Ecomotor

El peligro de los neumáticos cristalizados: qué es y el 'truco' para detectarlo

Ecomotor.es30/04/2018 - 11:320 comentarios

En pleno puente de mayo con los más de 7,4 millones de desplazamientos que prevé la Dirección General de Tráfico (DGT), se antoja esencial corroborar el buen estado de los neumáticos de su coche, máxime si tiene previsto realizar viajes de larga distancia. | ¿Cuánto cuesta cambiar los neumáticos en España?

Tal y como explican desde OPEN, la Organización Profesional de Especialistas del Neumático, con el paso del tiempo el neumático puede disminuir sus propiedades químicas perdiendo elasticidad y dando así paso a lo que se conoce como cristalización. En este estado se reduce drásticamente la adherencia, aumentando la distancia de frenado, aumentando la probabilidad de sufrir aquaplaning con precipitaciones y comprometiendo la seguridad del vehículo.

La cristalización, en contra de lo que muchos conductores puedan pensar, no es fruto exclusivamente del kilometraje realizado sino que puede producirse cuando nuestro vehículo pasa mucho tiempo a la intemperie, con altas temperaturas y radiación solar, con humedades bajas y por el envejecimiento del neumático. No obstante, la utilización y el almacenamiento son factores que afectan significativamente al mayor o menor deterioro.

Por ello, aunque las 'gomas' no tengan fecha de caducidad exacta, se recomienda que la rueda que supere los cinco años de uso sea revisada por un especialista y se sostiene que transcurridos diez años desde su fecha de fabricación irán perdiendo propiedades y dejarán de ofrecer la misma seguridad. 

¿Cómo detectar si los neumáticos están cristalizados?

A golpe de vista, no es sencillo identificar este desgaste puesto que el aspecto no cambia a pesar de haber perdido agarre tras aumentar su rigidez. Si bien, un 'truco' sencillo y simple para comprobar su estado es hundir la uña del dedo en el dibujo del neumático, la cual nos indicará el grado de cristalización. Si la goma está blanda y podemos hundir la uña, no está cristalizado. En el caso de que no consigamos hundirla, nuestros neumáticos habrán sufrido este peligroso proceso de cristalización, debiendo cambiarlos de inmediato.

En cualquier caso, desde la asociación aconsejan que en caso de duda acuda a un taller para cerciorarse de si ha llegado el momento de sustituirlos por unos nuevos. | Revise la presión y la alineación para ahorrar dinero.

Por último, a fin de tratar de prevenir la cristalización, OPEN recomienda evitar que los neumáticos reciban mucha radiación solar, se expongan a temperaturas extremas y se reemplacen antes de sobrepasar los diez años de vida.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Deja tu comentario

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Comentarios

0


Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias