Ecomotor

El flamante Jaguar E-Type eléctrico de la boda del príncipe Harry y Megan Markle

Jorge Arenas21/05/2018 - 11:12

Ha sido, probablemente, la boda del año. El enlace más esperado de 2018. El príncipe Harry de Inglaterra y la actriz Meghan Markle se han dado el 'sí quiero' este fin de semana en un evento con toda la pompa británica esperada y con un gran despliegue de asistentes, entre los que no han faltado personajes muy conocidos llegados de todo el mundo.

Y con Windsor engalanado y la pareja del momento prometiéndose amor eterno, no podía faltar otro gran protagonista en cualquier boda que se precie: el automóvil. En este caso, la familia real, fiel a la tradición británica, ha desplegado una flota que incluía un Bentley, varios Range Rover (de distintas generaciones), o un Rolls Royce Phantom IV de 1950.

Pero no, no es ninguno de ellos el que verdaderamente nos interesa, sino el automóvil en el que Harry y Megan abandonan por sus propios medios el castillo de Windsor. Se trata de un Jaguar E-Type, que, de haber sido una unidad normal, ya habría sido una elección muy apropiada. Un clásico siempre es bien recibido en una boda, y si es considerado uno de los coches más bellos del mundo, más aún. Y si encima pertenece a una firma británica, la fórmula no puede ser más adecuada pare este evento.

Sin embargo, el Jaguar de la boda real británica no es uno cualquiera, sino el denominado Jaguar E-Type Concept Zero desarrollado por el departamento de clásicos de la marca, que emplea un motor eléctrico en lugar de uno de combustión. Bajo el capó de esta unidad tan especial de E-Type Roadster del año 68 no se esconde el motor original de gasolina, sino un paquete de baterías de ión-litio de las mismas dimensiones del propulsor de 6 cilindros, que da vida a un motor eléctrico de 300 CV de potencia (220 kW).

Ni ruido ni emisiones para el Jaguar E-Type Concept Zero del príncipe Harry, que tiene una autonomía de 270 kilómetros con una recarga y que mejora las prestaciones del modelo original, con una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 5,5 segundos. Otro elemento que llama y mucho la atención es su interior, que mezcla elementos tradicionales y modernos sin miedo a desvirtuar el diseño de aquellos E-Type de los años 60. Así, el volante de madera y los relojes redondos analógicos conviven con un selector de cambio como e que montan los Jaguar actuales y con una pantalla digital que preside la consola central.

La elección de este coche seguro que no ha sido casual. Sin duda, el Jaguar E-Type eléctrico de la boda de Harry y Meghan es un claro guiño a los valores de tradición y modernidad que la pareja pretende proyectar de sí misma. Por otra parte, no se nos ocurre mejor manera de dar publicidad a este modelo que la misma firma británica pretende sacar a producción si encuentra la clientela necesaria para ello.

Imágenes: prensa Jaguar / Instagram The Royal Family


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias