Ecomotor

Así es como la división de clásicos de Seat restaura un 600 D descapotable

Jorge Arenas17/05/2017 - 9:490 comentarios
  • Seat ha restaurado un 600 D descapotable y lo ha exhibido en Barcelona

Hablar del Seat 600 es hablar de una época en la que la sociedad española pudo, por fin, motorizarse. Aquella incipiente clase media de la década de los 50 había encontrado un modelo asequible, digno de ocupar su plaza de garaje y capaz de movilizar a toda la familia es su interior pequeño y práctico.

Por unas 70.000 pesetas divididas en cómodos plazos, el españolito medio se llevaba a casa -con largos tiempos de espera, eso sí- su minúsculo y flamante Seat 600. En su carrocería de apenas 3,3 metros de longitud y dos puertas se podían acomodar cuatro personas, que viajaban con el sonido de fondo de un motor de cuatro cilindros y 767 cc, que rendía una potencia de 32 CV, lo justo para que rozase los 100 km/h de velocidad punta. No era necesario más. El lujo y las prestaciones se reservaban a otros segmentos. Aquí lo importante era cubrir el papel de utilitario, y en esto no había quien pudiera con él.

Lanzado al mercado en 1957, el Seat 600 se convirtió en todo un fenómeno social y llegó a comercializarse en diversas variantes. Una de ellas, la descapotable, contaba con un techo de lona practicable que permitía disfrutar de la conducción a cielo abierto. Era más cara que la versión cerrada, pero también ofrecía un tiempo de entrega menor puesto que su demanda era más baja, así que no sólo los caprichosos sino también los impacientes se convirtieron en su mejor clientela.

Hoy se cumple el 60 aniversario de este icónico modelo y, para celebrarlo, la firma española ha decidido restaurar un Seat 600 D descapotable procedente de un particular, con muchos años a sus espaldas y 25 años parado bajo techo. En el proyecto se han implicado hasta 30 personas, que han puesto mucho empeño en lograr que el pequeño seiscientos volviera a la vida con mejor aspecto que nunca.

Las claves de su restauración:

- Más de 1.000 recambios originales: se han dedicado 1.500 horas para desmontarlo completamente y restaurar cada pieza de forma artesanal. Lo más difícil ha sido localizar los recambios originales, según Ángel Lahoz, ingeniero del Centro Técnico de Seat responsable del proyecto.

- Vuelta a la vida: este trabajo parte de un Seat 600 descapotable fabricado en el año 1965 y que adquirió un particular. Llevaba parado desde hacía 25 años, por lo que ha necesitado un minucioso trabajo de chapistería, pintura y mecánica. Según Lahoz, "ha quedado casi mejor de cuando salió de la fábrica", hace más de medio siglo.

- Operación estética: se han empleado 15 litros de pintura, de un color gris azulado "muy de tendencia y, a la vez, con reminiscencias de los primeros 600", destaca Jordi Font, responsable de Color&Trim de Seat. 

- 50 metros de tejido 'pata de gallo': Para este coche se han fabricado unos 50 metros de tejido exclusivo, que pretende ser "una alegoría al famoso gráfico 'pata de gallo' con el blanco y el negro, y que nos recuerda a tiempos pasados", explica Font. 

- Capota manual y volante original: entre las piezas del coche, destaca su techo de apertura manual, que se ha restaurado completamente también de forma artesanal, incluso reconstruyendo las piezas que faltaban. El volante y el pulsador de bocina son los originales.

El Seat 600 siempre estará en nuestro recuerdo como el modelo que dio libertad a los españoles de los 50, 60 y 70. Ahora ya es un clásico reconocido y le toca ceder el testigo a modelos como el Ibiza, que es portador de ese mismo espíritu utilitario adaptado a los nuevos tiempos. La nueva generación del Seat Ibiza llega ahora al mercado con un diseño renovado y los últimos avances en tecnología aplicada a la conducción y al entretenimiento.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios

0

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias