Divisas

El rublo ruso se hunde a mínimos de noviembre de 2016 tras las sanciones impuestas por EEUU

  • Represalias por el envenenamiento en Reino Unido de un ex espía ruso

El rublo ha llegado a caer hasta un 4,06% frente al dólar y un 3,91% ante el euro ante la próxima llegada de las sanciones que impondrá EEUU a Rusia por el envenenamiento en Reino Unido del ex espía ruso Sergei Skripal.

El rublo cae hasta los 0,0151 dólares por unidad de la divisa rusa, mínimos desde noviembre de 2016. La caída es intensa, aunque es cierto que la divisa rusa suele caracterizarse por mostrar mayor volatilidad que las grandes divisas del mundo como el dólar, el euro o el yen japonés. 

Las sanciones se anunciaron ayer por la noche (hora española) y tendrán efecto desde este mismo mes. En un primer momento limitarán las importaciones de ciertos bienes tecnológicos fabricados en EEUU que sean considerados sensibles para la seguridad nacional de la primera potencia del mundo.

Pero lo que más está asustando a los mercados rusos es la advertencia de que esto sólo es el principio. Se espera próximamente otra ronda de sanciones que podrían afectar de forma directa a la economía de Rusia.

"Está claro que se avecinan medidas de sanciones importantes contra Rusia, ya sea por la Administración, por el Congreso o ambos", comenta Tim Ash, estratega sénior de mercados emergentes de Bluebay Asset Management en Londres a Bloomberg. "Las apuestas están cerradas".

También sufre caídas intensas el índice ruso RTS de la bolsa de Moscú que corrige cerca de un 2% que cotiza en la zona de los 1.090 puntos.

El Banco Central de Rusia fijó las cotizaciones oficiales, que entrarán en vigor mañana, en 66,2856 rublos por dólar y 76,8250 por euro. Las cotizaciones anteriores eran de 63,5950 rublos por dólar y 73,8211 por euro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.