Archivo de la categoría '"Breve historia de la euforia financiera"'

Una historia breve, pero interesante

23 de Abril de 2008

Para inaugurar oficialmente este espacio, hemos creído oportuno elegir un libro que combina amenidad y actualidad. Se trata de Breve historia de la euforia financiera, cuyo autor es John Kenneth Galbraith. Este economista estadounidense –aunque de origen canadiense-, que falleció en abril de 2006, dedicó parte de su bibliografía al estudio de las crisis financieras. Suyo es, de hecho, el que posiblemente sea el libro más reconocido sobre el crac de 1929 –titulado precisamente El crac del 29-. En otros, como La sociedad opulenta –su libro más famoso- o Un viaje por la historia de nuestro tiempo, mostró sin tapujos su inclinación keynesiana.

Un denominador común en sus textos es su espíritu divulgador, una actitud por la que recibió críticas por parte de los académicos y alabanzas, en forma de ventas masivas, por parte de los lectores. Ese ánimo preside el sentido buscado en Breve historia de la euforia financiera. En apenas 140 páginas, pasa revista a las crisis más relevantes de la historia –desde la tulipamanía del siglo XVII hasta el crash de 1987, porque está escrito a comienzos de los 90- y subraya las características que comparten, con el propósito de extraer lecciones válidas para el futuro.

Ahora, en plena crisis financiera, su lectura cobra más sentido si cabe. Sobre todo, porque pone de manifiesto que la situación actual posee muchas similitudes con otros episodios sufridos en los últimos siglos. Para abrir boca, a continuación les adjuntamos un párrafo de esta obra cuyo precio ronda los 10 euros y es fácil de encontrar tanto en librerías especializadas como en las que no lo son:

“Las características más obvias del proceso de especulación resultan de una claridad manifiesta para cualquiera que sea capaz de comprender. Cualquier artefacto o descubrimiento que parezca nuevo y deseable –los tulipanes de Holanda, el oro en Luisiana, la propiedad inmobiliaria en Florida, las magníficas ideas de Ronald Reagan en materia económica- capta el pensamiento financiero o, para más precisar, lo que pasa por tal. El precio del objeto de especulación aumenta. Los valores, la tierra, las obras de arte y demás propiedades adquiridos hoy, mañana valdrán más. Este incremento y las perspectivas atraen a nuevos compradores, los cuales determinan una nueva alza. Entonces aún son más los atraídos, que también compran, y la subida continúa. La especulación se construye a sí misma y se proporciona su propio impulso”