Momentos Interesantes del 2011 y los Vinos que les Acompañaron

Publicado por en Sin categoría. Comentar.

Este es un pequeño resumen de lo que fue el año 2011 para mi y para nuestra empresa The Wine Academy. En general ha habido momentos buenos y otros memorables, aunque también ratos malos e inestables. Tanto para celebrar como para esos momentos flojos he elegido el vino que en cada mes fue el que “me tocó la fibra” y que comparto con vosotros. Quizás no son los mejores, ni los más puntuados, ni los más representativos pero son los que a mí proporcionaron placer en un momento determinado. Esperemos que el 2012 nos traiga una economía mejor, más estabilidad  y más gente que se aficione a beber vino de calidad moderadamente.

Enero

No podía empezar mejor el año, de vacaciones en Punta Cana con mi familia, donde aproveché para llevar a cabo un curso para los empleados del Hotel Paradisus. No obstante, el punto álgido del viaje  fue la cena en casa de Julio Iglesias disfrutando con él de unos vinazos. El vino del mes: Château Gruaud-Larose 1979 de Burdeos.

 Febrero

A principios de este mes me tocó hacer de guía del crítico norteamericano Jay Miller para la guía de Robert Parker por toda la Catalunya vinícola. Se visitaron más de 20 bodegas y se cataron cerca de 1500 vinos. El Vino del mes: Ferrer-Bobet Selección Especial 2009.

 Marzo

Aparte de muchas otras actividades, la que más me llenó fue el llevar a cabo una Cata de Garnachas como clausura del 10º Encuentro Verema en Valencia, con el apoyo de la DO Campo de Borja y acompañado de otros dos Masters of Wine, Norrel Robertson y Pedro Ballesteros. El vino del mes: Aquilón 2007 de Campo de Borja.

 Abril

Un de los momentos inolvidables de mi vida profesional: haber podido trabajar con Kofi Annan, quien fue nuestro invitado de honor en el 3er Congreso Mundial de Cambio Climático y Vino. El vino del mes: Montecastro 2006 de Ribera del Duero.

Mayo

Divino Tuscany ha sido uno de los eventos mejor organizados a los que asistido. Organizado por la toda poderosa empresa IMG y liderado por el crítico James Suckling, este evento fue toda una experiencia culinaria, cultural y vinícola que culminó con una barbacoa en casa de Sting, a quien no veía desde que organizamos dos conciertos con él en 2001. El vino del mes: Tua Rita Redigaffi 1999 de la Toscana.

 Junio

A finales del mes de Junio tuve la oportunidad de recorrer Navarra visitando bodegas, degustando sus vinos y disfrutando de su magnífica comida en los días previos a mi primera visita a San Fermín. El vino del mes: Torcas 2009 de Navarra.

 Julio / Agosto

Casi todo el final de julio y principios de agosto estuve de gira por Shanghai, Hong Kong, Singapur y Korea llevando a cabo nuestro programa de promoción del vino español y de ayuda a bodegas para encontrar compradores.  Los vinos de estos dos meses: La Nieta 2007 de Rioja y Alabaster 2008 de Toro.

 Septiembre

Después de pasar unas semanas en Marbella, volvíamos a Asia para visitar Hong-Kong, Macao y Shanghai nuevamente realizando catas de promoción de los vinos españoles. El vino del mes: Harlan Estate 2002 de Napa Valley, California.

 Octubre

Francis Ford Coppola

En el mes de octubre me dediqué casi por completo a filmar videos para www.madwine.tv y para la cata de vinos españoles que llevamos a cabo durante el congreso de Winefuture Hong Kong. El vino del mes: Clos Saint-Jean Chateauneuf du Pape Deus Ex Machina 2007 del Ródano en Francia.

 Noviembre

Organizamos Winefuture Hong Kong que se convirtió en la cumbre más grande del sector y tuvo como protagonistas a Robert Parker y Francis Ford Coppola entre los más de mil profesionales que se dieron cita en el evento. El vino del mes: Château Cos d´Estournel 2009 de Burdeos.

Robert Parker Jr.

 Diciembre

Este mes lo dedicamos a la última gira con Jay Miller, en representación de Robert Parker, por Jerez, Málaga, Montilla, Murcia y Valencia, antes de su retirada. Vino del mes: El Nido 2008 de Jumilla.

 

Vinos con los que acabé el 2011

Publicado por en Sin categoría. 2 comentarios.

Hotel Meliá Sol y Nieve

Siempre he creído que para el año que viene sea bueno hay que acabarlo con estilo, disfrutando, viviendo, haciendo cosas especiales y, por supuesto, bebiendo buenos vinos. Ya que este año no ha sido uno de mis mejores decidí disfrutar al máximo la última semana de este 2011. Para mi disfrutar al máximo significa, fundamentalmente, cuatro cosas: lo primero es estar con mi esposa, mis hijos y la familia más cercana; lo segundo es hacer mucho deporte; lo tercero es comer y beber bien; y por último está el acabar el año con buenas perspectivas empresariales, con ideas y buenos proyectos.

Para poder conseguir que estas cuatro condiciones se diesen, lo primero que hicimos fue ir a esquiar a Sierra Nevada con toda la familia, una estación que está muy bien debido a su cercanía de Marbella, “nuestro cuartel general”, tiene buenas pistas y había suficiente nieve para que grandes y pequeños disfrutásemos. La clave está en no ir a esquiar en días de fiesta…….hay demasiada gente. El hotel que nosotros preferimos y que es una gozada por sus comodidades y por lo cerca que está de todo, sobre todo de las pistas, es el Meliá Sol y Nieve. En este viaje hubo un vino que me sorprendió mucho una de las noches que cenamos en la nieve: Artigas 2008 Blanco de Bodegas Mas Alta de la DOQ Priorat. Un blanco con mucha personalidad e ideal para acompañar el salmón a la parrilla que me metí “entre pecho y espalda”.

La Cima 2007

La otra parte de la ecuación la compone el hacer mucho deporte, especialmente para alguien que vivió del tenis durante más de 20 años. Ya dije que 2011 no fue un gran año ya que, entre otras cosas me tuvieron que operar de una rotura de tendón en el bíceps derecho, lo cual me tuvo en el “dique seco” durante muchos meses. Aparte del esquí, justo antes de las fiestas por fin pude volver a las pistas y, aunque me está costando realizar algunos movimientos, he vuelto a disfrutar jugando al tenis. Para celebrar mi retorno hice una barbacoa en casa con la familia, Entre los vinos que bebimos el que más me sorprendió fue La Cima 2007 de Dominio do Bibei en la Ribeira Sacra y que está hecho en su mayoría con la uva Mencía.

Para la Fiesta de Fin de Año me guarde la “caballería pesada” en lo que se refiere a vinos. Fue un día perfecto ya que jugué al tenis por la mañana, fuimos al cine con los críos, y visitamos a la familia por la tarde-noche. La cena y fiesta fueron en Finca Besaya, el sitio de Marbella que se ha convertido en cita obligada si quieres salir por la noche y tienes ya “unos añitos”. Empezamos con Champagne Krug 1999, con toda su personalidad y potencia pero con la elegancia que caracteriza a esta casa. Para acompañar un mousse de salmón elegí el increíble Capitel 2008 hecho por Javier Zacagnini en la zona de Rueda, quien también está detrás de Aalto. Continuamos con un Chateau D´Yquem 1999 que acompañó de fábula al foie gras. Para la lubina a la plancha abrimos un Romanée St. Vivant 2006 de Domaine de La Romanée Conti. Para acompañar un lomo a la Wellington pudimos elegir entre un Château Cos D´Estournel 2001 de Burdeos y el potente e increíble Alabaster 2007 en mágnum de los Hermanos Eguren de la DO Toro. Este último vino fue el que causó sensación entre los invitados.

El primer día del año los comenzamos bebiendo lo que quedaba de ese fabuloso Alabaster 2007 y después de la uvas, ya se sabe, se cambia a copas y cosas más fuertes. Mi esposa tuvo la acertada idea de continuar con Champagne toda la noche, con lo cual el día siguiente es se le hizo más llevadero. Yo me decanté por un ron que cuesta encontrar en España pero que me resulta una delicia. Se trata del UNHIQ XO hecho en la República Dominicana. Aunque los más puristas se ofenderán, a mi me gusta mi ron con Coca Cola Zero y un chorrito de limón. No soy ningún experto, ni falta que me hace, pero os recomiendo esta marca. Brindamos con ese elixir por nuestra nueva aventura empresarial que no procede comentar aquí pero que creo cambiará mi vida y será muy divertida. Feliz 2012.

Château D´Yquem – ¿El mejor vino del mundo?

Publicado por en Sin categoría. Comentar.

Château D´Yquem no solo está considerado como el mejor vino de postre del mundo sino que es también uno de los grandes vinos jamás elaborados. Este Château se ubica en la región de Sauternes que es una apelación muy pequeña localizada a unos 40 km al sudeste de la ciudad de Burdeos. Más de cuatro siglos de historia, una ubicación privilegiada y un terruño especial dan como resultado unos de los vinos más espectaculares y codiciados del mundo.

Uvas afectadas por Botritis Cinerea

Es lo que se conoce como un vino botritizado. Al estar los viñedos de esta región cerca de varios ríos y por las condiciones climáticas de la zona hay periodos del año en los que se acumula mucha humedad en los racimos, lo cual promueve la formación de un hongo llamado Botritis Cinerea. Cuando se dan las condiciones de humedad y temperatura adecuadas el tipo de hongo que crece es lo que se conoce como “podredumbre noble”. Este hongo crece en la piel de la uvas deshidratándolas, lo cual concentra el azúcar y los ácidos, a la vez que aumenta la complejidad aromática.

Las uvas se recogen llevando a cabo varias “pasadas” por el viñedo para seleccionar solo aquellos racimos que muestran estar afectadas por el hongo en forma de la llamada podredumbre noble. Estas uvas se prensan y luego se pone a fermentar el mosto hasta que se alcanza un alcohol de aproximadamente 13.5%. Después de parar la fermentación para que el vino permanezca dulce se mete en barricas de roble para su crianza, la cual termina cuando se embotella en la cuarto invierno después de la cosecha inicial.

El resultado es un vino absolutamente delicioso y complejo. Degustar Château D´Yquem es un estimulo para todos los sentidos. Esta experiencia hedonística comienza ya con el color amarillo dorado brillante del vino, sigue con los aromas de melocotón, mandarinas y miel entremezclados con toques de madera, especies y vainilla para terminar en el paladar siendo un vino goloso, denso, muy persistente y sedoso. Todo un regalo para el paladar, los sentidos y la imaginación.

El vino de Sauternes y en especial Château D´Yquem es el acompañante por defecto del foie-gras. Para Honeré de Balzac un acompañamiento casi perfecto son las ostras, mientras que Alexandre Dumas prefería este vino para beber junto a la ensalada de mejillones. Hay chefs de reconocido prestigio que sugieren probar Yquem con langosta o algunos platos de caza. Como postre es ideal con quesos azules y con diversas tartas o sin ningún acompañamiento. En cualquier caso y con cualquiera de los platos mencionados, degustar Château D´Yquem es inolvidable.

Rioja, un Gran Destino para el Turismo del Vino

Publicado por en Sin categoría. Comentar.

Marqués de Riscal

Según estudios recientes el nombre de Rioja está considerado como el nombre de región de vino que resulta más fácil de reconocer para los consumidores de todo el mundo. Rioja toma su nombre de un pequeño riachuelo, afluente del Ebro llamado río Oja y está ubicada al noreste de España. La Denominación de Origen se encuentra en parte del País Vasco, Navarra y de la región política de La Rioja. Está dividida en tres sub zonas, Rioja Alavesa, Rioja Alta y Rioja Baja. Toda la región se encuentra protegida por dos cadenas montañosas que ayudan crear el clima ideal para que Rioja produzca grandes vinos. La más importante es la Sierra Cantabria que protege a la zona de las lluvias y la humedad proveniente del Atlántico. La Sierra de la Demanda ofrece una cierta protección contra las olas de viento frío provenientes del Oeste. Es la confluencia de tres influencias climáticas lo que hace que Rioja tenga un microclima único: el clima continental proveniente de la meseta de Castilla León, el clima Atlántico del norte y el clima mediterráneo que viene del sureste.

La plantación de viñedos data de hace más de 2000 años, fue ampliamente promovida por monjes en monasterios y no se vio afectada por la invasión Árabe que no llegó tan al norte. A finales del siglo XIX la plaga de la filoxera devastó los viñedos de toda Europa. Ello provocó la inmigración de muchos viticultores y bodegueros sobre todo de Burdeos, los cuales llevaron a Rioja sus conocimientos y experiencia. Esta enfermedad no llego a España hasta 1890 cuando ya se había descubierto la solución al problema por lo que la replantación de los viñedos se pudo hacer con las viñas adecuadas. Cuando España entró a formar parte de la Unión Europea, las ayudas económicas consiguieron que se invirtiese en la modernización de las bodegas y en nueva tecnología. En el año 1995 Rioja se convierte en la primera Denominación de Origen Calificada.

Las uvas que están autorizadas para la producción de vinos tintos de calidad son 4 pero la más importante es el tempranillo, seguido por el graciano, la garnacha y el mazuelo. Dependiendo de que parte de Rioja provengan la uvas los vinos serán de un estilo u otro. La Rioja baja es la más cálida y donde se planta más garnacha, los vinos son más alcohólicos, maduros y afrutados. La Rioja Alavesa produce unos vinos delicados, elegantes, con acidez alta y buenos para su guarda. La Rioja Alta produce también vinos con elegancia, buena acidez, minerales y frescos. En el cupage final pueden mezclarse uvas de diferentes zonas y variedades para conseguir el estilo que busca cada bodega y la máxima calidad.

 

La Calle del Laurel

Rioja es una visita obligada para cualquiera. Ninguna otra región vinícola en el mundo ofrece más y mejores posibilidades gastronómicas, culturales, históricas y enológicas. La capital es Logroño y es una ciudad de tamaño medio en donde resulta muy interesante visitar la Calle Laurel, una zona de bares y restaurantes donde la variedad de tapas es amplísima. Hay monasterios y catedrales muy antiguas repartidas por toda la región y muchos lugares históricos que merecen ser visitados. Aquí me gustaría destacar la visita a Dinastía Vivanco, considerado como el mejor museo de vino del mundo. Además del museo la bodega es espectacular y el restaurante muy bueno. Otra visita imprescindible es al Barrio de la Estación en Haro. Es donde se encuentran las bodegas más tradicionales de Rioja, todas en un mismo barrio lo que permite ir caminando de una a otra para visitar nombre míticos como Lopez Heredia, Muga, Roda, La Rioja Alta o CVNE entre muchas otras.

Marqués de Riscal es una de las bodegas más famosas y representa perfectamente la esencia de lo que Rioja es hoy en día. Una de las bodegas más clásica y tradicionales junto a la modernidad del hotel diseñado por Frank Gehry. El hotel también cuenta con un spa dirigido por Les Sources de Caudalies. El restaurante dirigido por Francis Paniego ofrece una cocina riojana moderna y una selección de vinos del mundo muy amplia. Dentro de los platos a destacar de la comida local están las costillitas de cordero asadas al sarmiento y las tradicionales patatas a la riojana.

Las añadas interesantes de Rioja son: 1964, 1994, 1995, 1996, 2001, 2004, 2005 y la 2010 que se espera sea espectacular. A continuación menciono algunos vinos de que recomiendo probar para disfrutar y entender la diversidad de los vinos de Rioja.

  1. Contador de Benjamín Romeo
  2. Fernando Remírez de Ganuza Gran Reserva 2004
  3. Trasnocho de Fernando Remírez de Ganuza
  4. La Nieta de Eguren
  5. Roda de Bodegas Roda
  6. Prado Enea de Bodegas Muga
  7. Hiru 3 Racimos de Bodegas Luis Cañas
  8. Marqués de Riscal 150 Aniversario
  9. Barón de Chirel
  10. 904 de La Rioja Alta

Restaurantes interesantes:

1. Alameda en Fuenmayor

2. Echaurren en Ezcaray

3. Las Cubanas en Logroño

Hoteles recomendados:

1. Marqués de Riscal

2. Hotel Villa de Laguardia

3. Parador de Calahorra

Robert Parker: “España será la estrella del sector”

Publicado por en Sin categoría. 3 comentarios.

El crítico de vino más influyente del mundo ha lanzado sus famosas predicciones sobre como va a evolucionar el mercado del vino en los próximos años.  Cada cierto tiempo, Robert Parker publica un análisis del sector y como si leyese en una bola de cristal, predice cuales serán las tendencias del sector, las regiones que destacarán, las uvas que se van a poner de moda o el estilo de vinos que más impacto tendrá. En muchos casos este tipo de análisis de un sector se suele quedar en “agua de borrajas” y poca gente se acuerda luego de lo que se dijo y si se cumplieron dichas predicciones o no. En este caso creo que la gran mayoría de las tendencias que Parker describe tienen mucho sentido y en su mayoría se cumplirán.

De las 12 predicciones, hay una que toca de lleno al vino español. Parker ha sido rotundo: “España será la estrella”.  Dice Parker que España emerge como un líder del sector en cuanto a calidad y creatividad, combinando las mejores características de una gran larga tradición con una enología moderna. Continúa Parker diciendo que España posee una gran cantidad de viñedos muy viejos que son fundamentales para la producción de vino de calidad y que el potencial vinícola es ilimitado. También dice que para el 2015 las regiones como Rioja y Ribera del Duero perderán protagonismo a favor de otras como Toro, Jumilla o Priorato. Personalmente, no creo que esto se cumpla. A pesar de que esas tres regiones son fantásticas, los volúmenes que producen pueden limitar el poder para competir con las más clásicas.

Pero las preguntas que nos debemos hacer son varias: ¿estamos haciendo los deberes para que estos buenos augurios se conviertan en realidad? ¿La industria del vino en España ha diseñado una estrategia adecuada para la conquista de los mercados internacionales? Personalmente creo que la respuesta a ambas preguntas es NO. En estos momentos faltan ciertos elementos fundamentales para que el vino español “sea la estrella”: 1.  Carecemos de un plan a corto, medio y largo plazo para conseguir esto; 2. Todos son esfuerzos fragmentados y “muchos tiros al aire” por parte de Consejos, bodegas u organismos de producción; 3. Dinero para poner en marchas la mencionada estrategia.

Es una pena que gurús como Parker y muchos otros expertos nos auguren lo mejor y que estemos desaprovechando una oportunidad tan buena. Esto es como la selección de futbol hasta el mundial de Sudáfrica o la Copa Davis. Siempre tuvimos grandes jugadores pero nunca conseguíamos triunfar hasta que futbolistas y tenistas se dieron cuenta del poder que tiene el aunar esfuerzos y el jugar en equipo. Con la crisis económica no podemos esperar que haya fondos importantes para promoción pero si se puede conseguir un presupuesto considerable si la industria se junta y se recaudan fondos para una GRAN campaña de promoción del vino español en lugar de la gran cantidad de promociones pobres y hasta cutres que se llevan a cabo ahora mismo.

