Ecomotor

'Vision Urbanetic', el futuro de la conducción urbana según Mercedes-Benz

Mercedes da hoy un paso de gigante en la misión de acercar el futuro al presente con la presentación mundial de Vision Urbanetic, un revolucionario concepto de movilidad que consiste en una futurista furgoneta autónoma y eléctrica que puede transportar desde 12 pasajeros hasta 10 palés de carga. ¿Y cómo? Cambiando a voluntad, mediante un sistema hidráulico, los módulos de carrocería sobre un mismo chasis para elegir la configuración pasajeros o la configuración carga.

Con una longitud de carga de 3,70 metros dentro de un chasis de 5,14 metros, este prototipo rezuma futuro por todos sus poros. La versión de pasajeros, con un diseño ergonómico más parecido a un vehículo "normal", es un compendio de luces LED, pantallas y sensores, y es capaz incluso cambiar su color exterior (LEDs que se reparten por el módulo de carrocería en zig-zag) para poder identificar fácilmente el vehículo. La versión de carga, por su parte, es una auténtica "caja" para aprovechar al máximo el espacio de carga.

La plataforma común

El elemento común a las dos configuraciones es el chasis, una suerte de plataforma autónoma de conducción, en la que se integra desde un motor completamente eléctrico a todas las funciones de conducción autónoma, con lo que se "pierde" el puesto de conducción "humana", con la consiguiente ganancia de espacio tanto para pasajeros como para carga. De hecho, este chasis o plataforma de conducción puede circular por sí sola, sin ningún módulo acoplado.

El módulo 'humano'

Sobre la plataforma común, en tan solo unos minutos se monta el módulo de pasajeros, y el Vision Urbanetic se transforma en un vehículo de transporte de hasta 12 personas, que bien podría convertirse en el "concepto" de transporte urbano del futuro. En el interior del vehículo se accede hasta a tres ambientes: uno delantero, con el techo panorámico, para posibles rutas turísticas; otro central, para pasajeros que puedan circular de pie en trayectos cortos; y el trasero, con asientos más cómodos para desplazamientos largos. Mientras los pasajeros pueden ver el exterior, la privacidad está asegurada, pues el interior no es visible desde fuera del vehículo.

El interior del módulo de pasajeros está dominado por la madera y el cuero para hacer la experiencia del viaje o desplazamiento lo más confortable posible. Además, los pasajeros hasta podrán acceder, vía pago en la aplicación del móvil, a botellas de agua. El interior del prototipo dispone además de una pantalla circular en la que se muestra desde el recorrido hasta el estado y la predicción del tiempo e, incluso, videojuegos que sirvan de entretenimiento a los pasajeros.

El módulo de carga

Tras instalar el módulo/caja que convierte al vehículo en una furgoneta autónoma de reparto, el Vision Urbanetic transforma su interior en una cabina, con dos alturas, en las que se pueden cargar hasta diez palés. Para bultos más altos, mediante la eliminación del separador central, la carga puede llegar hasta los 2,13 metros. Aparte del portón trasero por donde se carga el vehículo, en el espacio de la puerta lateral también se ha habilitado una pequeña ventana de acceso para los bultos más pequeños, situada debajo de una gran pantalla en la que se informa del estado de la carga y de las rutas.

Seguridad y funcionalidad

Todo esto está muy bien, pero todos sabemos en qué estado de "terror" viven algunos colectivos la llegada de los vehículos autónomos. En Mercedes son muy conscientes de ello, y por eso el concepto Vision Urbanetic incorpora todo tipo de sensores y funciones para superar esos miedos. De esta forma, el vehículo incorpora una tecnología avanzada de sensores (los supuestos faros delanteros son, en realidad, grandes sensores), con diferentes tecnología se radar, ultrasonidos, etc., mediante las cuales el vehículo escanea el ciento por ciento de su entorno más y menos cercano para conseguir una conducción tan eficiente en sí misma como segura con el exterior. De hecho, los peatones y ciclistas que circulen cerca del vehículo, en cualquiera de sus dos configuraciones, podrán ver, en la pantalla que incorpora el vehículo donde debería ir su parrilla frontal, cómo el prototipo le "informa" de que ha sido detectado, y que por ello puede estar tranquilo, que no le atropellará.

Como es fácil suponer, la forma de acceder al Vision Urbanetic, en cualquiera de sus dos configuraciones, es totalmente on-line, principalmente por una aplicación específica desde la que se puede pedir, rastrear el punto tanto de recogida como de entrega (tanto de pasajeros como de mercancías), acceder a diferentes informaciones, con tecnología de realidad virtual, y proceder al pago del servicio.

Mercedes-Benz, con la presentación de este apasionante proyecto, expresa bien a las claras su apuesta por las tecnologías que ya están aquí, pero en su fase más inicial: la conducción autónoma y la propulsión eléctrica –y por ello el respeto al medio ambiente–. Y también la eficiencia económica, pues estos vehículos estarán absolutamente disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana –con las lógicas paradas para la recarga de sus baterías–. La tan manida frase de "el futuro ya está aquí" adquiere con estas iniciativas un toque de realidad realmente necesario.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Deja tu comentario

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Comentarios

0
El Flash de EcoMotor
Ver todos

Ver más noticias
Ver más noticias