España, un paraíso para trabajar

21/07/2017 - 12:02
Foto: Archivo

España es uno de los mejores países para vivir y, por tanto, para trabajar. Esto genera un atractivo especial para captar talento de fuera y retener el propio, genere una red de profesionales difícil de encontrar en el resto de los países. Una competencia que sirve para seguir poniendo en valor el estilo de vida español que, según reflejan los datos, es la envidia de muchos países.

¿Tiene el país la capacidad de satisfacer las necesidades básicas de los ciudadanos que habitan en él? ¿Ofrece oportunidades de crecimiento personal? Estas son algunas de las preguntas que resuelve el Índice de Progreso Social, un proyecto desarrollado por la firma de servicios profesionales Deloitte y la organización Social Progress Imperative (SPI) que clasifica a 128 países según su nivel de progreso social, yendo más allá del PIB. El informe sitúa a España en primer lugar en la categoría de salud y bienestar por su alta esperanza de vida y la baja tasa de suicidios. Además, en la clasificación global, mejora un puesto con respecto al año anterior, ocupando la posición 16.

En la categoría calidad medioambiental, España es el tercer país del mundo, solo por detrás de Suecia y Suiza. Dinamarca, por el contrario, lidera la clasificación global este año, por su buen resultado en los 50 indicadores evaluados.

"Ayudar a afrontar los retos tan complejos por los que atraviesa la sociedad, tanto a nivel global como local, es un papel esencial de las empresas", señala Ana Andueza, socia de Deloitte. "Su papel en la solución a problemas sociales es un reto que también nos hemos planteado y por esta razón la firma ha estado trabajando mano a mano con la organización SPI buscando nuevas maneras de pensar y medir cómo progresan las sociedades", añade.

Los resultados son esclarecedores. Las puntuaciones más elevadas en la clasificación global las ocupan los países nórdicos -salvo Suecia, que cae a la octava posición- con Dinamarca a la cabeza liderando la clasificación arrebatándole el primer puesto a Finlandia, que queda en segundo lugar.

Islandia, Noruega, Suiza y Canadá ocupan los siguientes puestos. España es el décimo país de la Unión Europea en entrar en el ranking, superado por Bélgica, Alemania, Reino Unido e Irlanda entre otros, pero por delante de Francia, Portugal e Italia. Lo cual pone de manifiesto que el viejo continente sigue siendo puntero en cuanto a calidad de vida y, en consonancia, con una mayor calidad en el trabajo y la empresa.

El informe refleja que España ha escalado posiciones progresivamente y es, junto con Japón y Noruega, el país que más ha aumentado su puntuación total. El Índice señala a los tres países como "buenos ejemplos de cómo alcanzar progreso social a pesar de los retos económicos y políticos". Esto es consecuencia de la mejora en métricas críticas como la libertad personal -que engloba libertades como poder elegir religión, tomar anticonceptivos o elegir la edad a la que casarse-; la tolerancia y la inclusión -hacia la religión y hacia los inmigrantes, el colectivo homosexual y otras minorías-; o la calidad medioambiental -englobando la polución del aire, la depuración de aguas o la emisión de gases de efecto invernadero, entre otros-.

"Los resultados de este Índice miden aquellos aspectos que necesita la sociedad para avanzar y prosperar, ayudando a los líderes públicos, junto con los que están en las empresas y organizaciones, a identificar sistemáticamente una estrategia para lograr un crecimiento inclusivo y responsable, priorizando aquellas necesidades más urgentes para cada comunidad", apunta Ana Andueza.

Quince de los 50 indicadores incluidos en Índice han sido revisados de forma retroactiva por la fuente desde la publicación del Índice de Progreso Social 2016.3 Estos cambios revisados generalmente son pequeños, pero pueden afectar el desempeño relativo de un país a nivel de indicadores, componentes o dimensión. Esto quiere decir que no se puede comparar un Índice con índices de otros años sin antes recalcular.

La oportunidad del 'Brexit'

No son pocas las voces que aseguran que el Brexit es una oportunidad para atraer a las firmas asentadas en Reino Unido. España es uno de los países que están barajando las firmas y el punto fuerte, precisamente, es por los altos niveles de calidad de vida del país que pone de relieve el informe.

Precisamente, los especialistas de la firma apuntaron hace unos meses a la posibilidad de que, tras el Brexit, el corazón financiero de la City londinense se traslade a otro países dentro de la Unión Europea. "De hecho, las entidades ya se están empezando a mover", indicó Miguel Prado, asociado senior de Deloitte Legal.

En este sentido, discutieron la posibilidad de que las cabeceras de las grandes empresas se muden a España. A su juicio, los expertos ven posibilidades de que Madrid acoja a todas estas empresas.

"Es una gran oportunidad", señaló Miguel Prado. El jurista destacó el plan que ha preparado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para las entidades domiciliadas en Reino Unido que quieran trasladarse a España. La Comisión ha establecido un procedimiento de admisión que en el plazo de alrededor de tres meses puedan estar habilitadas para operar desde España. "Es un proceso de autorización muy corto", explicó.

En todo caso, reconoció que hay países en principio más atractivos para atraer a todas las empresas multinacionales radicadas en Reino Unido. En este sentido, subrayó que Luxemburgo sería el país "más deseable", además, aseveró que otro de los nombres que más fuerza está cogiendo es Alemania, en concreto, Fráncfort.

Sin embargo, Miguel Prado afirmó que el procedimiento abreviado de la CNMV y otros factores están consiguiendo que muchas de las firmas se planteen España como su nuevo destino.

"Estamos viendo cómo muchas empresas de sectores regulados, como el fintech, están aterrizando ya en este país y muchas entidades de pago", opinó. "Estamos ofreciendo muchas facilidades. Constituir un banco en otro país de la Unión Europea puede llevar más de año y medio. Aquí son meses", concluyó.

Por otra parte, Pablo Renieblas, explicó que "nuestro hándicap es no tener un convenio con Estados Unidos; mientras no lo tengamos, no podremos ser competitivos".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 118,41 -0,80 -0,67%
FRA 41,11 -0,66 -1,58%
ITA 165,47 -1,80 -1,08%
GRE 513,71 +0,25 +0,05%
POR 190,12 +2,53 +1,35%

Ecotrader



Evasión

Ralph Lauren ya no vende polos

Ralph Lauren ya no vende polos



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens