Ecoaula

El 64% de los españoles estudia inglés después del verano

Madrid

Las vacaciones de verano se acaban y la vuelta a la rutina, al colegio, se avecina. Es el momento de sacar la lista de los propósitos para este nuevo curso y, una vez más, aparece destacado "estudiar inglés".

No resulta extraño que septiembre se haya convertido en uno de los meses del año con mayor demanda de cursos de inglés. Tal y como refleja un reciente estudio realizado por ABA English -academia de inglés online española con más de 22 millones de alumnos en todo el mundo-, el 64% de los españoles estudia inglés después del verano.

Aprender inglés después del verano es una práctica habitual entre los españoles. ¿Cuáles son las motivaciones para estudiar el idioma de Shakespeare? Estas varían significativamente en función de los grupos de edad. Según recoge el propio estudio, el 45% de los millennials y generación X aprende inglés por motivos profesionales. El inglés es cada vez más necesario para prosperar y conseguir mejores oportunidades laborales para estos dos grupos de personas en plenitud laboral. Seguido se sitúa el crecimiento personal (39%), y, muy por debajo, viajar (9%), estudios (5%) y comunicarse con amigos y familiares (2%).

Por el contrario, la principal motivación de los baby boomers es el crecimiento personal (48%), seguido de viajar (24%), motivos profesionales (21%) y comunicarse con amigos y familiares (7%). El hecho de que parte de esta generación esté ya en una edad de menor presión laboral acrecienta las motivaciones personales y más centradas en actividades de ocio como viajar.

Un requisito laboral decisivo

El mundo laboral está siendo cada vez más exigente dada la alta competitividad. El dominio del inglés se ha convertido en un requisito decisivo en las ofertas de empleo. Hoy por hoy, solo el 14% de los españoles afirma manejar un nivel de inglés advanced o business. El 86% restante cuenta con un nivel intermedio o inferior. En este aspecto, la diferencia entre generaciones es mínima. Únicamente el 16% de los millennials y generación X considera que tiene un nivel advanced o business, por un 14% de los baby boomers.

Este bajo nivel de inglés tiene impacto directo en las opciones laborales de los españoles, pues entre uno y dos tercios creen que han perdido oportunidades de promoción profesional. Esta realidad es opuesta entre generaciones: el 62% de los millennials y generación X declara haber perdido ofertas de empleo a causa de su inglés. Frente a ello, el 67% de los baby boomers afirma no haber sufrido pérdida de oportunidades laborales por su inglés. Esta brecha entre grupos de edad confirma la necesidad actual, y de futuro, de contar con un buen dominio del inglés para poder prosperar en el terreno laboral frente a escenarios pasados donde el idioma no era un factor tan determinante.

Además, en lo que sí está de acuerdo el conjunto de la población española es en las las ventajas profesionales que proporciona un buen nivel de inglés; el 87% de los encuestados sostiene que las personas con un mayor dominio del inglés tienen mejores condiciones laborales -puesto de trabajo o salario-.

Es un buen momento para aprovechar las diferentes opciones que se presentan para el estudio del inglés en estas fechas de intensa demanda. Academias como ABA English hacen ofertas de "vuelta al cole/back to work" que ponen muy fácil apuntarse para cumplir con ese objetivo, como por ejemplo la actual de ABA English cuyo precio, dividido por 12 meses, equivale a pagar solo 1,25 € al mes por aprender inglés. Nunca antes pagar el precio de un café fue tan enriquecedor cultural y laboralmente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.