La palma como árbol es oriunda de África, aunque estudios arqueológicos estiman que ya se usaba en Egipto 3.000 años antes de Cristo. Los británicos descubrieron en plena Revolución Industrial que el aceite del fruto podría ser muy útil como lubricante y para hacer jabón. Su uso se extendió como el de otras muchas materias primas, aunque la producción seguía centrada en África Occidental.

A finales del siglo XIX los británicos introdujeron la palma en Malasia como planta ornamental, pero la producción comercial no empezó hasta 1917, gracias al un francés, Henri Fauconnier. Fauconnier llegó en 1905 en la región de Selangor, en la costa oeste de Malasia, para establecer una plantación de café. Pero la incertidumbre sobre el café y el caucho le llevó a experimentar con el aceite de palma, del que había oído hablar en dos viajes a Indonesia. Finalmente, en ese 1917 decidió plantar las primeras semillas en Malasia, sentando las bases de lo que hoy en día es una industria imprescindible para el país.

Un cultivo histórico que crea trabajo

Las autoridades malayas pronto vieron el potencial de este nuevo cultivo, especialmente desde la independencia del Imperio Británico en 1957. La expansión fue apoyada como parte de una medida pública para aliviar la pobreza mediante el aumento de la producción agrícola con plantaciones de aceite de palma para reemplazar al caucho a partir de 1961. El gobierno malasio también buscaba diversificar su producción del propio caucho y del estaño (Malasia llegó a ser el primer productor global de este metal).

El aceite se convirtió en el principal producto agrícola de Malasia en 1989, que ganó cuota de mercado rápidamente a Nigeria, que dominaba el mercado a mitad del siglo pasado, gracias a unas plantaciones más modernas y las economías de escala. La producción se ha multiplicado por tres desde 1990 hasta alcanzar un récord de 19,96 millones de toneladas en 2015, antes de que la sequía vinculada con El Niño la redujera el año pasado, según datos de la Junta Malasia del Aceite de Palma. La producción mundial también está aumentando con la aceleración de la demanda, ya que se utiliza más para producir biocombustibles, especialmente en Indonesia.

La expansión en Malasia e Indonesia no ha estado libre de polémica, con acusaciones a los agricultores por usar supuestamente métodos ilegales de tala y quema para despejar tierras para plantaciones, destruyendo bosques tropicales y hábitats de animales protegidos, como los orangutanes. En 2015, se atribuyó a esta práctica una neblina severa que cubrió partes de Asia, dificultado los viajes aéreos y causando muertes prematuras en algunos casos, según varias investigaciones.

La preocupación sobre el impacto medioambiental y social del aceite de palma han sido objeto de gran controversia por parte de organizaciones no gubernamentales. Algunos grupos, como Greenpeace y WWF dan calificaciones o notas para que los consumidores actúen según el uso del aceite de palma, en función de si es sostenible o no. En 2004, la industria formó la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible para establecer estándares en asuntos como el medio ambiente y el trabajo, y para emitir certificaciones.

La agricultura contribuyó un 8,9% del producto interior bruto de Malasia en 2015, y el aceite de palma representa el 47% de la actividad económica de este sector, según datos gubernamentales. El país está tratando de aumentar los ingresos procedentes del aceite de palma en el marco de la Estrategia Alternativa de Biomasa, con el cual se busca crear más de 66.000 nuevos puestos de trabajo y elevar la contribución del sector al PIB de Malasia en 6.900 millones de dólares.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 10

#1
19-05-2017 / 09:42
Uno
Puntuación -36

No soy ningún fan del aceite de palma pero ... ¿quién paga esta campaña de de desprestigio? Casi me dan ganas de tomarlo sabiendo cómo funciona el periodismo moderno y el respeto que tienen por la verdad.

#2
19-05-2017 / 10:13
Carlos
Puntuación -56

Pues en Centroamérica no destruye bosques y además tiene buen sabor, yo por mi parte seguiré consumiendo productos con aceite de palma. Ni caso a los mismos que decían que el hibuprofeno era bueno para todo y ahora da cáncer.

#3
19-05-2017 / 10:52
Haxe
Puntuación 51

Amigo Carlos, "ibuprofeno" va sin "h".

Respetemos al diccionario y evitemos semejante dolor de ojos.

Saludos

#4
19-05-2017 / 12:01
ZP EXCREMENTO
Puntuación 32

ZAPA TERO ERA MÁS DAÑINO QUE EL TABACO Y SIN EMBARGO HABÍA 11M ILLONES DE ANO RMALES QUE LE VOTABAN

#5
19-05-2017 / 13:10
Carlos
Puntuación -2

Número 3 como se escriba, lo que tienes que interpretar es que quieren influir en lo que comemos como si tuvieran ellos la verdad en su mano. No podemos creer lo que nos cuenten personas que mienten con el ibuprofeno, con el no virus del SIDA ( no ha sido aislado aún) los que no nos explican lo que están esparciendo desde misteriosos aviones ( los quimtrails) son los mismos, medios de desinformación masiva, salvo excepciones.

#6
19-05-2017 / 16:45
Rubén E. Vargas
Puntuación -7

La verdad es que no está científicamente comprobado que reducir el consumo de grasas saturadas o colesterol provenga o reduzca la mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Rubén E. Vargas, PhD ( Bioquímico Nutricional).

#7
19-05-2017 / 16:49
Rubén E. Vargas
Puntuación -9

La verdad es que no está científicamente comprobado que reducir el consumo de grasas saturadas o colesterol prevenga o reduzca la mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Rubén E. Vargas, PhD ( Bioquímico Nutricional).

#8
19-05-2017 / 18:37
GRADO 33
Puntuación -2

TODO MENTIRA,ALGUIEN ESTÁ PAGANDO PARA QUE PUBLIQUEN ESTOS ARTÍCULOS.

SI HABLAMOS DE DEFORESTACIÓN TENEMOS QUE NECESARIA MENTE HABLAR DE ANDALUCÍA ,EN DONDE HAN TENIDO QUE DEFORESTAR DECENAS DE MILES DE HECTÁREAS PARA PLANTAR OLIVOS,QUE POR CIERTO ES UN ÁRBOL QUE PRODUCE MUCHO MENOS OXÍGENO QUE LA PALMA ACEITERA.ASÍ QUE NO CREAIS NADA.

TODA LA VIDA HE CONSUMIDO ACEITE DE PALMA Y AQUÍ ESTOY JOVEN Y SANO.

#9
22-05-2017 / 19:16
Puntuación 0

Puedes completar el artículo si visitas esta página: https://club-bakery.com/2017/04/05/aceite-de-palma-peligroso-o-beneficioso/

#10
22-05-2017 / 19:18
Puntuación 0

Puedes completar el artículo si visitas esta página: https://club-bakery.com/2017/04/05/aceite-de-palma-peligroso-o-beneficioso/

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.




El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 121,24 -0,94 -0,77%
FRA 42,70 -0,45 -1,03%
ITA 176,97 +1,23 +0,70%
GRE 563,72 -4,73 -0,83%
POR 281,35 -1,78 -0,63%

Ecotrader



Evasión

El queso de los 1.260 euros

El queso de los 1.260 euros



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens