Temer aspira a ser recordado como quien encaminó a Brasil tras el "desastre"

22/04/2017 - 17:30
El presidente brasileño, Michel Temer

El presidente brasileño, Michel Temer, ha dicho que quiere ser recordado como quien encaminó al país tras el "desastre" causado por el "populismo" de sus antecesores, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff. Afirma que con la visita oficial del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se intensificarán "enormemente" las relaciones comerciales entre ambos países y anima a las empresas españolas a participar del vasto plan de privatizaciones y concesiones de su gobierno.

En medio de la aguda crisis generada por los continuos y graves escándalos de corrupción que sacuden al país, Temer aseguró a Efe que su principal objetivo es rescatar a la economía brasileña de la profunda recesión en que se sumergió hace dos años, con una receta que implica "duras", "profundas" e impopulares reformas.

El presidente de Brasil, Michel Temer, afirma que con la visita oficial del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se intensificarán "enormemente" las relaciones comerciales y anima a las empresas españolas a participar del vasto plan de privatizaciones y concesiones de su gobierno.

"Creo que con la presencia del presidente (Mariano) Rajoy en Brasil, esta relación comercial se va intensificar enormemente en beneficio de Brasil y de España", dijo el mandatario en una entrevista en Brasilia.

Rajoy realizará el lunes y martes próximos una visita al país sudamericano con una primera parada en Brasilia, donde será recibido por Temer para una reunión de trabajo, y posteriormente ambos gobernantes se reunirán con una docena de grandes empresarios españoles que operan en Brasil.

"El objetivo es revelar la amistad que existe entre Brasil y España, pero también incrementar las inversiones", aseguró el jefe de Estado brasileño.

En este sentido, Temer destacó el "plan de privatizaciones y concesiones" que ha puesto en marcha su Gobierno y en el que confía que participen las empresas españolas.

"Hoy tenemos más de sesenta sectores que serán concedidos y más que eso, por ejemplo, el lunes vamos a colocar en la Bolsa de São Paulo 34 líneas de transmisión de energía eléctrica que serán privatizadas", agregó.

Además, "otros 34 otros sectores", como "puertos, aeropuertos o autopistas" también serán concedidos próximamente, algo posible, sostiene Temer, "fruto de la credibilidad y confianza que Brasil esta ganando".

"Ya hicimos la concesión de (cuatro) aeropuertos y privatizamos una compañía de energía en el estado de Goiás" (centro), señaló en referencia a las concesiones subastadas en marzo pasado para operar los aeropuertos de las ciudades de Salvador, Fortaleza, Porto Alegre y Florianópolis, y a la venta a finales de 2016 de la distribuidora eléctrica Celg a la italiana Enel.

En su opinión, las compañías españolas tienen una gran oportunidad de participar en este plan, pues "ya tienen una presencia muy significativa" en el país.

"Confiamos mucho en eso, que entren en el plan de privatizaciones y concesiones. Tenemos una fraternidad comercial y política muy acentuada con España", expresó el presidente, quien apuntó que su Gobierno está haciendo reformas económicas de calado, como un techo de gasto, ya aprobado, y sendos proyectos de reforma laboral y del sistema de jubilaciones y pensiones, aún en trámite.

De acuerdo con datos oficiales, España es el segundo mayor inversor en el gigante sudamericano, con capitales acumulados que alcanzaron los 64.000 millones de dólares en 2016, además de que Brasil es el tercer mayor destino de las inversiones directas españolas en el mundo.

Por otro lado, la balanza comercial entre los dos países llegó el año pasado a 5.200 millones de dólares.

Preguntado sobre si los múltiples escándalos de corrupción podrían impactar negativamente en estos indicadores, Temer aseveró que "afecta en índice cero".

"No hay ninguna preocupación, percibo yo, de las empresas en general, de las inversiones extranjeras y nacionales, ni de las españolas en ese asunto. Brasil no va a parar porque hubo un accidente de esto o de aquello o una delación de alguien", subrayó.

La visita de Rajoy se completará la noche del lunes y el martes en São Paulo, donde participará en otros dos eventos que reunirán a empresarios de ambos países, para después trasladarse a Uruguay.

La última vez que un presidente de gobierno español visitó Brasil fue en junio de 2012, cuando el propio Rajoy participó en Río de Janeiro en la cumbre Río+20 y se desplazó también a la capital paulista.

Sobre una eventual visita de Temer a España, país al que ya viajó oficialmente cuando era vicepresidente, manifestó que de producirse una invitación, la aceptaría "con mucho placer".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 1

#1
22-04-2017 / 19:28
Y tu me lo preguntas
Puntuación 8

Un sujeto que es compendio de corrupciones, dando lecciones de salvapatrias. Me recuerda a Granados de Esperancita cuando intervenía en las tertulias de televisión.

O sea, que la alternativa al "populismo", está en el "CHORIZISMO".

Pues vamos aviados.






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 116,06 -0,66 -0,56%
FRA 28,12 -0,14 -0,51%
ITA 163,85 +4,21 +2,64%
GRE 512,75 +2,41 +0,47%
POR 196,94 -0,31 -0,16%

Ecotrader



Evasión

El jet privado ya no se lleva

El jet privado ya no se lleva



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens