770420

Correos abre las puertas de China a las empresas españolas con Alibabá

8:32 - 3/02/2017
  • Las entregas en el día obligan a la logística a ser mucho más ágil
  • Internet y el 'e-commerce' llevan al sector a crecer a doble dígito

Correos ha abierto las puertas de China a todas las empresas españolas gracias a su alianza con el gigante online Alibabá. La compañía estatal ha firmado un acuerdo con la multinacional asiática de doble dirección. Por un lado, Correos se encarga de la logística (reparto de paquetería) de las ventas de Alibabá en España y, por el otro, la firma que preside Javier Cuesta Nuin tiene un espacio habilitado en TMall, uno de los portales más populares del gigante del comercio a través de Internet, que está a disposición de cualquier firma española que quiera vender en el país asiático. Para usar la ventana de Correos al mercado chino, las compañías sólo tienen que pagar el coste del servicio logístico, que realiza Correos, junto con una pequeña comisión por cada venta.

"Nuestra alianza con Alibabá y el espacio que tenemos abierto en su página web TMall está al servicio de las compañías españolas para que puedan acceder al mercado chino. Correos es el socio ideal de las empresas que quieran vender en China sin hacer una fuerte inversión. Permite que puedan realizar una primera aproximación sin riesgos", aseguró el presidente de la empresa estatal, Javier Cuesta Nuin, durante la jornada empresarial Ecommerce e innovación logística, organizada por la propia compañía de reparto de paquetería y cartas y elEconomista, celebrada en la sede de CorreosLab en Las Tablas (Madrid). 

En este sentido, Cuesta Nuin explicó que unos 200 millones de ciudadanos chinos con alto poder adquisitivo compran en TMall, donde multinacionales como Zara o Mango tienen sus propias ventanas o tiendas virtuales. A su vez, el presidente de Correos defendió que el servicio logístico de las empresas españolas es muy competitivo "en calidad y precio" y que "ninguna firma española que quiera vender fuera de nuestras fronteras tendrá algún problema con la distribución". Esta afirmación animó el debate entre los ponentes de la jornada. De esa forma, Mariano Tejedor Moreno, responsable de la Unidad de Apoyo a la dirección de Economía Digital en Red.es, señaló que las pequeñas y medianas empresas (pymes) tienen problemas para vender por Internet y para exportar por el complicado equilibrio entre el precio-coste-beneficio del servicio de logística que limita sus márgenes de ganancia. En este punto, desde Red.es están trabajando en ayudar a las pymes a que vendan más por Internet, ya que es "palanca de cambio" del negocio.

Pese a la lanza que Cuesta Nuin rompió en favor de la logística, lo cierto es que el sector enfrenta grandes retos ante el alza del comercio electrónico y las políticas de entrega en el mismo día. Y es que el futuro de ambos negocios está irremediablemente unido, ya que el éxito de uno depende del buen hacer del otro y viceversa. 

"El sector logístico tiene mucho que agradecer a Internet y al e-commerce ya que le está llevando a crecer a doble dígito", aseguró Enrique Serrano, director general de Tinámica y consejero delegado de la Escuela Especializada en Business Intelligence y Big Data. Una afirmación de la que discrepó Francisco Aranda, secretario general de la patronal UNO Logística, que no dudó en responder: "El sector de la logística no tiene nada que agradecer al comercio electrónico, sino al revés. Sin logística no sería posible el comercio online". 

Independientemente de qué fuera antes, si el huevo o la gallina (e-commerce o logística), lo cierto es que las encuestas y los estudios realizados por Correos apuntan a que el 50% de los usuarios aseguran que no volverían a comprar por Internet en una determinada tienda online si tienen algún problema con la entrega, mientras que un 37% se mostró dispuesto a volver a intentarlo si la oferta es muy buena. "Si en el mundo online el cliente tiene una mala experiencia ya no se fía. La confianza se pierde fácilmente, por lo que es muy importante para los comerciantes que las entregas se hagan en tiempo y forma", aseguró en esta línea Jesús Sánchez Lladó, responsable de la unidad de E-commerce de Correos.

"Cuando el cliente hace un pedido, está intranquilo hasta que recibe el paquete. Por eso las empresas que mantiene informado al comprador son las que los conservan a pesar de los retrasos", dijo Mariano Tejedor, de Red.es.

Así, si la tienda promete que el producto estará en manos del cliente en menos de 24 horas, deberá hacer todo lo posible para cumplir los plazos si quiere conseguir fidelidad. Durante el último fin de semana de Viernes negro y CiberLunes, las ventas por Internet se dispararon hasta el punto de que colapsaron a las empresa que, en muchas ocasiones, repartieron los productos con retrasos de más de tres días (durante el pasado Black Friday se realizó el 120% de las compras previstas para Navidad). "La logística se ha convertido en un elemento de competitividad y eficiencia de todas las empresas, donde la distribución es o se va a convertir en un elemento básico ante la generalización de internet", afirmó en esta misma línea Aranda, de Uno Logística.

"Ahora más que nunca el consumidor manda y el consumidor es impaciente. El que no llegue a la velocidad que tiene que llegar se quedará fuera. Las entregas en el día o en 24-48 horas están metiendo presión a la cadena logística, que debe de más ágil y rápida para cumplir con las exigencias", expuso Jaime Jiménez, consejero delegado de iContainers, una plataforma online especializada en ayudar a las empresas importadoras y exportadoras a gestionar sus necesidades de carga.

Especialización en el sector

El cambio en los modelos de consumo (el 58% de los internautas ya hace compras a través de la red) está mostrando que el valor diferencial de una empresa estará en la logística, lo que llevará a "a procesos de concentración y transversalización para una mayor optimización en costes. Además de una mayor personalización del servicio", explicó Serrano. 

"Las empresas se van a transformar hacia una logística de precisión, permitiendo entregas al cliente en un restaurante, en la cola del autobús, en el Starbucks o en el parque mientras paseas," sentenció. 

Así, ante el aumento del volumen de trabajo y los cambios en las formas de consumo, que todavía es incipiente (el e-commerce mueve en España 20.000 millones de euros de los 230.000 millones que se generan anualmente en comercio), las compañías están invirtiendo en tecnología: "Todas las empresas logísticas hacen un enorme esfuerzo para aplicar cambios, adaptarse a la demanda y desarrollar nuevas tecnologías y formas de trabajar. Es el momento de más cabeza y menos ruedas", sentenció también Francisco Aranda. 

Pese a los esfuerzos del sector, todavía existe una gran tara que les impide dar un servicio integral y eficiente y es la falta de información sobre el cliente. "Se debe sincronizar toda la cadena que ahora está rota, porque hay falta de información y una guerra de precios surrealista", reclamó Jaime Jiménez de iContainer. El empresario señaló la falta de comunicación que existe entre el proveedor, el importador, el transportista final y el cliente que lastra el servicio e insistió en la necesidad de que la empresas de la cadena cedan terreno e información para "evitar ineficiencias y sobrecostes". 

Este tipo de problemas, que también llevan a que muchas mercancías no lleguen a tiempo a sus destinos al no conseguir entrar en los puertos o los buques, ha llevado a gigantes como Amazon a crear su propia red de distribución y transporte, para asegurar las entregas y controlar donde está su material en todo momento. Jiménez asegura que las empresas de logística tradicionales y los intermediarios deben temer a Amazon, porque es una amenaza para su negocio. 

De momento, el gigante estadounidense ya tiene alquilada una flota de 30 aviones para realizar las importaciones y exportaciones, ha desarrollado una red terrestre de reparto, fleta buques desde China para traer los productos y está experimentando con drones para realizar repartos a domicilio. Este último servicio todavía está lejos de ser una realidad diaria debido a las normativas de espacio aéreo y los problemas para manejar drones.

En cuanto a la parte marítima, Jiménez explica que hay muchas ineficiencias que hay que solventar por culpa de la burocracia y que Amazon no lo tiene tan fácil para hacerse con una gran parte de ese mercado porque los intermediario chinos no están muy dispuestos a darle el valor real de los productos y el nombre de proveedor para evitar que se los salte y elimine el escalón. 

Así, el mismo directivo señala que el verdadero problema de la distribución está en el midle mile (el tramo que conecta a los intermediarios del comercio) y que las empresas de la última milla lo están haciendo. 

A pesar de que las compañías se están adaptando con celeridad al negocio de entregas a domicilio, la guerra abierta por los ayuntamientos contra el coche, el cierre de las calles y el aumento de la demanda están obligando al sector a buscar alternativas. Correos, que creó la filial Correos Express, asegura que ha puesto una red de entrega y recogida de paquetes en distintos puntos, como las gasolineras, ante la dificultad de realizar las entregas a domicilio con éxito en la primera visita. "La gente no está es sus casas y es difícil que las entregas se realicen con éxito. Los puntos están funcionando bien, ya que la gente recoge los paquetes en menos de ochos horas", apuntó Sánchez Lladó, de Correos. 

En cuanto a la guerra abierta contra el coche por parte de los ayuntamientos, desde UNO Logística ha pedido que se cuente con ellos para desarrollar un nuevo modelo de ciudad que permita mantener la vida en las mismas y respetar el medio ambiente. En este sentido, las empresas están trabajando para hacer más eficiente y amigable con el medio ambiente el reparto de paquetes, una de las actividades más contaminantes -genera el 25% de las emisiones de CO2-.

Entre las distintas iniciativas que se han puesto sobre la mesa para descongestionar el tráfico y ayudar al medio ambiente, tal y como empiezan a exigir los ayuntamientos, destaca el trabajo del clúster Citet, el brazo innovador de la patronal de logística UNO.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias



Comentarios 2

#1
03-02-2017 / 11:54
Sean
Puntuación 17

Impuestos que no se cobran, compramos a empresas con dudosa calidad y con puestos de trabajo en países donde no existe el Derecho Laboral, por lo que permitimos la esclavitud a cambio de comprar cosas, mayormente innecesarias, más baratas.

El e-commerce será la ruina y la esclavitud, el cierre de muchas empresas a cambio de lo barato.

Luego no nos quejemos de que cierran empresas en tu país y que los salarios españoles son malos, es que somos los culpables al descapitalizar el país.

#2
03-02-2017 / 14:16
David24
Puntuación 10

si tu paquete tiene un valor superior a los 30 euros PREPARATE A PAGAR ADUANAS Y OTRAS COSAS






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 124,29 +10,30 +9,03%
FRA 28,65 +0,67 +2,40%
ITA 170,53 +5,78 +3,51%
GRE 513,67 -6,14 -1,18%
POR 197,69 +5,27 +2,74%

Ecotrader



Evasión

La zodiac que vuela sobre el mar

La zodiac que vuela sobre el mar



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens