Prueba del DS3 Performance: corazón de GTI

Juan Luis Soto7/02/2017 - 9:350 comentarios

Tras su identificable calandra 'DS Wings', introducida entre otros detalles estéticos en el restyling de 2016, el DS 3 aparece muy vistoso en su versión deportiva. El Performance ha sustituído al Racing y, para mejorarlo y aumentar sus prestaciones, se ha trasplantado el mismo motor Puretech que equipa al Peugeot 208 GTi.

Con esta nueva mecánica la potencia pasa de 202 a 208 CV. Y no solamente cambia en esta cifra ya que el par motor también aumenta de los 275 hasta los 300 Nm mejorando sensiblemente la respuesta a medio régimen, algo también muy deseable en un coche deportivo.

Pero no solamente ha cambiado el motor en el DS3 Performance. Su chasis ha variado en la medida de la vía delantera, la asistencia de la dirección ahora más directa, amortiguadores recalibrados y, en el apartado de la transmisión, adoptar un diferencial autoblocante del tipo Torsen para garantizar la motricidad de las ruedas delanteras en las aceleraciones fuertes. También hay que añadir que monta neumáticos más estrecho que el DS3 Racing -205 en lugar de 245- lo cual ha eliminado los vaivenes que sufría éste sobre asfaltos degradados.

Con todo lo anterior podemos considerar el Performance como una auténtica versión con preparación deportiva, al contrario que su antecesor DS3 Racing que no llegaba a ser tan incisivo en conducción exigente.

Comportamiento neutro

A bordo del DS3 Performance nos encontramos rodeados de una atmósfera cuidada y de acabado deportivo. Eso sí, echamos en falta un sonido del motor algo más ?picante? puesto que el del Puretech es demasiado convencional para un coche deportivo, lo que no quita sus brillantes cifras de prestaciones.

Buscándole las cosquillas al DS3 Performance lo que más le caracteriza es su excelente adherencia y neutralidad en las curvas. Cuesta mucho hacer que derrape su tren trasero y ello se convierte en virtud cuando queremos sacarle buen partido en las carreteras de montaña. Frenos potentes y una amortiguación firme pero que filtra bien los baches terminan de aportar los elementos necesarios para que podamos disfrutar en cualquier momento de su conducción.

En definitiva, el DS3 Performance es un eficaz e interesante deportivo compacto de cinco plazas, a tener en cuenta frente a sus rivales más directos Peugeot 208 GTI con el que comparte motor, el menos potente y más espartano Renault Clio RS de 200 CV e incluso los Mini Cooper S y Volkswagen Polo GTI. Un grupo de coches diferentes que están en la misma onda.

Ficha técnica

Motor: gasolina, 4 cil, 1.598 cc

Potencia: 210 CV a 6.000 rpm

Par motor: 300 Nm a 3.000 rpm

Consumo mixto oficial: 5,4 l/100 km

Transmisión: manual, 6 velocidades

Maletero: 285/980 litros

Velocidad máxima: 230 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 6,5 segundos

Precio: 26.690 euros

Lo más destacable

-Nobleza de comportamiento

-Diseño refinado

-Prestaciones brillantes

Lo mejorable

-Sonoridad del motor poco deportiva

-Tacto del cambio

-Posición de conducción


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios

0

Blogs Ecomotor.es