Ecomotor

La Gran Vía de Madrid ya cuenta con las primeras vallas separadoras para ampliar el espacio peatonal en Navidad

La Gran Vía de Madrid ha amanecido este martes con las primeras barreras de seguridad peatonal, que empezaron a instalarse anoche y que ampliarán el espacio destinado a los peatones durante Navidades. Concretamente, será desde el próximo viernes 1 de diciembre hasta el próximo 7 de enero el periodo en el que se mantendrá dicha separación, la cual también afecta al tráfico puesto que esta gran artería pasará a contar con dos carriles en lugar de tres en cada sentido y se restringe el tráfico.

Esta 'transformación' permitirá que los viandantes ganen espacio a la actual calzada peatonalizando un carril de circulación por sentido mientras que los dos carriles restantes se limitarán, como ya se hizo el año pasado, a 30km/h, siendo un carril bus-taxi-moto y un ciclocarril compartido entre vehículos a motor -que puedan circular- y bicis por sentido.

Solo podrán circular por la Gran Vía en Navidad: residentes, los conductores que aparquen en aparcamientos públicos, los ciclistas y motociclistas, los vehículos ecológicos, las personas con movilidad reducida, los autobuses, taxis y coches con chófer profesional y los vehículos de emergencias, reparaciones y de carga y descarga.

La instalación de estas vallas se hace en turnos de 23 a 7 horas, y durará cuatro noches, de modo que la ampliación estará disponible a partir de este viernes.

Según ha informado el Ayuntamiento, se instalarán 700 barreras en 1.400 metros lineales de barreras y se señalizará la Gran Vía con 5.400 metros cuadrados más para los peatones en total, y un carril bus taxi y un ciclocarril por cada sentido.

La colocación de estas barreras de casi 800 kilos de peso requiere la utilización de carretillas elevadoras, por lo que, con el apoyo de Policía Municipal se realizarán ocupaciones puntuales de la calzada en horario nocturno, manteniendo la circulación abierta en ambos sentido en todo momento.

Arranca en la Plaza de España

El operativo se ha dividido en tramos y cada noche se trabajará en uno de ellos, instalando las barreras de separación y las plataformas para garantizar la accesibilidad en las paradas de autobús, además de la señalización correspondiente.

La primera noche, esta pasada, se trabajó en la acera de impares entre plaza de España y la red de San Luis. Esta noche se completará entre Red de San Luis y Alcalá en ambos sentidos. El miércoles por la noche, se trabajará entre Hortaleza y Tudescos; dejando para la noche del jueves el tramo entre Tudescos y San Bernardo, y los últimos trabajos de señalización.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Deja tu comentario

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Comentarios

1
#1susden | 28-11-2017 / 15:41
0

Peeerfecto, ya no iré. Con su pan se lo coman.

Lo siento por los comerciantes, pero donde no eres bienvenido es mejor no estar. Ahora es el turno de paseantes y patinadores, los que pagamos impuestos por circular nos iremos a otra parte.

Carmena, vaya tela. Esto y la pancarta de wellcome refugies, las claves de tu política o lo que sea que haces. También he leído que se plantean prohibir circular en dos direcciones en la calle Preciados, qué placer experimentan los rogelios prohibiendo a la gente que se mueva con libertad. Siempre lo mismo, comunismo para prohibir cosas. A ver si algún día dan libertad para algo. Qué pena.


Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias