Ecomotor

Trump eliminará los límites de emisiones impuestos por Obama al automóvil a cambio de que las marcas creen empleo

EFE / Bloomberg16/03/2017 - 10:450 comentarios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está sentando las bases para llegar a una especie de 'acuerdo' con las marcas que satisfaga los intereses de ambas partes: reducir los estándares medioambientales que se exige al automóvil a cambio de que las firmas creen más empleo.

Trump, que ayer se reunió con los consejeros delegados de General Motors (GM), Mary Barra; Fiat Chrysler (FCA), Sergio Marchione, y Ford, Mark Fields, en Detroit, el corazón del sector del motor estadounidense, coincidió con el anuncio de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de que revisará su decisión de mantener estrictos estándares de emisiones y consumo de combustible, una de las principales demandas de los fabricantes. No obstante, como contraprestación, "tienen que proporcionar grandes números en términos de puestos de trabajo", afirmó el mandatario.

El presidente aseguró además que la decisión del Gobierno de Obama de poner fin a una revisión de las reglas de economía de combustible "habría destruido, aún más, la industria automotriz". De hecho, esta medida supone cancelar una de las últimas decisiones del anterior presidente, Barack Obama.

El pasado 12 de enero, la administración de Obama decidió mantener exigentes estándares de emisiones y consumo para los vehículos que se producirán entre 2022 y 2025. Una decisión que rompió el compromiso acordado entre Washington y los fabricantes de automóviles de revisar los estándares en 2018.

Por su parte, las compañías de automóviles han alegado desde entonces que los estándares son demasiado exigentes y suponen la necesidad de invertir miles de millones de dólares para cumplir las regulaciones, por lo que reivindicaban que Washington relajase la normativa.

Estos argumentaron además que los estándares no se corresponden con la realidad del mercado puesto que el bajo precio de la gasolina ha provocado una demanda récord de SUVs y camionetas, y han socavado la compra de vehículos eléctricos.

Los fabricantes ahora podrán presentar sus argumentos al nuevo administrador de la EPA -puesto por Trump-, Scott Pruitt, y será en abril de 2018 cuando se determine si las normas para 2022 hasta 2025 se mantienen o finalmente se modifican.

Eliminar todo lo que lastre al sector

Durante su discurso, en el que estuvieron presentes los líderes de los principales fabricantes de automóviles (General Motors, Fiat Chrysler, Ford, Hyundai, Mercedes-Benz, Volvo, Toyota, Nissan, Honda, Kia y Volkswagen) dijo que está estableciendo grupos de trabajo "en cada agencia" del Gobierno federal para eliminar "regulaciones que socavan la producción de automóviles".

Asimismo, habló de una "nueva revolución industrial" basada en el principio de "eliminar cargas a las compañías" a cambio de que "contraten y crezcan" en Estados Unidos, y a la que invitó a todos los actores protagonista del sector a sumarse.

Por último, recordó que los acuerdos de libre comercio han permitido que compañías extranjeras exporten a Estados Unidos cantidades masivas de automóviles sin pagar impuestos a la vez que otros países cierran sus puertas a los vehículos producidos en Norteamérica -haciendo referencia a las amenazas que vertió sobre las marcas recientemente-. Un hecho que "se va a acabar", aseguró Trump, quien añadió que los políticos estadounidenses han defendido los déficit creados por los acuerdos de libre comercio con la excusa de que "nos han dado amigos en el extranjero".

"No quiero amigos en el extranjero si eso es lo que nos va a costar. No necesitamos amigos en el extranjero para eso", concluyó.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios

0

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias