Grandes decepciones del automóvil: buques insignia que nunca llegaron a serlo

EcoMotor.es27/06/2012 - 13:13 Actualizado: 17:14 - 27/06/127 comentarios

Se denomina buque insignia al modelo de cualquier firma de coches que suele destacar por su elegante diseño y sus altas prestaciones y que, por lo general, marca el tope de gama de ese fabricante en concreto. Su misión no es tanto obtener altas cifras de ventas como atraer a potenciales clientes para comprar otros vehículos de segmentos inferiores.

Pero son muchos los automóviles que, en su origen, fueron concebidos como buque insignia y que, en última instancia, no pudieron lograr ese objetivo para el que fueron creados. Hoy, con la ayuda de CNN Money, repasamos la nómina de algunos de los mayores fraudes de cuantos coches fueron diseñados para convertirse en mejor abanderado en cuestión en Estados Unidos y fracasaron en el intento; grandes decepciones que, en lugar de favorecer sus intereses, acabaron perjudicando la imagen de marca a la que pertenecían.

Studebaker Avanti (1962-1963)

Con la automovilística estadounidense Studebaker en clara decadencia, el Avanti de fibra de carbono comenzó a fabricarse en 1962, pero las expectativas de ensamblar 20.000 unidades en el primer año quedaron frustradas por los tempranos problemas de producción, de modo que al final sólo se vendieron 1.200 de estos coches. No fue suficiente para salvar la actividad de la corporación, que un año y medio más tarde cesaría su actividad.

Cadillac Allante (1987-1993)

Concebido para recuperar el atractivo y la exclusividad que se habían deteriorado para Cadillac, al Alante pronto le empezaron a surgir sus primeros defectos: sobrepeso, escasa potencia y un precio demasiado elevado castigaron a este descapotable hasta su desaparición. El Alante no ayudó precisamente a la imagen de Cadillac y General Motors perdió miles de dólares en cada unidad de las 21.430 que llegó a producir.

Buick Reatta (1988-1991)

Este descapotable automático con faros de aspecto 'fantástico' se presentó como un coche sencillo y manejable ideal para el público más mayor. Pero un roadtser así no encajaba muy bien con la gama tradicional de Buick y las ventas se quedaron por debajo de la mitad de las previsiones de la marca, poniendo fin a su corta vida comercial.

Chrysler TC by Maserati (1989-1991)

Lee Iacocca, responsable de algunos míticos diseños como el del Ford Mustang, tuvo en este cabrio uno de sus mayores fracasos de su larga y reputada carrera profesional. Pese a que fue presentado en 1986, varios problemas de desarrollo de producto retrasaron su producción durante tres años. Su elevado precio para la época impidió que su nivel de ventas alcanzara los objetivos propuestos, hasta que finalmente fuera fulminado tras vender sólo 7.300 unidades en 1991.

Subaru SVX (1991-1996)

Este GT de dos puertas y diseño vanguardista, característico por su ventanilla de dos piezas, no acabó de convencer, hasta que Subaru, después de vender sólo 640 unidades en su último año, se viera obligado a retirarlo del mercado.

Lincoln Blackwood (2002)

Sólo 15 meses se mantuvo en producción este pickup (¿de lujo?), a pesar de la gran expectación despertada en su primera aparición en el Salón de Detroit en 1999. La puesta en duda calidad de sus materiales, especialmente los de su caja de carga, y el consiguiente decepcionante nivel de ventas (3.356 unidades) acabaron con su fabricación en apenas un año.

Ford Thunderbird (2002-2007)

Después de suspender la producción del Thunderbird original en 1997, Ford trató de revivir su espíritu apenas cinco años después. Un lapso de tiempo demasiado corto como para despertar la nostalgia de los conductores norteamericanos; el hecho de que Ford priorizara el diseño y 'descuidar' su apartado mecánico tampoco ayudó a que, otros cinco años más tarde, el mítico Thunderbird volviera a desaparecer.

Chevrolet SSR (2003-2006)

Este extravagante coche, a modo de pickup descapotable, obtuvo una gran recepción en su primer momento, pero a la hora de su producción se dejó a atrás algunos de sus puntos más fuertes: pesaba una tonelada y, pese a sus intentos por destacar su carácter 'sport', no pudo siquiera disimular sus defectos de aerodinámica. Sólo se vendieron 24.150 unidades en sus tres años de comercialización.

Chrysler Crossfire (2003-2007)

Concebido como un producto fruto de la fusión entre Daimler y Chrysler -el 80% de sus componentes procedían de Mercedes-Benz-, la mezcla no fue recibida con mucha aceptación por el público y el stock de Crossfire se fue acumulando hasta que Chrylser, en medio de su reestructuración empresarial, acabó cortando su producción.

PUBLICIDAD

Comentarios

7
#1Pericodelospalotes | 27-06-2012 / 18:16
17

Tener un automovil, es una gran decepcion, es un pozo sin fondo.Ya he tenido dos y ni uno mas, se acabao el derrochar el dinero, en seguros,combustibles,peajes,impuestos,revisiones etc etc...... Os habeis pensado de los que tienen coche, si verdaderamente le es necesario?

#2zcad | 27-06-2012 / 18:40
17

necesario como el comer...............no. Efectivamente.

Tampoco es necesario ir de vacaciones, al cine, ver la tele, etc.....

#3Terminator | 27-06-2012 / 19:02
7

Vente a Canarias y me dices si es "necesario". Aquí hay islas donde la orografía es muy abrupta con desniveles "imposibles" de salvar a "chola" (caminando)o en bicicleta para el común de los mortales y sin acabar destrozad@ o en una camilla de Urgencias. El servicio de transporte público es MUY DEFICIENTE.

Ya me gustaría a mí no depender tanto del coche. Una lástima, pero aqui en estas islas en mitad del Océano se hace impensable,... utópico

#4Pericodelospalotes | 27-06-2012 / 20:01
3

Para 2 tambien son caprichos, y no de diario, son los clasicos de fin de semana que (cine) vacaciones (una vez al año) la tele, mejor tirarla......Y comentario 3, que solo hablo de casos necesarios o muy necesarios, yo veo mucha gente que usa el coche para ir a la esquina, para comprar el paquetito de tabaco la barra de pan.... etc etc

#5theveritas | 27-06-2012 / 20:32
1

El coche es absolutamente necesario hoy en dia, no hay discusion el que dice lo contrario se equivoca.

Ahora bien tiene costes... como comprar pan, tambien es un coste

#6 | 28-06-2012 / 01:10
4

Dependiendo de donde vivas es más o menos neceaario. En madrid y ciudades limítrofes, por ejemplo, no hace falta. Tienen lineas de autobús, de tren y de metro para desplazarse de un punto a otro sin demasiados problemas.

Pero si viven en una provincia como las dos de Canarias, Soria, Palencia, Ciudad Real o similares, donde no tenemos un autobús cada quince minutos en hora punta, o un metro cada cinco minutos, o un tren cada media hora... Creo que sin el coche lo pasas mal.

Yo vivo en un pueblo a diez kilometros de la capital de provincia. Si quiero ir a la capital, a cualquier cosa, dispongo de un bus cada hora, a partir de las 8 de la mañana y hasta las 22:30. Y un tren cada hora y media. Del Metro ni hablamos, claro.

Y por otra parte: Por favor: señores de El Economista, su puñetera página se refresca cada minuto, te planta la puñetera publicidad y te borra el puñetero comentario cada vez. ¿Pero es que no pueden hacer nada para arreglarlo? Ni se imaginan las veces que desisto de mandar un comentario por el puñetero refresco de la página.

#7Barbican | 28-06-2012 / 08:19
1

Truco escribe en el portapapeles o en word o en el que dispongas, copia y pega aquí. Saludos

Blogs Ecomotor.es