Vinos Españoles y Comida China

Publicado por en Sin categoría. 1 comentario .

Os pido perdón por no haber escrito nada en los últimos 10 días pero solo ayer terminó mi periplo de tres semanas por China. Llevamos a cabo 3 seminarios del programa Spanish Wine Experience, con el apoyo del Icex. Más de 150 profesionales de Shanghai, Beijing y Hong Kong participaron en estos cursos de dos días de duración de inmersión total en España y sus vinos. Se cataron más de 60 vinos en cada ciudad y enseñamos a los chinos lo interesante del turismo vinícola y cultural que ofrece España. Una de las cosas que aprendí es que promocionar España en base a turismo de sol y playa no tiene mucho futuro en China. En esta sociedad está mal visto el estar moreno, por ello el enoturismo puede ser una opción muy buena. Además, ayudamos a varias bodegas a encontrar importadores.

En Shanghai y Hong Kong también participé en cenas combinando comida china con vinos españoles. Es un aspecto importantísimo el entender el paladar chino y los gustos de esta sociedad. La verdad es que hay una sinergia muy interesante ya que la variedad de nuestros vinos armoniza perfectamente con la complejidad de la comida china. Hay diversos estilos de comida China y en cada uno de ellos hay un sabor que suele predominar. La comida de Sechuan se caracteriza por ser picante, mientras que la de Shandong se basa en pescados y mariscos. La Cantonesa incluye muchos dim-sum, comida asada o la famosa salsa de ostras. La gastronomía de Hunan destaca por sus platos cocinados al vapor.

Me gustaría destacar algunos vinos que llamaron la atención. Los de Jerez quizás fueron los que más sorprendieron, principalmente por ser grandes desconocidos. La comida picante de Sechuán se dejó comer muy bien con oloroso dulce, a destacar el Matusalem VORS de Gonzalez Byass. El picante también iba de maravilla con el Moscatel Nº 2 – Victoria de Jorge Ordoñez, de Málaga o con el Fondillón Sacristía de Salvador Poveda de Alicante. A los pescados y mariscos típicos de Shandong le fueron de fábula los albariños como el Paco y Lola 2009 de la DO Rías Baixas, que también llamó la atención por su original etiqueta.  El cava también acompaña a platos como los dim sum o los xialonbaos de Shanghai. A destacar el cava Berta Bouzy de Mont Ferran, Gran Juve Camps y el Reserva Heretat de Segura Viuda. No obstante, el protagonista fue el Cava embotellado con el sello de “La Roja”  elaborado en Ribera del Guadiana por Lar de Barros.

En lo que se refiere a tintos hubo muchos vinos que acompañaron bien al pato pekinés, a los guisos de cerdo, a platos en base a ternera o al fantástico pollo de Hainan. A destacar los siguientes:

  • Saó Expressiu 2006 – DO Costers del Segre
  • Montecastro 2006 – DO Ribera del Duero
  • Dinastía Vivanco Crianza 2007 – DOCa Rioja
  • Alto Moncayo 2008 – DO Campo de Borja
  • Hipperia 2005 – Pago de Vallegarcía
  • Marqués de Riscal Gran Reserva 2001 – DO Ca Rioja
  • Pago de Cirsus 2005 – DO Navarra
  • Remírez de Ganuza Gran Reserva 2004 – DOCa Rioja

El Vino en Shanghai (2ª Parte)

Publicado por en Sin categoría. 2 comentarios.

Además de conocer la comida china y sus posibilidades con los vinos españoles también me dediqué a conocer la situación de nuestros vinos, a algunos de los personajes que promueven los productos españoles y restaurantes con vinos o comida española. El lugar mas conocido el “El Willy, fundado por un catalán hace ya unos años y donde se puede disfrutar de comida y vinos españoles. A la entrada del restaurante, la bodega Miguel Torres ha instalado la vinoteca Torres donde se pueden probar todos sus vinos por copas. Nos recibió Rita Marta, una portuguesa guapa y simpatiquísima que está a cargo de Torres China, uno de los principales importadores de todo el país. Probamos el Simphony Series del 2009,  un vino chino hecho entre Torres y Grace Vineyards, considerada como la mejor bodega china.

En “El Willy” me tomé unas croquetas de jamón en compañía de Carlos Santana, un importador canario que lleva ya varios años en China. Mientras  catábamos el crianza 2007 de Dinastía Vivanco me contó que para hacer negocio en este país hay que asociarse con un “partner” chino, viajar mucho a China y entender muy bien la mentalidad local. Las relaciones comerciales con los chinos hay que trabajarlas, mimarlas y que los  comienzos son lentos. Otra de las noches cenamos en el restaurante que Martín Berasategui ha abierto en Shanghai. Empezamos con unos entrantes y un Chardonnay de Castillo de Monjardín 2009 de Navarra. Excelente comida como cabía esperar y el vino que probamos con la “carnaza” que me pedí fue el Aquilón 2007 de Campo de Borja, un vino hecho con la uva Garnacha y que es un espectáculo de potencia y fruta.

Cenando con Pepe Loira, analista del Icex en Shanghai y jefe de productos agro-alimentarios me comentaba de las tremendas posibilidades del mercado chino pero que, en su opinión, el vino español no las está aprovechando. “Aunque nuestros país está de moda hay que dar a conocer la marca España, sobre todo en relación al vino. Además, tendríamos que aprovechar el tremendo empujón que nos dan Nadal, La Roja, el Barça, el Madrid y las tapas”, me comentaba mientras nos tomábamos una copa de Gran Juvé y Camps, un Cava de la más alta gama, elegante y muy complejo. La periodista Suzy Wu, china especializada en comida y vinos españoles me decía que la variedad de estilos que tiene España no la tienen otros países pero que hay que dar a conocer mejor los vinos españoles entre los chinos, pero bajo un mismo paraguas que es España. El vino que acompañaba la conversación era un Pedro Ximénez mientras me terminaba de explicar que los vinos dulces le resultan muy interesantes al paladar chino.

El Vinos en Shanghai (1º parte)

Publicado por en Sin categoría. Comentar.

Shanghai es la ciudad que más me ha impresionado de las que he visitado en estos últimos años. Esto es la verdadera economía de escalas, a lo bestia. Cuando se habla del poderoso mercado chino hasta que no vienes a Shanghai no te puedes ni imaginar lo que es. Son más de 20 millones de habitantes en una ciudad enorme, vibrante y moderna donde se encuentra de todo, incluida la tienda de Louis Vuiton más grande del mundo. El consumo de vino que todavía está por debajo de 3 litros per cápita va en aumento y el dinero que se pueden llegar a gastar los chinos con pelas es considerable. Aunque el vino no es parte de la cultura china, se está poniendo muy de moda entre las clases media y alta, que aunque solo es una minoría, equivale a más de 200 millones de habitantes.

El motivo de mi viaje fue para llevar a cabo nuestro curso de promoción del vino español para profesionales chinos y de ayuda para bodegas españolas. Esta iniciativa que ya llevamos 4 años realizándola, contó con el apoyo del Icex y la asistencia de más de 45 importadores, distribuidores, periodistas y personal de hostelería. Mostramos todas la regiones españolas, catando cerca de 60 vinos. Aparte de mostrar a los profesionales de Shanghai lo que es España me interesaba conocer el paladar chino, sus gustos y sus impresiones de nuestros vinos.

Icex también organizó una cena para combinar platos de comida china con vinos españoles. Los invitados eran los principales medios de comunicación de Shanghai. Una experiencia muy interesante ya que la comida china tiene sabores muy complejos, intensos y en algunos casos muy picantes como la comida de Sechuán. El pepino de mar, que según los chinos es un potente afrodisiáco, se dejo comer muy bien con Fino Tío Pepe de Gonzalez Byass. A los cangrejos peludos, que son muy cotizados,  les fue de maravilla un amontillado de Garvey y a un plato de tofu con cangrejos le acompañó de fábula un blanco de Chardonnay de Finca Marisánchez del 2007.  El Marqués de Riscal Gran Reserva 2001 y el Montecastro 2006, Rioja y Ribera del Duero respectivamente, se dejaron beber muy bien con dim sum y especialidades chinas a base de carne. El moscatel Victoria de Bodegas Jorge Ordoñez hizo “estrágos”. Aunque los chinos no dan importancia a los postres el vino dulce les encanta y consideraron que podría ir muy bien con algunos platos picantes.

Otra que más me llamó la atención fueron los bares de copas que me enseñaron algunos importadores que querían mostrame como el vino está presente en los lugares de noche. El primero es uno de los sitios más impresionantes que he visto, el Bar Rouge. Tiene una terraza al aire libre en un ático altísimo con una vista alucinante de todo el skyline de Shanghai y una marcha increíble. Que ambientazo, un sitio guapo, donde occidentales y chinos disfrutan de la noche y de la mejor música. Pero mi gran sorpresa fue ver la cantidad de mesas ocupadas por jóvenes chinos bebiendo vino, y de muy alta gama. De ahí nos fuimos a Mint, decorado con peceras llenas de tiburones y tres cuartos de lo mismo, amplia carta de vinos y gente bebiéndolo. (estad atentos a la segunda parte)  

Vino Español, la Gran Muralla y Beijing

Publicado por en Sin categoría. 1 comentario .

The Wine Academy of Spain con el apoyo del Icex está llevando a cabo una gira por China para promocionar el vino español. Mi primera parada ha sido Beijing donde he realizado nuestro seminario de dos días sobre España y sus vinos para un grupo de 45 importadores, compradores y profesionales del sector. Inauguramos el evento con la asistencia de Fernando Salazar, Vicepresidente de Icex.  La sede fue el Ole Spanish Restaurant que lo dirige Victor García de Blas con la ayuda de Yolanda GarVal. La verdad es que estuvo muy bien ya que había más de 40 profesionales del sector a quienes les mostramos lo que es la España vinícola y de quienes aprendimos lo que hace falta para que nuestros vinos se hagan un hueco en el impresionante mercado chino.

Fuimos a visitar una bodega china donde se hacen vinos muy interesantes. La verdad es que el edificio es impresionante y una replica de una las propiedades más legendarias de Burdeos. Los vinos todavía tienen que encontrar su estilo pero “asusta” la velocidad a la que está creciendo la producción vinícola de este país que ya es uno de los diez productores mundiales. El consumo también se ha disparado y el vino está de moda. Hay muchos winebars y clubes de vinos. No obstante es un mercado que hay que estudiar y conocer. Aunque haya 1200 millones de chinos la gran mayoría viven en zonas rurales. Además, el vino nunca ha sido parte de la cultura y hábitos gastronómicos de los chinos pero lo están adoptando rápidamente.

Después de visitar el chateau fuimos a grabar para nuestra TV on-line a  La Gran Muralla. Nuestros guía fue Guillem Abellán, un catalán muy joven con una licenciatura en estudios asiáticos que vive en Pekin desde hace 4 años con su novia Asiem que es una chica china encantadora. Se dedica a organizar tours y es un guía super entretenido que habla muy bien el chino. Ya en la Muralla llevamos a cabo una cata de un vino español, el Sangre de Toro de Torres como un homenaje a la primera bodega española en establecerse en este mercado. También pudimos probar el vino con gente del campo, muy humilde, para conocer su opinión sobre el vino.

Por la noche nos fuimos a cenar a un restaurante de comida del sur de China, de la zona de Yunan. Probamos el caldero o hot-pot, los cangrejos peludos y algunas especialidades locales como los gusanos de seda o los saltamontes asados. Toda una experiencia la de probar estos bichos y la verdad que no están nada mal. La idea era el conocer los diferentes sabores de la comida china y poder así entender que vinos españoles son los que combinan mejor con la gran variedad de sabores de la cocina asiática. La gran variedad de estilos de vinos que se hacen en España es ideal para este mercado y creo que con un lugar importante para los vino de Jerez. En mi próxima entrada hablaré del vino español en Shanghai.

¿Porque se ha caído el consumo de vino en España?

Publicado por en Sin categoría. 12 comentarios.

Hace  unos días la Federación Española del Vino anunciaba la caída del consumo de vino en España a su mínimo histórico lo que nos sitúa en el penúltimo lugar en la Unión Europea, solo con Noruega por detrás nuestro. La diferencia es que en Noruega el consumo va en aumento y aquí sigue bajando.  Este es un tema que un servidor ya apuntó en un congreso celebrado en Ribera del Duero en 2004 y en un artículo que me dio a conocer en el sector que titulé “Algo falla en el vino español”. Ha tenido que llegar la crisis económica, el total desplome del consumo y de las ventas dentro de España para que la gente empiece a preocuparse.

¿Como es posible que haya ocurrido esto siendo España el mayor viñedo del mundo, el tercer productor mundial y el segundo exportador? Nunca ha habido mejor vino que ahora, se han construido bodegas que son verdaderas obras de arquitectura y nuestro vino sigue ofreciendo la mejor relación precio-calidad.  Además, estamos de moda ya que las tapas son hoy lo que era la comida italiana en los 70. Los chefs españoles son estrellas internacionales, hay muchas personalidades que hacen de embajadores de la marca España, sobre todo en deporte con los Gasol, Nadal, Alonso, Lorenzo o La Roja; en cultura con Penélope Cruz, Bardem y Antonio Banderas; y seguimos siendo una potencia turística importante. Es lo que ya en su día denominé “la paradoja española”. 

La culpa es nuestra, es decir del sector del vino. Hemos conseguido desconectarnos totalmente del consumidor. La gente del vino usa una jerga que ni nosotros mismos entendemos, el vino se ha hecho esnob, casi pedante y hemos asustado al potencial consumidor joven. Muchos profesionales proyectan una imagen elitista y asustan a veces al cliente. Los críticos se dedican precisamente a eso, a criticar y a dar caña en lugar de a recomendar y motivar a los lectores, usando una terminología que roza en lo absurdo.  El enfoque de las revistas y escritores se ha centrado en los vinos de élite y ha habido una obsesión por las puntuaciones de los gurús. Se ha ignorado y casi despreciado a los vinos más sencillos y baratos que son, al fin y al cabo, los que hacen que la industria funcione. En un estudio que realizamos entre jóvenes entre los 20 y los 30 años nos decían que la imagen que tienen es que el vino es caro, es aburrido y que la gente del vino son “unos tíos estirados, con los dientes negros y regordetes”.Mirad este video, es cachondísimo.

Se le echa la culpa a las leyes de tráfico, a la crisis y se argumenta que el vino es caro mientras el resto del mundo dice que el vino español es el de mejor relación precio calidad. Bla bla bla, todos esto son milongas, excusas. La crisis y los controles de alcoholemia son solo los detonantes de algo que viene ocurriendo desde hace más de 15 años. En el vino se ha creado una “burbuja” como la inmobiliaria o la financiera. Se invirtió de forma desmedida en bodegas sin un modelo de negocio adecuado y sin hacer el más mínimo esfuerzo para fomentar el consumo. Demasiada oferta para tan poca demanda y esto ha acabado por “petar”.

El origen también está en la fragmentación del sector.  Hay más de 70 consejos reguladores, más de 4000 bodegas y muchísimos organismos o asociaciones. Cada uno va a la suya, pidiendo subvenciones, con campañas verdaderamente pobres, pocos fondos y como resultado………bueno, ahí están las estadísticas. Me preguntaba una personalidad del sector como podía España competir con Australia, Chile o Italia. No existe España como una unidad y regiones como Rioja, Penedés o Toro no pueden competir contra países enteros. Estas naciones tienen organismos dedicados exclusivamente a fomentar las ventas y a promocionar sus vinos. Todas las bodegas ponen fondos y se diseñan estrategias para cada mercado. En España cada región, cada bodega o cada consejo “chupa de la teta” del gobierno para hacer su propia promoción, fragmentado los escasos presupuestos, confundiendo al consumidor y diluyendo el mensaje.

El sector debe unirse, poner fondos y esfuerzos, proporcionales al tamaño de cada uno, para diseñar una estrategia que tenga dos objetivos: que a nivel internacional se venda más vino español y que a nivel nacional la gente, sobre todo joven, consuma con moderación más vino. Da igual de donde venga, sea Rioja, Ribera, Priorato o Jumilla pero que sea vino. Y cuando digo dinero, no me refiero a campañas con 1 o 2 millones de euros, eso no basta para competir con el agua, los refrescos o la cerveza, y una campaña a medio gas y sin fondos hace más daño que dar beneficios. Las oportunidades están ahí y los expertos internacionales lo reconocen. Está en nuestras manos el superar esta etapa y el poder liderar el sector. Tenemos lo primordial, uno de los mejores vinos del mundo a unos precios más que razonables.

watch?v=5Tti6BJs-OQ&list=QL&playnext=2

Cata de Vinos de Málaga en la Universidad de Cambridge

Publicado por en Sin categoría. 1 comentario .

El pasado día 3 de noviembre tuve el gran honor de ser invitado, por la University of Cambridge Wine Society, a dirigir una cata de vinos de Málaga en compañía de Victoria Ordoñez, bodeguera y co-propietaria de Bodegas Jorge Ordoñez. La verdad es que fue una invitación inesperada pero que me hacía mucha ilusión al poder dirigirme a profesores y alumnos de una universidad de tanto prestigio para promocionar los vinos malagueños. Cambridge es un pueblo encantador, cargado de historia y que gira alrededor de las actividades académicas. La universidad está compuesta por más de 30 “colleges” o colegios universitarios. El lugar donde llevamos a cabo la cata fue el Peter House College, el colegio más antiguo de la universidad fundado en el siglo XI.

Antes de la cata fuimos invitados a cenar a otro de los colegios, el Jesus College. Toda una experiencia ya que las costumbres más tradicionales siguen vivas y era como estar en una película de Harry Potter. La misma decoración, un edificio antiquísimo, los alumnos vestidos con capas y los profesores con las togas que solo se ven en el cine. Lo más sorprendente para un hombre de vinos fue ver que cada uno de los alumnos, de edades entre los 18 y los 22 años, llevaba una botella de vino para compartir con sus compañeros durante la cena. Las únicas bebidas autorizadas para cenar son agua y vino. Después del ritual de bendecir la mesa en latín por uno de los alumnos, disfrutamos de una muy buena cena con vinos de Nueva Zelanda y Mosel. Nos comentó el presidente de la Wine Society que cada college gasta más de un millón de libras al año en comprar vinos y que todos tienen bodegas impresionantes.

Después de la cena nos dirigimos al Peter House College para llevar a cabo la cata de los vinos de Bodegas Jorge Ordóñez a la cual asistieron unos 60 alumnos y profesores. Cada semana se organizan catas con bodegueros o personalidades de sector, las cuales suelen tener una respuesta muy buena. Lo sorprendente es que las entradas a esta cata se vendieron en 6 minutos, lo que demuestra el interés que hay por los vinos españoles. Victoria y yo empezamos con una pequeña presentación de lo que es la Denominación de Origen Málaga y Sierras de Málaga para luego catar 6 vinos. El primero de los vinos fue el Botani 2008, un vino blanco hecho con la variedad moscatel, el cual sorprendió a todos los asistentes por ser seco y no dulce como la mayoría de los moscateles. Muy fresco, aromático y equilibrado, ideal para acompañar comida oriental tipo sushi, comida china o tailandesa.

Continuamos con los vinos dulces. El Selección Especial 2007, Victoria Conarte 2007, Victoria 2006 y 2005, para terminar con un Viñas Viejas 2005. Todos los vinos son dulces hechos únicamente con la uva moscatel pero cada uno de ellos procedente de diferentes viñedos de la localidad de la Axarquía al Este de Málaga. Las uvas no son asoleadas como se acostumbraba en esta denominación sino que se dejan secar en habitaciones bien ventiladas para que se concentre el azúcar y el alcohol no es añadido sino natural . Los vinos Selección Especial, Conarte y Victoria destacan por su frutosidad, juventud, frescor y aromas intensos. El Viñas Viejas, que está hecho con uvas de más de 80 años de edad y envejecido en barricas de roble durante unos 18 meses, es un vino más concentrado, complejo, con un dulzor bien equilibrado y muy goloso. Una delicia para beber como postre o acompañando platos como el foie-gras.

La cata resultó todo un éxito para los vinos de Málaga y el entusiasmo de los asistentes era evidente. Después del evento fuimos a un winebar fantástico en el Hotel du Vin, el cual tiene una carta de vinos amplísima y es un sitio super chulo. Me toca pasar la noche en otro de los colegios, el Pembroke College. Es como volver a mis días de universitario pero en Cambridge, todo un honor. Me cuesta conciliar el sueño pensando en la afición al vino de los universitarios ingleses, en el interés por las catas y por aprender, en los winebars tan interesantes que hay en la ciudad y me pregunto ¿porque en España no hemos conseguido esta cultura del vino entre los jóvenes?. Ello me hace pensar en una próxima entrada en este blog que dedicaré a lo que yo llamo “La Paradoja del Vino en España”.

¿Quién es Robert Parker?

Publicado por en Sin categoría. 3 comentarios.

Es muy probable que jamás hayais oído hablar de Robert Parker, a no ser que seais profesionales del vino. Por el contrario, cualquiera que esté metido en el sector vinícola sabe que Parker es el referentes más importante del mundo entre los profesionales del vino.  Este ex abogado de Washington se ha convertido en la persona más influyente de la profesión. No existe ninguna otra industria donde un solo crítico haya conseguido tanto poder e influencia. Robert Parker Jr. vive en el pequeño pueblo de Monkton, cerca de Baltimore, donde cata y puntua vinos de todo el mundo para publicar su revista conocida como “The Wine Advocate”. Pero como la mayoría de los críticos, cuenta con el cariño de muchos, el respeto de la mayoría pero también con duros detractores.

El interés de Parker por el vino empieza cuando era estudiante de leyes. En un verano viajó a Francia para visitar a Patricia, su novia y actual esposa. Durante su visita a Estrasburgo y dado que sus medios económicos eran escasos, descubrió que el vino era más barato que una Coca-Cola o un café, de esa forma probó por primera vez el vino, del que se enamoró. Después de unos años, se dio cuenta de que en Estados Unidos no existía ninguna clasificación que orientara al consumidor a la hora comprar un vino. Además, se gastaba tanto dinero comprando vinos que su esposa le amenazó con divorciarse si continuaba así.  Esto le empujó a crear la primera “guía independiente del consumidor” o ‘The Wine Advocate’, que es como él prefiere llamar a su revista. Desarrolló una clasificación basándose en las mismas notas que los colegios y universidades americanas puntúan a sus estudiantes, es decir de 0 a 100.  El objetivo de Bob era conseguir el número suficiente de suscriptores a la revista ‘The Wine Advocate’ como para dedicarse por completo al vino.

La cosecha de 1982 cambió la vida de Parker para siempre. Todos los años, en marzo, críticos de todo el mundo se reúnen en Burdeos para lo que se conoce como catas ‘en primeur‘.  Se catan los vinos que todavía están en barricas y los críticos evalúan la calidad de la cosecha que se comercializará al año siguiente. Sus comentarios condicionan los precios del vino que fijarán los ‘negociants’ de Burdeos. Hay que recordar que los grandes châteaux de Burdeos son los vinos que sirven de punto de referencia para el comercio de los vinos de alta gama. En aquel año, ninguno de los críticos de la época concedió buenas puntuaciones a la cosecha de 1982. Sólo un joven americano llamado Robert Parker, pensaba que la añada era excelente. Con el paso del tiempo, los vinos de 1982 demostraron que Parker tenía razón. Así nació el que más tarde se le conocería como “El Emperador del Vino”.

“The Wine Advocate” ganó muchísima popularidad, convirtiéndose en un referente para muchos profesionales y consumidores. De hecho, como consiguió muchas suscripciones, le permitió a Bob dejar de  ejercer como abogado y dedicarse sólo al vino.  Se le considera el experto número uno en los vinos de Burdeos, California o Ródano y sus puntuaciones han cambiado el negocio del vino en estas zonas. El impacto de Robert Parker en Burdeos ha sido de tal magnitud que el Presidente Chirac le concedió la condecoración de Chevalier dans l’Ordre de la Légion d’Honneur, siendo Parker el único crítico de la historia que ha conseguido los más altos honores concedidos por dos presidentes franceses y uno italiano.

Para la mayoría de los expertos, Parker es quizás la persona más influyentes del sector. Si tu vino alcanza una puntuación por encima de 95 puntos, es casi seguro que lo vas a vender todo. Por ello, bodegueros de todo el mundo esperan impacientes la publicación de sus puntuaciones porque son conscientes de que una buena calificación podría ser crucial para su bodega.  No obstante, Parker cuenta con numerosos detractores que opinan que está contribuyendo a promover un estilo de vinos unidimensional y de ser verdaderas “bombas de fruta y madera”. Le acusan de que por su enorme influencia las bodegas se obsesionan por producir “vinos parkerizados” para obtener las más altas puntuaciónes.  Lo cierto es que, con independencia de lo que cada cual opine sobre Robert Parker, como profesional, él es un referente y la influencia que ejerce en la opinión de los demás ha logrado cambiar el mundo del vino.

33 Mineros y el Vino Chileno

Publicado por en Sin categoría. 3 comentarios.

Hacía 16 años que no viajaba a Chile, a pesar de haber nacido en Santiago. Nada más llegar a mi hotel me entero de que las perforaciones para rescatar a los 33 mineros chilenos han llegado al refugio donde llevan atrapados más de 60 días. El país entero está emocionado y se contagia la exitación. Todos las radios y las televisiones retransmiten en directo desde la ciudad de Copiapó, en medio del desierto de Atacama, zona que conozco bien ya que viví allí unos años. En mi primera noche en Chile disfruté con la magnífica variedad de mariscos chilenos, acompañados de un vino blanco espectacular, el Amelia 2007 de la bodega Concha y Toro.

Entre el jet-lag y que no puedo  dejar de ver el rescate de los mineros en TV, apenas logro dormir unas horas. Al día siguiente voy a visitar la bodega que Miguel Torres tiene en la localidad de Curicó, a unos 180 Kms al sur de Santiago. A lo largo del camino puedo apreciar lo mucho que ha cambiado Chile para convertirse en un país moderno. Me recibe Miguel Torres Jr. con quien comemos en el restaurante de su bodega. Probamos el “caldillo de congrio” y el “chupe de locos”, dos especialidades muy chilenas. Acompañamos la comida con el Santa Digna Sauvignon Blanc 2009, el cual está disponible en España. Miguel nos enseña la bodega y nos muestra algunos de los destrozos que causó el terremoto. Hacemos una cata de sus vinos chilenos y me llama mucho la atención el Manso de Velasco 2006 que también se encuentra en España.


Al día siguiente me toca impartir una conferencia sobre cambio climático en la industria del vino. Asisten muchos bodegueros chilenos y me doy cuenta de la importancia que se le da en ese país al medio ambiente y a la sostenibilidad. Por la tarde me toca llevar a cabo una cata para unas 200 personas con la Embajada de España para promoción de los alimentos españoles. El vino que más llama la atención es el Vi de Gel Gewurztramminer 2009 de la casa Gramona en Penedés al igual que el Coto de Hayas de Campo de Borja.

Nada más terminar este evento nos vamos corriendo al hotel ya que está prevista la salida del primer minero. En la recepción hay un ambientazo, la gente se reuné para ver la salida de los mineros, parece la final del mundial de futbol. Me pido una botella de un vino absolutamente espectacular, de lo mejor que he probado ultimamente. El “Ángel Púrpura” 2007 de la bodega Montes. Nada más salir el primer minero todos nos emocionamos y reacionamos igual que cuando Iniesta metió el gol contra Holanda. Se escuchan los pitidos de los coches en la calle y brindamos con ese magnífico vino. La verdad que Chile ha dado una lección de buen hacer a todo el mundo, de solidaridad y de unión ante la adversidad. Bajo el liderazgo de Sebastián Piñera Chile ha hecho frente a un terremoto devastador y a la tragedia de los mineros. La properidad y “empuje” de este país también se refleja en sus vinos, modernos, sabrosos y con una excelente relación calidad precio. ¡Salud por los 33 mineros y por Chile!


Vino, salud y leyes de tráfico

Publicado por en Sin categoría. 3 comentarios.

El consumo de vino en España ha bajado considerablemente. Hemos pasado de casi 50 litros. por persona en los años ochenta a menos de 18 litros hoy en día. Hay muchos razones que han motivado este descenso pero una de los que más argumentan los consumidores es el miedo a los controles de alcoholemia en carretera. Estos controles en Estados Unidos se llevaban a cabo igual que en España, de forma masiva en las cercanías de discotecas, coincidiendo con días de fiesta, etc. Después de más de 25 años de esta práctica las autoridades americanas se dieron cuenta de que los resulatados no eran nada alentadores. Se han suprimido los controles de alcoholemia masivos y la actual política en EEUU es el de intentar educar a los consumidores desde temprana edad a que beban con responsabilidad y moderación.

Hay estudios de diversas universidades que demuestran que con la ingesta de una típica comida o cena mediterranea, se pueden beber hasta dos copas de vino y un control de alcoholemia no dará positivo. No podemos esperar que un español salga a cenar un viernes o un sábado y no beba algo de vino. La clave está en no pasar de dos vasos de vino con la cena, no beber alcohol con el estómago vacío y evitar las copas de después de la cena. Con campañas de educación y promoción del consumo moderado de vino estoy seguro de que nos evitaríamos muchos disgustos, mejorarían las ventas y la gente joven aprendería a beber responsablemente. A los jóvenes de hoy en día basta que les prohibamos algo para que lo deseen más aún.

Enseñar a beber vino con moderación no solo podría ser la clave para evitar infringir las leyes de tráfico sino que conseguiríamos una sociedad algo más saludable, ya que el consumo moderado de vino está demostrado que es beneficioso para la salud. A principios de la decada de los 90 en el programa de la televisión norteamericana “60 minutes”, uno de los de los de más audiencia del mundo, se emitió un reportaje llamado “La paradoja francesa”. En dicho programa se analizaba el porque los franceses tienen una incidencia relativamente baja de enfermedades cardiovasculares, teniendo en cuenta que es una sociedad que come mucho queso, mantequilla, foie-gras y derivados del cerdo, es decir, una dieta rica en colesterol y triglicéridos. Además, Francia es un país donde hay gran cantidad de fumadores. La justificación que argumentaban quienes llevaron a cabo la investigación, es que dicha paradoja se debe a que los franceses han sido consumidores regulares de vino, especialmente tinto, junto con la comida.

Este es un mensaje que el sector del vino no ha sabido aprovechar para mejorar el consumo y las ventas. Hay que convencer a las autoridades que el secreto está en la educación y no en la prohibición y el castigo. Un país como el nuestro que es el tercer productor mundial de vino tiene que entender mejor las virtudes de su consumo, educar a los jóvenes y fomentar el que beban vino con moderación en lugar de espirituosos y otras bebidas.

Algunos mitos en torno al vino

Publicado por en Sin categoría. 2 comentarios.

Cuando apenas empezaba en esto del vino una de las cosas que me llamaba la atención y que me sigue molestando son algunos de los mitos que existen entre los consumidores en torno a este sector. Hay tantas leyendas urbanas y creencias tontas que no han ayudado precisamente a que la gente más joven se entusiasme con el vino. Los profesionales del sector, los bodegueros y la gente que escribe, habla y comenta sobre vinos ha espantado a los jóvenes usando un lenguaje sofisticado, ‘snob’ y pedantorro. Aparte del lenguaje hay que quitar del medio algunos de esos mitos para que el vino sea divertido.

Primer mito: El vino es sólo para expertos

¿Cuanta gente piensa que para beber y disfrutar del vino hay que ser un experto? No hace falta saber absolutamente nada de vino para disfrutar del mismo. El vino se bebe para acompañar una comida o como aperitivo, y el único fin que ha de tener su consumo es el de proporcionar placer. No hace falta ir a cursos de cata ni ser un catador experto para pedir un vino en un restaurante. No obstante, aquellos que se interesen por este apasionante mundo, si asisten a alguna cata o curso, poco a poco disfrutarán más y les resultará más fácil el poder pedir el vino que más placer les de en un restaurante o comprarlo en una tienda.

Segundo mito: El vino es caro

Estoy harto de escuchar que el buen vino es caro o de que los críticos del sector sólo le dediquen atención a los vinos de alta gama. Los jóvenes españoles pasan del vino porque piensan que aparte de aburrido es caro. Precisamente esta es una de las grandes ventajas del vino español, su excelente relación precio-calidad. En nuestro país podemos encontrar muy buenos vinos por debajo de 6 euros la botella. Por ejemplo, hay vinos hechos con la uva garnacha en Aragón o la uva monastrell en Murcia que ofrecen una calidad excelente a precios muy asequibles. En Jerez hay verdaderas joyas que se pueden comprar a muy buen precio. El cava también es un tipo de vino que ofrece una excelente relación precio-calidad.

Tercer Mito: “El mejor vino del mundo es…”
Esta es una de las preguntas que se me plantea con más frecuencia. Mucha gente piensa que los mejores vinos son los de Burdeos como el Chateau Lafite o el famoso Petrus; o el Romanee-Conti de Borgoña y el Vega Sicilia en España. Es cierto que estos vinos son muy conocidos y alcanzan precios muy altos pero ya se han convertido en artículos de lujo, que se compran como inversión o para colecciones. También es muy común pensar que los mejores vinos españoles son los Rioja o los Ribera. El mejor vino es el que a uno le da más placer, cueste lo que cueste y venga de donde venga. Hoy en día hay vinos que nos pueden dar enorme placer en todas la regiones de España, así como en Chile, California, Australia o Nueva Zelanda.

Cuarto Mito: “El vino no es para salir de marcha”
En España es casi imposible poder beber vino en un bar de copas o en una discoteca. Si lo pides los camareros te miran como si fueses un bicho raro. En los países donde el consumo va en aumento y el vino está de moda es porque la gente menor de 35 años se ha dado cuenta que es una bebida divertida, saludable y que puede ser ideal para salir de copas y “de marcha”. En Londres las estadísticas nos dicen que más del 80% de las chicas inglesas menores de 35 años beben vino blanco cuando salen por la noche. Si vemos algunas de las series de televisión de EEUU, en la mayoría de las escenas en bares o discotecas, lo que suelen beber los protagonistas es vino.

El consumo de vino ha de ser una cuestión meramente hedonista. Lo único que importa de un vino es que sea capaz de darnos placer, tanto como aperitivo, acompañando una comida o cuando salimos por la noche. Hay grandes vinos a todos los niveles de precio y buenas botellas las podemos encontrar en cualquiera de las más de 70 denominaciones de origen españolas pero también en otros países como Chile, Sudáfrica, Francia, Italia o Argentina. Para disfrutar no hace falta ser un experto, solo tener interés en probar muchos vinos, de diferentes uvas, regiones y estilos.