Ecoaula

Ministros de G20 coinciden en apuntalar formación ante los desafíos laborales

Los ministros de Trabajo y Educación de los países miembros del G20 concluyeron una reunión conjunta en Argentina en la que coincidieron en la necesidad de apuntalar las políticas que fomenten la formación en habilidades como respuesta a los nuevos desafíos que presenta el mundo laboral.

La cita, que reunió en la ciudad de Mendoza (oeste) a representantes de las veinte economías desarrolladas y en desarrollo más grandes del mundo, concluyó con una declaración final de quince puntos y un anexo con "directrices" del G20 sobre las "habilidades para un futuro inclusivo del trabajo".

Al clausurar la reunión, el presidente argentino, Mauricio Macri, instó a dar una "respuesta coordinada" frente a la transformación tecnológica para hacerla "lo más inclusiva posible".

El mandatario sostuvo que esta coordinación del G20 es necesaria frente a la "ola de innovaciones globales tan acelerada como nunca antes" que está "dando lugar a nuevas formas de trabajo y rediseñando los procesos productivos y cambios tecnológicos".

Macri subrayó que bajo la Presidencia argentina se creó el grupo de educación del G20 y se estableció su trabajo en conjunto con el de empleo, tras haber fijado el futuro del trabajo como uno de los tres temas prioritarios para este año.

"Es el momento de aportar conclusiones prácticas sobre cómo forjar las oportunidades y habilidades que preparen a nuestros ciudadanos para el cambio", consideró.

En la rueda de prensa final de la cita ministerial conjunta, el ministro de Educación, Cultura y Ciencia y Tecnología argentino, Alejandro Finocchiaro, destacó el consenso en el G20 para potenciar la "interacción entre el mundo y el de la educación" para construir capacidades para toda la vida, desde la infancia hasta la edad adulta.

"Hoy un chico que tiene 12 años posiblemente cambie seis o siete veces de trabajo en su vida, y la mitad o más de esos trabajos aún no han sido creados y posiblemente sean estos jóvenes quienes los creen", vaticinó Finocchiaro.

El secretario de Trabajo y de Empleo de Argentina, Jorge Triaca, resaltó la "importancia que tiene definir políticas públicas en función de la formación profesional continua, de acercar a las personas a lo largo de su vida a procesos de adquisición de conocimiento".

"Los cambios tecnológicos que enfrentamos van a requerir que nuestros trabajadores tengan la posibilidad de acceder al conocimiento y a la adquisición de habilidades para los distintos oficios y trabajos y eso es parte de lo que se ha discutido hoy", remarcó.

La declaración conjunta reconoce que la innovación tecnológica y otras transformaciones económicas y sociales está cambiando el mundo del trabajo.

Este fenómeno, explica el documento, ofrece "oportunidades y desafíos a la forma en que las personas viven y trabajan" que requieren el desarrollo de habilidades a través de un enfoque de aprendizaje permanente para la adaptación a nuevos escenarios.

En el anexo a la declaración, los ministros proponen 22 puntos que incluyen desde promover habilidades básicas hasta fomentar otras relacionadas con la ciencia y la tecnología y promover a los emprendedores.

En particular, los ministros recalcaron la necesidad de "priorizar el desarrollo de habilidades entre los grupos vulnerables y subrepresentados" y expresaron el compromiso de abordar la desigualdad a través de "políticas que garanticen oportunidades inclusivas y equitativas para todos".

Las reuniones de alto nivel del G20 continuarán este viernes en Mendoza con una cita de los ministros del Trabajo de los países miembros del grupo.

Todas las recomendaciones consensuadas en este tipo de reuniones ministeriales serán puestas a consideración de los gobernantes del G20 en la próxima cumbre del grupo, que se realizará en Buenos Aires el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.