Ecoaula

El omniaprendizaje

  • El uso de la tecnología en el ámbito profesional ha ido en aumento

La formación es uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad y, por ello, debería verse profundamente implicada en los cambios que en ella se producen. El uso de la tecnología en el desarrollo profesional ha aumentado al mismo tiempo que su presencia en los demás aspectos de nuestra vida.

La sociedad actual donde vivimos se encuentra inmersa en continuo desarrollo, a la vez que va adoptando las nuevas tecnologías que afectan diariamente a nuestra manera de relacionarnos unos con otros, tanto a nivel empresarial como personal. Asimismo, este progreso e implantación de la nueva tecnología está modificando la percepción que tenemos en la actualidad de la realidad.

En este sentido, desde IESE estamos continuamente realizando ensayos e investigando para poder formular nuevos modelos y enfoques pedagógicos que tienen como eje una profunda reflexión sobre cómo la digitalización está transformando el mundo de la empresa en general y la formación y desarrollo profesional en particular.

Dichas investigaciones, instan a las empresas a mejorar urgentemente sus competencias respecto a las últimas tecnologías para poder ofrecer a sus directivos una experiencia formativa realmente moderna.

Se trata de una experiencia mucho más ambiciosa que la formación semipresencial que ofrece un aprendizaje combinado presencial y online. Consiste en crear un nuevo concepto que hemos denominado omniaprendizaje que eleva la formación continua a un nivel superior.

El omniaprendizaje se convierte en un viaje, estamos rediseñando la forma de aprender, el desarrollo profesional se produce en cualquier momento y lugar integrado en las actividades diarias de los ejecutivos y guiado por un conocimiento personalizado y basado en datos. Empezamos a llevar una vida en la que las experiencias físicas se entremezclan con las digitales y se enriquecen mutuamente.

Los ejecutivos han de mantenerse alerta, en cada uno de los contextos, para identificar los momentos relevantes, meditar sobre ellos y extraer pautas generalizadas.

Imaginemos un programa de desarrollo de ejecutivos que está a punto de empezar, pero uno de los participantes tiene que coger un vuelo. No pasa nada: dese el aeropuerto, accede a la conferencia a través de su móvil. Los participantes se presentan y el anfitrión les invita a visitar la plataforma para conocer los detalles del programa, que aparece en una ventana emergente.

Más tarde, en el avión, vuelve a acceder a la plataforma. La lista de participantes en el programa está sincronizada con LInkedin. Algunos participantes ya figuran en su red. Les envía mensajes. Habla con uno que también está conectado y queda con él el fin de semana para tomar algo.

Mientras espera que llegue su equipaje, reflexiona sobre la novedosa organización logística de ese aeropuerto extranjero y la agilidad con que su personal despacha a los viajeros en el control de pasaportes, y aprovecha el tiempo de espera para dibujar un diagrama en su cuaderno electrónico que lo comparte con esta persona del curso que responde de inmediato. Le pide que se reúna con un amigo suyo que trabaja en una filial en la ciudad a la que acaba de llegar. ¿Y si los dos desarrollan esta idea en la próxima sesión del programa?

Emocionado, recoge su maleta y se dirige hacia el taxi que ha solicitado a través de móvil. Si la idea tiene éxito, ¡habrá alcanzado el 70% de su objetivo de desarrollo antes de volver a casa!

Hemos conseguido establecer nuevas relaciones personales a través de un programa formativo que ha logrado buscar oportunidades de negocio combinando lo viejo y lo nuevo. Hemos integrado la nueva capa digital en el modelo de negocio tradicional para adaptarnos al boom de la movilidad, las redes sociales, la nube o el big data.

Nos encontramos en el camino hacia la omnipresencia, una transición que requiere la habilidad de combinar lo antiguo con lo nuevo. Salvaguardar lo conocido para garantizar las operaciones y rentabilidad, pero también proteger lo nuevo que sentará las bases del futuro. Reimaginar la formación semipresencial en un mundo en el que lo físico y lo digital se entremezclan.

Elaborado por Giuseppe Auricchio, director de la Learning Innovation Unit del IESE

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado