Construccion Inmobiliario

Varios fondos muestran su interés en comprar Testa tras aplazar la opv

  • Acciona es el único que siempre mostró su intención de seguir en el capital
Promoción residencial de Testa. Foto: Archivo

La incertidumbre política y la volatilidad de los mercados fueron las razones para que Testa pospusiera su salida a bolsa. Sin embargo, según han confirmado distintas fuentes del sector a elEconomista tras esa decisión algunos de los accionistas de la firma patrimonialista han recibido muestras de interés de varios fondos para comprar Testa. Así, algunos podrían estar analizando la posibilidad de desprenderse de su participación a través de esta vía y no mediante un estreno bursátil.

El pasado 29 de mayo la firma residencial anunció que aplazaba su estreno bursátil, y que en lugar de colocar alrededor de un 50% en el Continuo a través de una OPV (oferta pública de venta) y una OPS (opción pública de suscripción), lo haría más tarde, en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y a través de un listing.

La compañía apuntó que la decisión estaba motivada por la incertidumbre política y de los mercados, azotados por la crisis italiana, pero ahora se suma un tercer factor ya que varios de los accionistas de la patrimonialista, que está participada por Santander, BBVA, Merlin y Acciona, podrían haber recibido una acercamiento, que coincidió con el anuncio de aplazamiento, y que a algunos de ellos les hizo replantearse la salida a bolsa.

Tras la primera muestra de interés llegaron más, y según confirman las mismas fuentes, entre los distintos fondos que se han interesado podrían estar Apollo, Cerberus y Blackstone.

Los tres fondos tienen ya presencia en el mercado residencial en alquiler en España ya sea como propietarios o como gestores. Concretamente, Blackstone cuenta con más de 17.700 viviendas repartidas entre Anticipa Real Estate y la socimi Fidere. Mientras que Cerberus tiene más de 14.000 unidades a través de Haya Real Estate y Apollo está presente con Altamira, con 10.000 pisos.

Todos ellos tienen además capacidad para asumir una operación de las dimensiones de ésta, ya que la compañía cuenta con activos por un valor neto de más de 1.800 millones de euros.

Tras las distintas muestras de interés que han recibido, algunos de los accionistas siguen comparando las dos vías posibles para desinvertir de Testa, por lo que la salida a bolsa no está para nada descartada, ya que se elegirá la opción que ofrezca los mejores términos para los socios.

Desde un principio, Merlin, Santander y BBVA han tratado su presencia en Testa como financiera, mientras que Acciona considera su participación estratégica. Así, las mismas fuentes coinciden en que la compañía energética se quedará en el capital de Testa con el nuevo o los nuevos socios, en caso de que el resto venda, o en el mercado, si finalmente se produce la salida a bolsa.

Cartera de viviendas

La cartera de Testa, ubicada mayoritariamente en Madrid y con una presencia destacada en Barcelona, San Sebastián y Palma de Mallorca, supera las 10.500 viviendas tras cerrar recientemente la compra de un portfolio con 1.329 unidades que estaba en manos de BuildingCenter, filial inmobiliaria del grupo CaixaBank, por 207 millones.

Esta transacción forma parte de un acuerdo que ambas compañías alcanzaron en marzo y que se completará cuando se traspasen las 129 viviendas restantes incluidas en ese contrato. En este caso se adquirirán 21 millones de euros a lo largo de los próximos meses, a medida que se vayan cumpliendo determinadas condiciones. Por otro lado, a mediados de mayo, la agencia Standard & Poor's asignó a Testa una calificación crediticia de investment grade BBB-, con perspectiva favorable. Sin bien, esta calificación es preliminar, sujeta a que se haga efectiva la salida a bolsa de la socimi.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.