De Grupo Vips a propietario del nuevo Rugantino Casa Tua

Ignacio Bonilla y el restaurante Rugantino Casa Tua tienen un pasado común: ambos son de Madrid y han estado vinculados a Grupo Vips durante 18 y 40 años, respectivamente.

Sin embargo, esa vinculación tocó a su fin hace seis meses. El pasado mes de marzo, el que hasta ese momento fuera el director de Franquicias de Grupo Vips abandonó la compañía justo cuando ésta preparaba el traspaso de su restaurante de la calle Velázquez.

Un traspaso que acabó en manos de Bonilla, actual propietario de ese local que ha estado presente en la escena hostelera madrileña desde hace décadas, antes incluso de que su nuevo dueño alcanzase la mayoría de edad.

Ahora, fiel a su cocina italiana y mediterránea, Rugantino Casa Tua cuenta con "un toque más personal en su carta. Estamos haciendo hincapié en las salsas, las pastas frescas y los postres caseros", matiza su nuevo dueño.

Independizado de Grupo Vips, también en lo relativo a los proveedores del restaurante, Bonilla, padre de tres hijos, sólo tiene buenas palabras para la persona que le introdujo en ese grupo.

"Plácido Arango ha sido un referente y me siento muy orgulloso de haber trabajado con él", sostiene. Cuando Bonilla se incorporó a Grupo Vips lo hizo en calidad de adjunto al director general de hostelería.

Tras aquella experiencia, el ahora empresario pasó a ocupar diferentes puestos de dirección, como la de Vips, la de Ginos, la de Friday's, la de Tío Pepe -ya fuera del grupo-, la de restaurantes y finalmente la de Franquicias.

En esta última, el protagonista de este perfil consiguió abrir más de 60 franquicias de sus marcas Vips, VipSmart y Ginos. Esa apuesta por la franquicia llegó cuando el grupo tuvo que echar el cierre a algunos de sus restaurantes como el Bodegón, el Teatriz, el Manzoni y el Paparazzi. A esas pérdidas se sumaron las de Lucca, que pasó a ser un Ginos, Tattaglia, que pasó a ser un Vips, y Rugantino.

Aficionado al pádel y al golf, Bonilla entró en Vips tras haber trabajado como director general de Don Algodón, la marca creada por Pepe Barroso. Amante de los viajes y de la vida al aire libre, Bonilla se define a sí mismo como alguien "inquieto al que le gusta vivir el día a día sin perder de vista el mañana".

En su mañana, el propietario de Rugantino Casa Tua no descarta nuevos proyectos. De hecho, según cuenta a elEconomista Alimentación, ya ha tenido alguna que otra proposición, "decente", matiza entre risas. "Me están llegando propuestas y me apetece aventurarme en nuevos proyectos", avisa.

Formado en el Colegio Maravillas de Madrid y en Icade, donde estudió Derecho y Empresariales, Bonilla confiesa que a sus 55 años su principal reto es conocer nuevos caminos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias