La Cámara de España ayuda a las pymes a ahorrar hasta un 20% en su factura energética

16/02/2017 - 11:01
Más noticias sobre:

El programa europeo STEEEP (Support and Training for an Excellence Energy Efficiency Performance), coordinado a nivel nacional por la Cámara de Comercio de España y enfocado hacia la implantación de medidas de eficiencia, ha permitido ahorrar a las pymes hasta un 20% de su factura energética.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Este proyecto europeo ha permitido que 108 pymes españolas hayan ahorrado casi medio millón de euros con medidas de eficiencia energética. La Cámara de Comercio de España ha coordinado la iniciativa, implementada por las Cámaras de Madrid, Oviedo, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

STEEEP es un programa lanzado por la Unión Europea en 2014 para reducir el consumo de energía de las pequeñas y medianas empresas, concienciarlas sobre la necesidad de mejorar su eficiencia y convertirlas en más ecológicas.

La rebaja de la factura energética ha sido de 441.604 euros, un 6% de media, y se han reducido las emisiones de CO2 en 1.109 toneladas. El proyecto se ha desarrollado siguiendo tres líneas de actuación, que son la asistencia individualizada, la organización de talleres orientativos y el seguimiento del consumo energético de la empresa participante.

En algunos casos, como el de las empresas Comercial Sermasa y Dema Gestión, los ahorros han llegado a superar el 20% de la factura gracias a la adopción de una amplia variedad de medidas, que van desde la sustitución de equipos hasta la mejora de los hábitos de consumo.

Entre los casos paradigmáticos figuran los de empresas tan diferentes como la madrileña de cosmética Mixer & Pack y la valencia Automoción L'Eliana, que han conseguido ahorrar un 10% en su factura energética gracias a la puesta en práctica de pequeñas pero variadas y efectivas medidas.

DEL LED A APAGAR EL ORDENADOR.

Mixer & Pack es una empresa de Madrid que desde 1994 desarrolla y manufactura productos de cosmética y perfumería. En septiembre de 2014, decidió sumarse al proyecto STEEEP, que se convirtió en una fuente de ideas para mejorar los indicadores de consumo de energía.

El proyecto consistió en cuatro pasos, entre los que figuran la recopilación de la información relacionada con la fábrica, la comprobación de los datos mediante una visita a las instalaciones de la misma, la elaboración de las conclusiones en un informe energético y la aplicación de las recomendaciones.

Entre las medidas adoptadas en la empresa destacan el uso de tecnología LED en la iluminación. Por este vía, y si se tiene en cuenta solo la iluminación exterior, el ahorro energético ha sido del 1,4%.

También se ha elaborado un manual de buenas prácticas para difundir entre los empleados la necesidad de apagar los equipos cuando no se están usando, lo que ha permitido reducir el consumo un 2,2%.

Además, se ha realizado un cambio de los compresores, lo que permitirá un ahorro del 4,8%, y se ha comenzado a controlar la temperatura en el centro de trabajo según los niveles del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, lo que ha permitido un ahorro del 0,5%.

El apagado de los ordenadores, impresoras y otros dispositivos al finalizar la jornada laboral ha conllevado un ahorro adicional para esta empresa equivalente al 1,7% del consumo.

En conjunto, todas estas medidas han permitido una reducción del consumo energético del 10,6%, o de 148.100 kilovatios hora (kWh) al año. Además, las mejoras han hecho que esta empresa sea más responsable desde el punto de vista medioambiental.

AHORRAR Y VENDER MÁS COCHES.

Otro ejemplo es el de Automoción L'Eliana, una empresa de Valencia dedicada tanto a la venta de vehículos como al servicio técnico de los mismos. Cuando decidieron participar en el proyecto tenían identificados los puntos en los que podrían ahorrar energía, pero nunca habían estudiado el consumo en detalle.

Una vez realizado el estudio personalizado, se les hicieron varias recomendaciones, entre ellas las de optimizar la potencia contratada, revisar periódicamente las filtraciones de aire comprimido, revisar el aire acondicionado, mejorar los aislamientos e instalar puertas automáticas.

También adoptaron otras medidas como la de pasar consumos a la noche en hábitos como el de recargar baterías, o la de innovar en la instalación de condensadores o cambiar las luminarias tradicionales.

La empresa aceptó las propuestas y ha realizado obras de instalación de un nuevo techo, un nuevo sistema de aire acondicionado, nueva iluminación y revisión de los sistemas de aire comprimido.

Como consecuencia de la aplicación de estas medidas, el ahorro en la factura energética es del 10% anual y han aumentado las ventas de vehículos, puesto que la iluminación en las salas de exposición es más agradable para los clientes, han ganado competitividad y se han vuelto respetuosos con el medioambiente.

MÁS DEL 20%.

Las empresas madrileñas de manipulados promocionales Comercial Sermasa y Dema Gestión, que en la actualidad desarrollan su actividad en tres naves, han implementado medidas concentradas en el cambio de iluminación de los centros de trabajo.

Si antes las plantas estaban iluminadas durante todo el día con luminarias muy ineficientes, ahora se han sustituido por paneles que dejan pasar la luz natural y las luminarias se han cambiado por LED.

Este cambio ha permitido mejorar las condiciones de trabajo y reducir el consumo. En concreto, el ahorro gracias a las medidas aplicadas asciende al 20,7% del consumo energético en los nueve primeros meses de 2016 en comparación con 2013.

Además, estas empresas han experimentado un descenso de 2,80 y 2,22 en el número de kilovatios hora (kWh) de producción, así como una rebaja de 0,92 euros a la hora de producción a 0,36 euros, según indica la Cámara de Comercio.

FARMACIA CON PROBLEMAS DE REFRIGERACIÓN.

Otro caso paradigmático es el de Farmacia Ramírez de Diego, situada en la localidad costera de San Juan de la Arena, en Asturias, que tenía un problema de refrigeración.

Gracias al programa STEEEP, han instalado una bomba de calor y un aerotermo. La inversión necesaria fue de 13.000 euros, pero los propietarios esperan amortizarlos en unos cinco años con el ahorro del 50% en la factura energética.

Con ambos aparatos, la temperatura en el interior del local es constante y agradable tanto para el público como para los empleados. La bomba de calor, además, les ayuda a solucionar otro problema, el de la humedad, que afectaba al trabajo en el laboratorio.


PUBLICIDAD



Otras noticias

Contenido patrocinado





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 152,63 +7,25 +4,99%
FRA 75,37 +0,14 +0,18%
ITA 199,96 +0,74 +0,37%
GRE 702,57 -6,78 -0,96%
POR 377,30 +3,52 +0,94%

Ecotrader



Evasión

La marca que rompió una familia

La marca que rompió una familia

La marca que rompió una familia



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens