Audi, a por el liderato en los híbridos premium

elEconomista.es / Agencias27/06/2012 - 8:284 comentarios

/imag/_v2/ecodiario/motor/640x350/audi_hibridos.jpg

/imag/_v2/ecodiario/motor/640x350/audi_hibridos_logo.jpg

El enchufe está de moda. No en la Administración Pública, desde luego, sino en el mundo del motor, que busca desesperadamente "vías de escape" que le permita remontar la crisis de ventas, que mes tras mes sigue lacerando un mercado, el español, cada vez más necesitados de estímulos, de impulsos.

Y a impulsos eléctricos parecen estar moviéndose la mayoría de las marcas, que ven en la tecnología eléctrico/híbrida una forma de dinamizar el sector, incidiendo en el lado económico (principalmente) de la compra de un coche. Y, aprovechando, haciendo también hincapié en la necesidad de empezar a preservar, de verdad, el medio ambiente, no sea que nos salvemos del ahogamiento de la crisis y luego nos quedemos sin respiración en una atmósfera cada vez más cargada de contaminación.

El pasado domingo 17 de junio Audi volvió a hacer historia en uno de los templos históricos del motor: Le Mans. La firma de Ingolstadt inscribió su nombre en letras de oro en el palmarés de la prueba reina de la resistencia por undécima vez desde el año 2000. Tras triunfar no solo en la pista, sino en cuestiones históricas como ser el primer prototipo diésel que se imponía en las míticas 24 Horas, en esta ocasión el vencedor, el Audi R18 e-tron quattro, era el primer prototipo de tecnología híbrida que conseguía el entorchado. Una prueba fehaciente de que la marca Premium del grupo Volkswagen apuesta por la tecnología híbrida de cara a un futuro que irá mucho más allá de la dichosa crisis.

Audi cuenta en estos momentos con tres modelos en su gama híbrida: el Q5 hybrid quattro, el A6 hybrid y el A8 hybrid. En los tres casos se combina un motor de combustión 2.0 TFSI de 211 CV con un propulsor eléctrico de 54 CV, para un ciclo combinado, en el cruce de los rendimientos más altos de ambos motores, de 245 CV. Lo que supone un par motor combinado de 480 Nm, una velocidad máxima de 240 (A6), 235 (A8) y 225 km/h (Q5); con una aceleración de 7,1 (Q5), 7,6 (A6) y 7,7 segundos de 0 a 100 km/h (A8); y un consumo combinado de 6,2 (A6), 6,3 (A8) y 6,9 litros a los 100 km (Q5). Estos tres modelos son herederos del mítico Audi Duo, el primer prototipo híbrido de la firma de Ingolstadt, que vio la luz allá por el ya lejano 1989.

Potencia y eficiencia

Este es el lema, y por lo tanto el objetivo, de Audi en su gama híbrida. Tanto el A6 como el A8 como el Q5 montan la misma combinación de motor de combustión de cuatro cilindros y propulsor eléctrico integrado en la caja de cambios que se acopla o desacopla de aquel en función de la situación de conducción gracias a un embrague multidisco bañado en aceite. De esta forma, ambos motores pueden actuar de forma conjunta o individual, tanto uno como otro.

El motor de combustión, el 2.0 TFSI, alcanza una potencia máxima de 211 CV y un par de 350 Nm, mientras que el propulsor eléctrico alcanza 54 CV a 2.300 rpm y 210 Nm de par, y sus múltiples funciones van desde mover al vehículo, arrancar el motor de combustión o para generar electricidad para recargar las baterías (que ocupan 26 litros en la parte del maletero y pesan 38 kilos) en fases de deceleración o frenada.

De esta forma, se pueden seleccionar tres programas o modos de conducción: los típicos 'D' (modo normal) y 'S' (conducción deportiva) en la palanca del cambio tiptronic de ocho velocidades; y el modo puramente eléctrico 'EV', que se acciona con una tecla específica en la consola, y que permite a cualquiera de los tres vehículos circular hasta tres kilómetros en modo completamente eléctrico (a una media de 60 km/h), y alcanzar hasta 100 km/h. La combinación de estos programas dan lugar a cinco estados de funcionamiento diferentes del vehículo: solo con el motor de combustión; solo con el motor eléctrico; en modo híbrido; en modo de aceleración intensa ('boost'); o en modo de recuperación de energía.

Todo este tinglado eléctrico se controla a la perfección desde el cuadro de mandos, especialmente gracias al 'powermeter', un indicador analógico que sustituye al cuentarrevoluciones, y que mantiene informado al conductor sobre los estados en que circula el vehículo, y cuándo es conveniente pasar de uno a otro.

Audi Q5 hybrid quattro

El vehículo que estrenó la nueva gama de híbridos de Audi, que ya lleva casi un año entre nosotros, es el único que de momento ofrece la célebre tracción integral quattro de la firma alemana en combinación con la tecnología híbrida. De esta forma, el reparto inicial de la tracción entre los ejes delantero y trasero tiene una relación 40-60, aunque, según las condiciones de adherencia, se puede llegar a aplicar el 65 por ciento del par en el eje delantero y hasta el 85 por ciento en el trasero. Esta versión del Q5 es también el Audi quattro que mejor cifras arroja de emisiones de CO2: 159 gramos por kilómetro recorrido. Su precio de salida en el mercado español es de 57.400 euros.

Audi A6 hybrid

Por 500 euros más que el Q5 hybrid (57.900 euros), el A6 hybrid cuenta con una autonomía de más de 1.200 kilómetros con un solo depósito (recordemos que su motor de combustión es de gasolina). En parte se debe a que se trata del vehículo híbrido más ligero de su categoría, gracias a la generosa aplicación del aluminio y del acero de alta resistencia en su fabricación. Está disponible únicamente con carrocería berlina, con lo que su maletero se ve penalizado por el espacio que ocupan las baterías de su propulsor eléctrico. Aún así, se alcanzan unos notables 375 litros de capacidad.

Audi A8 hybrid

La berlina híbrida más ligera en el segmento de lujo cuenta con ciertos elementos exclusivos, como son la tecnología LED para todas las funciones de iluminación, tanto en la luces exteriores del vehículo como en su iluminación interior. Además, en dicho interior el A8 hybrid dispone del sistema ANC de Audi, que emite a través de los altavoces del sistema de sonido una 'contrafrecuencia' a las emisiones sonoras del motor, con lo cual se cancela casi por completo la humorosidad del vehículo. Su precio de serie es de 83.400 euros.

PUBLICIDAD

Comentarios

4
#1etronik | 27-06-2012 / 08:12
8

Me parece bien pero que se pongan las "pilas" por que los alemanes llevan mucho tiempo retrasados en el campo de la hibridación y ya no digamos de los motores eléctricos puros. Los japoneses hoy por hoy son la punta de lanza de estas tecnologías, hasta el punto que BMW ha pactado con toyota para que les transfieran tecnología.

#2Rusbar | 27-06-2012 / 09:59
4

Lo importante es que un hibrido o unl electrico alcanze por lo menos 100 km sin combustible, de lo contrario sigue siendo lujo y publicidad.

#3JJ | 27-06-2012 / 11:27
9

Solo es una nueva forma de engañar a los compradores y aumentar el precio final de venta con la excusa de la nueva tecnología. Un cuento chino para incautos con mucho dinero.

#4pedro | 01-07-2012 / 09:00
1

muchas salchichas tienen que comer estos froilan ,hoy por hoy japon y los japoneses van por delante....como tiene que ser

Blogs Ecomotor.es