Castilla y León

La Alianza UPA-COAG rechaza el boicot a productos catalanes porque perjudica al sector agroganadero de Castilla y León

La Alianza UPA-COAG ha hecho un llamamiento a la sociedad castellanoleonesa para que en estas fechas muy cercanas a la Navidad donde el consumo de productos alimenticios se incrementa no se haga boicot a los productos catalanes.

La organización reclama sentido común y apartarse de proclamas radicales que no conducen a nada bueno porque actuar de este modo es lo más razonable e inteligente. En este sentido, la Alianza UPA-COAG muestra su más absoluto rechazo a planteamientos que aconsejan descartar la compra de todo lo que provenga de Cataluña porque simplemente "boicotearles a ellos es biocotearnos a nosotros mismos".

Así, subraya en un comunicado que algunas de las marcas catalanas más reconocidas se abastecen de materias primas que tienen su origen fuera de Cataluña. Por ello, no comprar en el resto de España productos de esa comunidad autónoma perjudica a proveedores de todos los rincones del país y, por tanto, castiga también a Castilla y León, especialmente al sector agroalimentario.

Por tanto, indica que el supuesto daño que se pretende hacer a los productos catalanes puede castigar seriamente a los proveedores de algunas marcas emblemáticas que proceden del resto de España. En el caso de Castilla y León, señala que con un sector agroalimentario "tan fuerte, pueden verse muy afectados porque la caída en ventas de las firmas catalanas provocaría a su vez el descenso en los pedidos de materias primas de aquí".

La Alianza UPA-COAG recuerda que Cataluña es uno de los principales mercados de destino de un sector tan asentado en Castilla y León como es el porcino y el cereal, entre otros.

"No tiene sentido alguno realizar acciones de este tipo y por lo tanto la compra de bienes de una zona geográfica determinada en una economía globalizada como la actual en la que no existen productos absolutamente autóctonos de ningún tipo", asegura la organización agraria.

La Alianza recuerda que Cataluña exporta anualmente a Castilla y León bienes valorados en unos dos mil millones de euros, y la Comunidad vende a los catalanes por valor de mil trescientos millones de euros. A pesar de que la balanza comercial es negativa, explica que es la mayor potencia exportadora en el sector agroalimentario, por lo que dejar de comprar un producto alimenticio elaborado con marca catalana podría estar perjudicando gravemente su origen, es decir, a las explotaciones agrícolas o a las granjas ganaderas de Castilla y León.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado