La participación en una red terrorista justifica la denegación del asilo

15/03/2017 - 6:00
  • No es necesario que haya cometido, colaborado o incitado los actos
Foto: Archivo

Los Estados miembros de la UE pueden denegar una solicitud de asilo cuando el interesado haya participado en actividades de una red terrorista, sin que sea necesario que éste haya cometido personalmente los actos de terrorismo, haya participado en ellos o incitado a su comisión. Así lo determina el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) en una sentencia del 31 de enero, de la que ha sido ponente el magistrado Allan Rosas.

En el caso enjuiciado, un ciudadano marroquí, condenado en Bélgica a seis años de prisión por participación en las actividades de un grupo terrorista -reclutamiento y envío de voluntarios a Irak-, presentó una solicitud de asilo a las autoridades del país. Invocó el miedo a la persecución que sufriría en caso de ser devuelvo a Marruecos dado que podía ser considerado islamista radical y yihadista. La solicitud fue denegada.

El Consejo del Contencioso de Extranjería belga admitió el recurso presentado por el solicitante y declaró que debía concedérsele la condición de refugiado.

Argumentó que los hechos que se le atribuían no eran propiamente delitos de terrorismo, pues no constaba la comisión o participación en ningún acto, por lo que las actuaciones por las que se le había condenado no presentaba la gravedad suficiente para constituir un "acto contrario a las finalidades y los principios de las Naciones Unidas" en el sentido de la Directiva 2004/89 sobre el Estatuto del Refugiado.

El Tribunal de casación belga decidió plantear ante el TJUE las condiciones por las que puede excluirse al solicitante de asilo, cuando haya sido condenado por participar en las actividades de un grupo terrorista, sin haber participado en ningún acto.

El artículo 12.2.c) de la Directiva 2004/83 determina que cabe excluir a un ciudadano de la condición de refugiado cuando sea declarado culpable de "actos contrarios a las finalidades y a los principios de las Naciones Unidas establecidos en el Preámbulo y en los artículos 1 y 2 de la carta".

La sentencia rechaza que dicha definición se limite "a quienes hayan cometido efectivamente actos de terrorismo, sino que puede extenderse también a quienes realicen actividades de reclutamiento, organización, transporte o equipamiento de las personas que viajan a un Estado distinto de sus Estados de residencia o nacionalidad para cometer, planificar o preparar actos terroristas".

El TJUE concluye que serán las autoridades estatales las que deben realizar la evaluación de la solicitud -bajo control judicial-. En este sentido, añade que la existencia de una sentencia firme es un elemento de especial relevancia.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0


Iuris

Viernes, 9 de Junio de 2017


Blogs




Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens