Ecomotor

McLaren Senna: el deportivo de 800 CV muestra todos sus secretos

Jorge Arenas9/02/2018 - 11:490 comentarios

El McLaren Senna fue una de las grandes sorpresas de la firma de Woking a finales del 2017. De hecho, hace apenas unas semanas lo incluimos en la lista de los mejores súper deportivos del año, una liga en la que juegan modelos muy selectos. Sin duda, 2018 será su año, ya que tras su presentación oficial en el próximo Salón de Ginebra -abrirá sus puertas a comienzos de marzo- saldrá al mercado, aunque las 500 unidades que se van a fabricar están vendidas. Así que ya puedes romper el cheque de 850.000 euros que tenías preparado para acudir al concesionario y llevarte tu ansiado McLaren… Otra vez será.

El McLaren Senna es una oda a la aerodinámica, como bien refleja su carrocería llena de alerones, faldones, difusor y demás aditivos que, más que estéticos, cumplen la importante misión misión de mantener el coche pegado al suelo. Cabe destacar que este es el modelo más liviano que la marca ha fabricado desde el McLaren F1, que fue el coche con el que despegaron como fabricante de automóviles deportivos de calle.

Como curiosidad, su chasis monocasco de fibra de carbono arroja en la báscula apenas 60 kilogramos; las puertas apenas llegan a los 10 kg cada una y el enorme alerón que da apoyo a la zaga se queda por debajo de los 4,8 kg (aunque soporta más de 500 veces su peso). En total, 1.198 kilogramos de deportivo británico, listo para surcar el asfalto a velocidad de vértigo.

Sus cifras son apabullantes. Para moverse, el McLaren Senna recurre a un motor V8 sobrealimentado con dos turbos, de 4 litros de cilindrada, que entrega 800 CV (a 7.250 rpm) y 800 Nm (disponible en gran medida desde 3.000 rpm), y se asocia a un cambio automático de doble embrague con 7 velocidades. Esta maravilla de la ingeniería mecánica le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y de 0 a 200 km/h en 6,8 segundos, alcanzar una velocidad punta de 340 km/h y, gracias a su potente equipo de frenos con discos carbocerámicos, pararse completamente desde 200 km/h en 100 metros escasos.

Agresivo y extravagante por fuera como él solo, el McLaren Senna esconde un habitáculo de diseño cuidado, en el que destacan sus asientos de corte racing, sus toques de fibra carbono vista su gran pantalla de formato vertical ubicada en la parte central de la consola y un volante que tiene ni un solo botón para así evitar distraerse de lo que realmente importa: conducir. O más bien pilotar, porque el hábitat natural de este coche son los circuitos, que es donde realmente se le puede sacar partido a sus posibilidades.

En fin, que lo que empezó siendo el 'Project 15' hace un par de años, se ha convertido ya en realidad y está a punto de ver la luz. Y lo hará a un precio tan estratosférico como sus propias aspiraciones. El McLaren que rinde homenaje al piloto de F1 más aclamado de todos tiempos ya es casi una leyenda antes de pisar el asfalto.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios

0
El Flash de EcoMotor
Ver todos

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias