Ecomotor

Al volante del Nissan X-Trail: enorme polivalencia

Nissan, en el tan cacareado segmento de los SUV (o crossover, como les gusta llamarles a los responsables de la firma japonesa, no en vano fueron los inventores del ahora popular segmento con el Qashqai) tiene los deberes muy hechos. Porque ya hace tiempo que tienen la gama de tamaños completa con, de menor a mayor, el Juke (que en breve estrena lavado de cara), el Qashqai (rey del segmento) y el X-Trail (re-convertido a la nueva, no ya realidad, sino moda).

El año pasado llegó el restyling del mayor de la familia, el X-Trail, con ligeras mejoras, principalmente en el diseño exterior, de la cuarta generación, lanzada en 2014. Así, hablamos de un vehículo con carrocería SUV de 4,69 metros de largo, en la que está disponible como opción una tercera fila de asientos. No se puede hablar de un Qashqai grande, no solo porque el X-Trail naciera unos cuantos años antes, concretamente en el 2000, sino porque el hermano mayor de la familia crossover de Nissan siempre se ha distinguido por su naturaleza todoterreno. De hecho, la versión que hemos probado, la diésel automática 2.0 de 177 caballos, dispone de la tracción total de Nissan.

Es el Nissan X-Trail un vehículo sin duda polivalente, a pesar de su tamaño, para convertirse en vehículo principal de una familia. A pesar de sus dimensiones, su conducción en ciudad es cómoda, asistido sin duda por sus muchas ayudas a la conducción, lo cual se complementa, evidentemente, con su comodidad en carretera, con muy buenas suspensiones y un sonido aceptable, a lo que hay que añadir sus incuestionables cualidades off-road, con diferentes modos de conducción manejables desde la consola.

Agilidad en curva

Tanto en autovía o autopista como en pequeñas carreteras reviradas, la monumentalidad del X-Trail no es óbice para gozar de unas notables sensaciones al volante, con una agilidad en curva que sorprende por el tamaño del vehículo.

De hecho, entre la comodidad de marcha y la parafernalia interior de la marca japonesa, en ocasiones olvidas de qué modelo se trata y parece que viajas en un Qashqai.

El X-Trail dCi Xtronic 4x4 monta un motor diésel de 177 caballos que, no hace falta decirlo, mueve con soltura los casi 4,70 metros de longitud del vehículo.

En un vehículo de tal nivel, las ayudas a la conducción se dan por supuestas, pero nunca está de más recordarlas, pues hasta no hace nada nos parecían funciones solo disponibles en la Enterprise de Star Trek o superior.

Hablamos, por ejemplo, de la frenada automática de emergencia con detector de peatones, programador de velocidad activo o sistema de mantenimiento de carril, todo ello integrado en el novedoso sistema de Nissan ProPilot. En definitiva, que el X-Trail supone un paso más allá en el exitoso Qashqai, tanto en tamaño como en funcionalidades ruteras.

Ficha técnica Nissan X-Trail dCi Xtronic 4x4-i

Motor: diésel 2.0

Potencia: 177 CV a 3.750 rpm

Consumo: 6,1 litros/100 km

Dimensiones: 4,69 x 1,82 x 1,71 metros

Maletero: 565-1.996 litros

Tracción: total

Transmisión: automática

Velocidad máxima: 196 km/h

Precio: 42.350 euros


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios

0

Ver más noticias
Ver más noticias