A nivel de consumo nacional el enfoque debería ser el mismo, diseñar una estrategia a corto, medio y largo plazo para que en España se consuma más vino, da igual de donde procede, lo que debemos conseguir es poner el vino de moda y que más gente, sobre todo joven lo beba con moderación. Cuando ya se hayan aficionado a beber vino se les puede empezar a hablar de regiones o uvas. Yo aporto mi granito de arena con la cata de vinos españoles que haremos durante el Winefuture de Hong Kong y que invito a todos los lectores de El Economista a seguir por video streaming en este mismo blog el próximo día 6 de noviembre a partir de las 11.15 de la mañana hora española. En esa cata mostraremos 17 vinos de 14 regiones que creo representan muy bien lo que es la España vinícola.

¿Hace falta educar al consumidor para que sepa de vinos?

Publicado por en Sin categoría. 8 comentarios.

Uno de los mitos más arraigados y que hacen mucho daño a la hora de intentar captar nuevos consumidores, especialmente jóvenes, es la creencia de que para disfrutar del vino hace falta saber. Cuanta gente me dice que ellos no beben vino porque no entienden y no saben de cata. Es una “leyenda urbana” que se ha desarrollado por el mismo esnobismo que muchos críticos, escritores y sumilleres han creado alrededor de beber vino.

El consumidor no necesita saber absolutamente nada sobre técnicas de cata para poder beber vino y disfrutar del mismo. Ni le hace falta saber si está hecho con un tipo de barrica u otro, ni si viene de suelo de arcilla, calcáreo o de pizarra. Al consumidor lo que hay que intentar es que disfrute con lo que tiene en la copa y con lo que puede rodear el tomarse una buena botella de vino. Cuando yo voy a un restaurante lo único que quiero saber del jamón, del salmón o del chuletón es si me gusta o no y cuanto vale. Si alguien me insinúa que tengo que asistir a un curso de cocina o de cómo se ha de cortar jamón para poder comerlo entonces me quita las ganas y puede llegar a intimidar a alguien.

Si una persona a quien le gusta el vino se interesa por asistir a un curso de cata, a una degustación o a un evento de vino, bienvenido sea pero que ello no sea una condición para poder beberlo. ¿Cuántos restaurantes tienen sumilleres o camareros supuestamente entendidos en vino que te hace sentir como un idiota? Especialmente si no sabes que es el cabernet, donde está el Ródano, o si coges mal la copa. Para eso están ellos, para hacernos sentir a gusto, para aconsejar al cliente y ayudarnos en la elección. Hay muchos que todavía no se han enterado de que el protagonista no ha de ser el vino, ni mucho menos el sumiller sino el consumidor. ¡El que tiene que saber de vinos es el sumiller, el camarero o el jefe se sala, los consumidores no!

En España ha caído tanto el consumo y el interés por el vino, sobre todo por parte de la gente joven que lo que tenemos que hacer antes de pensar en educar es motivar. Los potenciales consumidores en nuestro país no cuentan con el vino cuando salen de copas, a cenar o en reuniones. Tenemos que conseguir poner en contacto a los jóvenes con el vino antes de siquiera pensar en educarles, invitarles a cursos de cata  o llevarles a bodegas.

Quienes tienen la obligación de educarse son todas aquellas personas que comercian y sirven el vino. Desde el dueño del restaurante que da la orden de compra y paga por el vino hasta cualquier camarero que tenga que servir una sola copa o botella. Es su obligación el conocer los vinos, saber sus sabores y características más interesantes para poder entusiasmar al cliente y debe saber servirlo en las mejores condiciones para el máximo disfrute del quien lo paga. El sector Horeca debe entender cómo se ha de comprar vino, como se ha de mantener y rotar la bodega, el servicio de vino por copas, como poner precios adecuados a cada vino y sobre todo, como se puede motivar al cliente para que beba vino.