Ecomotor

DS "deja" Citroën y vuela sola (y muy alto)

Ocho años después de su nacimiento como marca de lujo subsidiaria de Citroën, la firma DS por fin "sale del nido" con la presentación del DS 7 Crossback, el primer vehículo ciento por ciento desarrollado por la tercera marca del grupo PSA, junto a Peugeot y Citroën (a la espera de la "llegada" de la recién adquirida Opel).

Y qué mejor forma de iniciar una carrera en solitario que mostrando las cartas y dejando las cosas muy claras. El DS 7 Crossback inicia su comercialización con una edición especial, denominada "LaPremiere", un SUV (cómo no) que se mete de lleno en la cruenta batalla que dirimen los todocamino Premium de tamaño medio: los Range Rover Evoque, BMW X1 y el Audi Q3, principalmente. Con echar una ojeada a sus principales "pinceladas" (tiempo habrá de hablar largo y tendido del vehículo a medida que se acerque su comercialización, en octubre), nos hacemos una idea de las intenciones de DS de cara al futuro:

- Diseño: la hexagonal construcción de su frontal confiere al DS 7 Crossback ese carácter agresivo, de comerse la carretera, marca característica de este segmento. Todo ello se complementa con las felinas nervaduras que rodean al vehículo. La apariencia exterior también resalta el pretendido carácter de lujo y exclusividad que se quiere dar al coche. Las luces traseras, en forma de escamas, son especialmente espectaculares.

- Interior: dos pantallas de 12 pulgadas presiden el exclusivo y lujoso interior del DS 7 Crossback. Una de alta resolución para el navegador y la interfaz de manejo de las funcionalidades del vehículo. La otra, personalizable, es un cuadro de instrumentos totalmente digital. Por otro lado, las personalizaciones del interior, cinco en total, reciben nombres parisinos en cuatro casos (Bastille, Rivoli, Faubourg y Opéra) junto a la más "racing" Gran Turismo. Los materiales de asientos y salpicadero nos llevan a un segmento superior en lujo y ostentación: cuero Alcántara, madera auténtica, cuero granulado, nappa...

- Motores: hasta seis propulsores montará el DS 7 Crossback, cinco de combustión y un híbrido enchufable. Serán tres los motores de gasolina (130, 185 y 225 CV) y dos diésel (130 y 180 CV). El híbrido combina un motor de gasolina de 200 CV y dos eléctricos de 80 kW, uno en cada tren del vehículo; en total, la potencia combinada de los tres motores es de 300 CV. En conducción exclusivamente eléctrica, el CS 7 Crossback híbrido dispone de hasta 60 kilómetros de autonomía.

- "Semiautónomo", que no "autónomo" por "imperativo legal: el DS 7 Crossback dispone de la función "DS Connected Pilot", que actúa sobre el acelerador, el freno y la dirección en velocidades hasta los 180 km/h mediante el control de crucero, y siempre respecto al vehículo que nos precede.

- Ayudas a la conducción: control de aparcamiento total, el coche solito busca un sitio (en velocidades menores a 30 km/h) y se aparca también solo. También dispone del "DS Safety", una función que engloba la visión nocturna de peatones y obstáculos, control de fatiga, ángulo muerto, frenada de emergencia automática, reconocimiento de señales, etc.

Las primeras unidades del DS 7 Crossback llegarán a nuestro país a principios del año que viene.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios

0

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias