Razones de peso para indignarse… y más allá

4 junio, 2012 por P. Calvo

Josep Prats decidió que no sólo valia con indignarse. Y que no sólo basta con enojarse ante los problemas, sino que resulta obligatorio buscar y proponer soluciones. Por eso se inventó un personaje, Justo Cortés Valiente, y le dio la oportunidad de lanzar sus propuestas en un discurso de investidura imaginario. Es así como se desarrolla No sólo se indignen, un libro breve, de apenas 103 páginas, cargado de Propuestas para un Estado de Bienestar sostenible, tal como reza el subtítulo.

El libro de Prats no deja indiferente. Siguiendo el dicho, no hace falta un frasco grande para recoger las mejores esencias. Y el autor se esfuerza, por boca de su candidato a la presidencia del Gobierno, en diseccionar el Estado para poner, negro sobre blanco, los ajustes que, a su juicio, necesita España para ser un país sostenible. No, Josep Prats, con décadas a sus espaldas trabajando en los mercados financieros, no se esfuerza en ser políticamente correcto ni gasta ni un solo gramo de fuerza en ser demagógico. Pide que no sólo nos indignemos, sino que vayamos mucho más allá. Propone, por tanto, una revolución… pero no en el sentido en que esta es planteada en muchas ocasiones. Varias píldoras revelan el espíritu del libro:

“Cada ciudadano debe saber cuánto paga y cuánto recibe a cambio por su pertenencia al Estado. (…) Vamos a proporcionar, cada año, a finales de marzo, las cuentas individualizadas de cada ciudadano con el Estado correspondientes al ejercicio anterior. (…) Las cuentas claras. Cuando los ciudadanos vean el gasto que les imputan por una operación quirúrgica, una visita médida, una carrera universitaria o un pleito por injurias, podrían enjuiciar si el servicio público tiene un coste de mercado y si el uso que se hace del servicio público es o no excesivo”

“A partir de ahora, vamos a sentar claramente un principio irrenunciable: el hecho de pagar más impuestos no conllevará, en ningún caso, una merma de derechos para el ciudadano contribuyente. Todos somos iguales ante la ley y todos tenemos derecho a recibir los servicios públicos en igualdad de condiciones, con independencia de lo que contribuyamos al erario público. Bien está que pagar más no dé derecho a más; pero tampoco a menos”

Son sólo dos ejemplos, pero recogen el espíritu general del libro. Una cascada continua de propuestas, todas ellas soportadas por cifras y no solo por convicciones, con la intención de invitar a que el lector reflexione. Sobre lo que fuimos, sobre lo que somos y sobre lo que queremos ser. Por un precio que se sitúa entre 12 y 13 euros, tendrá en sus manos el discurso de investidura de un candidato imaginario, Justo Cortés Valiente. Quién sabe, a lo mejor en el futuro ese candidato pasa a ser real…

Las dos próximas recesiones: así lo ve Juan Ignacio Crespo

23 abril, 2012 por P. Calvo

La templanza es una virtud. Y Juan Ignacio Crespo es virtuoso hasta el extremo. Tras seguirle en sus intervenciones televisivas, tuve la ocasión de conocerlo en persona en una presentación que hizo en la sede de Thomson Reuters en Madrid. Allí pude comprobar en persona que lo que se intuía por la pequeña pantalla se veía más que refrendado en persona. Crespo es capaz de decir cosas serias, muy serias y graves, muy graves, con naturalidad; sin estridencias; sin gritos. ¿El secreto? Su vasto conocimiento de la historia económica y financiera… y los gráficos. Que nunca falten los gráficos, que hablan con su trayectoria, que no es que valgan más que mil palabras, sino que son fuente de inspiración para que esas mil palabras tengan sentido.

Esos mismos ingredientes son los que enriquecen y dan lustre a su esperado libro, que ha visto la luz en el arranque de 2012. El título ya es (por desgracia, por lo que conlleva) prometedor: Las dos próximas recesiones. Y el subtítulo completa el reto planteado por el autor: Cómo, dónde, cuándo y por qué se producirán. ¿Y qué hay en su interior? Pues una ración continua de Juan Ignacio Crespo en estado puro: afirmaciones duras, gruesas; realidades y perspetivas delicadas… con un estilo inconfudible. Sereno, lógico, tranquilo… y con el inestimable apoyo de los gráficos.

Partiendo de una premisa clara -“Aquí no se trata de ser optimista o pesimista, sino de saber evaluar bien la situación en cada momento”-, el autor no se esconde. Es decir, acepta el desafío de dar respuesta al planteamiento del título. Y lo demuestra desde el principio:

“Empezando por la respuesta; después ya habrá tiempo para las explicaciones y los rodeos: la economía mundial y con ella, como no podría ser de otra forma, la española, ha entrado en un periodo de crisis que previsiblemente durará de diez a doce años. […] Por eso, lo que más va a demandar esta crisis a partir de ahora es elevadas dosis de paciencia y un mecanismo de solidaridd que permita llegar hasta el año 2018 a los sectores más débiles de la población. Y no sólo llegar, sino hacerlo en condiciones que hagan posible reengancharse añ nuevo tren de la prosperidad. Una tarea que no va a ser nada fácil”

Tras esta declaración de intenciones, pasa  revista a los principales asuntos del pasado más reciente, el presente y el futuro de la economía y las finanzas. El papel que debe desempeñar el Banco Central Europeo (BCE) en la crisis soberana, si el euro sobrevivirá o no a la crisis, los desafíos que esperan a China o Brasil, la debilidad del sistema financiero español… son algunos de los principales temas tratados en el libro.

Casi 300 páginas, editadas por Deusto, de aconsejable lectura por la calidad y la claridad con la que el autor afronta varios de los problemas más relevantes del momento. Por un precio que oscila entre los 17 y los 19 euros en su edición impresa y los 12-13 euros en su edición digital, el autor desmenuza la histórica crisis que arrancó allá por 2007. Llevamos media década perdida. Pero consumiremos media década más antes de recuperarnos del todo. Así lo ve Juan Ignacio Crespo.

Michael Lewis le invita a pasear por el mundo… de la crisis

3 abril, 2012 por P. Calvo

Sin duda, Michael Lewis es uno de los grandes autores de libros económicos y financieros de las últimas décadas. Cocinero antes que fraile, puesto que trabajó como bróker, saltó a la fama con su magnífica obra El póquer del mentiroso, en la que describía, con un enfoque entre novelesco y periodístico, los excesos que abonaron el histórico crash de 1987. Desde entonces, su pluma es una de las más seguidas y leídas, y su último libro, Boomerang, no supone una excepción en su exitosa carrera como escritor.

En esta ocasión, más que al título, conviene prestar atención al subtítulo para entender la pretensión del libro: Viajes al nuevo tercer mundo europeo. Porque eso, precisamente eso, es lo que hace Lewis. Viajar por varios de los países que más están sufriendo durante la crisis o que desempeñan un papel protagonista en ella. El autor repasa Europa a partir de sus visitas a Islandia, Grecia, Irlanda y Alemania y culmina la obra, posiblemente con un capítulo que queda algo desconectado con el resto, con un análisis sobre Estados Unidos.

Los capítulos dedicados a esos países europeos resultan impactantes; más que nada, porque el autor no sólo somete a escrutinio los errores económicos que condujeron a la crisis actual, sino que también se dedida a detectar las causas sociales que laten tras los excesos cometidos. El repaso es considerable. Ahora que se ha puesto tan de moda el ejemplo islandés, resultaría aconsejable leer el apartado que Lewis dedica a la machista Islandia. Ahí va una muestra:

“Éste es el pasado que se supone que valoran los islandeses; una historia de conflictos y heroísmo; de ver quién está dispuesto a chocar con quién con la máxima fuerza. Puede que en ella haya muchas mujeres, pero es principalmente una historia de hombres. Cuando solicitas préstamos por un montón de dinero para crear una prosperidad falsa, estás importando el futuro al presente. Pero no tanto el futuro verdadero como una grotesca versión de silicona del mismo. El apalancamiento compra una imagen fugaz de una prosperidad que uno realmente no se ha ganado. Lo sorprendente acerca del futuro que el macho islandés importó fugazmente fue lo mucho que se parecía al pasado que ensalza. Apuesto a que ahora que ha visto su falso futuro, la hembra islandesa tendrá mucho más que decir sobre el verdadero”

De Grecia destaca que “el pueblo griego nunca ha sabido pagar impuestos”; de Irlanda, que un pueblo pesimista descubrió el optimismo… a través de las finanzas; y de Alemania… ¡la querencia hacia la escatología de su población! Y mientras va salpicando estas ideas, introduce datos, declaraciones y referencias económicas que completan la composición de lugar. La duda que queda es si esas descripciones sociales son demasiado simples y basadas en generalizaciones. Por este motivo, un lector español seguramente echará de menos un capítulo dedicado a España, por aquello de poder valorar el libro de forma más precisa y justa.

Todo ello, claro está, magníficamente escrito, con un ritmo vivo, ágil y repleto de anécdotas que facilitan aún más su lectura. En este sentido, resulta brillante el prólogo, que refleja a la perfección la filosofía y el estilo del autor. Lewis logra así que sus poco más de 200 páginas se consuman en un suspiro. Por un precio que oscila entre los 15 y los 20 euros en función de las ediciones y el idioma, el autor prolonga su idilio con la literatura económica y los lectores.

Porque nada es gratis…

12 marzo, 2012 por P. Calvo

Desde 2009, varios economistas españoles decidieron reunir y difundir sus puntos de vista sobre distintos temas económicos en un blog. Lo bautizaron como Nada es gratis (www.fedeablogs.net/economia/). Ellos mismos lo presentan así en su página:

“Nada es Gratis es un blog de economía en español del que son editores Samuel Bentolila (CEMFI), Antonio Cabrales (Universidad Carlos III), Jesús Fernández-Villaverde (University of Pennsylvania) y Luis Garicano (London School of Economics). Además, un amplio grupo de economistas de habla hispana colabora en él de forma regular”

Con el apoyo de FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada), aquella iniciativa ha deparado decenas de posts y cientos de comentarios, hasta asentarse como un torrente de ideas y discusión en torno al mundo de la economía… y más allá. El éxito alcanzado por este proyecto animó a sus promotores a publicar un libro, con el mismo título (Nada es gratis), un subtítulo sugerente que resume sus pretensiones (Cómo evitar la década perdida tras la década prodigiosa) y un autor (varios, mejor dicho) que firma con pseudónimo, Jorge Juan, como guiño a Fedea (es en la madrileña calle de Jorge Juan donde tiene su sede) y como elemento vertebrador de la diferente procedencia de sus autores.

El resultado es una obra interesante, por sus contenidos, y sugerente, por su invitación a la reflexión sobre esos contenidos. Además, y porque es un objetivo explícito buscado por sus autores, resulta accesible para los más y los menos versados en los distintos asuntos de los que se ocupa. Partiendo de una premisa básica, pero que en ocasiones se olvida, como que no hay nada gratis, trata temas tan actuales y polémicos como la burbuja inmobiliaria, la reestructuración del sistema financiero, la financiación autonómica, las enfermedades del mercado laboral español o los aspectos y la lógica económica que existen en asuntos como la sanidad o la educación. Un libro clave para hacerse una mejor composición de lugar sobre los problemas que atraviesa España. Una obra de denuncia y crítica, pero en la que también se aportan las soluciones que, a juicio de los autores, ayudarían dejar atrás los duros tiempos actuales.

En sus 240 páginas y por un precio que oscila entre los 13 euros en ebook y los 19 euros en librerías, repasa varios de los temas económicos más actuales y que más preocupan a los españoles en estos momentos. Sin duda, por el grado de conocimiento de sus autores y por la actualidad de cada tema, el libro daría para mucho más… Pero para eso está el blog, por el que merece la pena pasarse con asiduidad.

Goldman Sachs, el ‘rey’ del mundo

28 septiembre, 2011 por P. Calvo

El libro que traemos en esta ocasión tiene un título sugerente y, sobre todo, actual: El banco. Cómo Goldman Sachs dirige el mundo. No, no lo ha escrito Alessio Rastani. Su autor es el periodista Marc Roche, y recibió por él el galardón Prix du Livre d’Économic, otorgado por los periodistas franceses al mejor ensayo económico del año.

El libro, en sus poco más de 250 páginas, afronta el desafío de intentar destapar los secretos de uno de los bancos más poderosos del mundo, Goldman Sachs, para muchos, un verdadero centro de poder global, con influencias que trascienden el universo propiamente financiero. El propio Marc Roche no oculta que la tarea no ha sido sencilla: “El poder de Goldman Sachs y los escándalos que rodean a la firma son carnaza para los adeptos a las teorías de la conspiración. El culto al secreto que cultiva la firma es desgraciadamente propicio a la difusión de rumores, de informaciones de segunda mano difíciles de verificar”.

Esta matización del autor resulta clave para afrontar la lectura de El banco. No es un manual teórico ni un relato histórico. Es una compilación de experiencias, personalidades, vivencias, relaciones personales y profesionales,  prácticas bancarias… que, en conjunto, pretende presentar qué es realmente Goldman Sachs, una institución opaca, celosa de su intimidad y sus secretos. Por todo ello, el ejercicio de Roche, valiente, está sometido al juicio de la línea frontera que siempre existe entre lo subjetivo y lo objetivo, entre la realidad y las leyendas.

Asumiendo este corolario, El banco no deja indiferente. La amenidad y el ritmo pretendidos por el autor, combinados con la relevancia Goldman y la sospecha que siempre rodea a la entidad, conforman un cóctel de lo más sugerente. Una muestra:

“Se entra en Goldman Sachs como se entra en una religión. Desde este punto de vista, el atuendo es importante. Traje oscuro, camisa blanca de cuello amplio con corbata neutra, pelo corto, buen afeitado. Se intuyen unos calcetines grises en zapatos negros que crujen discretamente a cada paso. Erguidos como un palo, serenos, dueños de sus emociones. El único indicio de cólera es esa mirada que se endurece cuando les plantean una repuesta negativa. El clan se muestra imbuido de la importancia de su misión. Un buen observador advertirá fácilmente la excelente forma física y los músculos bien entrenados de los Goldman boys prestos a salir disparados de la casilla de salida del tablero, a lanzarse a correr con la firme convicción de ganar y la sangre fría necesaria para conseguirlo. Uno se los imagina malos perdedores al tenis o adictos a emociones fuertes como las que depara el salto en paracaídas”

Por un precio que oscila entre los 20 y los 22 euros, Roche intenta abrir la puerta de la hermética vida de Goldman. El banco que dirige el mundo. O eso dicen.

Dos (mucho) mejor que uno: ‘Malas noticias’ y ‘Grietas del sistema’

1 junio, 2011 por P. Calvo

Aprovechando la celebración de la Feria del Libro en Madrid, en esta ocasión traemos a este rincón no uno, sino dos libros. Pero es que, además, lo hago porque necesito hacerlo, puesto que son dos obras que han caído en mis manos en los últimos días y que estoy devorando a marchas forzadas. Sí, esta vez debo reconocer que aún no los he terminado de leer… ¡pero que las primeras impresiones no pueden ser mejores! Confieso que, de los últimos libros de Economía que he tenido la ocasión de leer, son los que más me están seduciendo.

El primero me lo recomendó mi buen amigo y profesor de Economía en la Universidad de Navarra Alfonso Vara. Se titula Malas noticias y su autor es el periodista del The New York Times Andrew Ross Sorkin. Y se nota tanto su oficio como su dilatada trayectoria, puesto que su relato, más que leerlo, lo visualizas, lo tocas, de lo detalladas y precisas que son sus descripciones de los históricos acontecimientos que se han vivido en los últimos años por culpa de la crisis financiera. El lujo de detalles con el que cuenta la situación desde el rescate de Bear Stearns te atrapa de tal modo que resulta difícil dejar de leerlo. Con un tono ameno, novelado y un ritmo trepidante, por sus páginas desfilan todos los nombres de la crisis. Henry Paulson, Jamie Dimon, Richard Dick Fuld, Ben Bernanke… En sus casi 600 páginas y por 21,5 euros, tendrá en sus manos un relato vivo, palpitante de la crisis. ¿Cómo lo consigue el autor? Él mismo lo aclara: “Este libro es el resultado de más de 500 horas de entrevistas con más de doscientas personas que participaron directamente en los acontecimientos que rodearon la crisis financiera”.

En cuanto a la segunda obra, acaba de llegar a las estanterías españolas en su versión en castellano. Escrita por el economista Raghuram G. Rajan y titulada Grietas del sistema, resulta más densa que la anterior, aunque sin que eso suponga un demérito. Siguiendo la estela del libro que escribió junto con Luigi Zingales, Salvando el capitalismo de los capitalistas (Saving capitalism from the capitalists), pasa revista a las causas que condujeron a la crisis. Lo hace, sin embargo, alejándose de los estereotipos y buscando las causas nucleares. Vamos, que no duda en poner el conjunto del sistema en cuarentena, pero con un espíritu positivo, que buscar regenerar el sistema, no destructivo. Una muestra: “Por cínico que parezca, el crédito fácil ha sido utilizado como paliativo a lo largo de toda la historia por parte de los gobiernos incapaces de resolver la profunda angustia de la clase media”. Y otra, que resulta además muy pertinente para atisbar los riesgos a los que se enfrenta ahora EEUU: “Las recuperaciones sin empleo son especialmente perjudiciales porque los prolongados estímulos dirigidos a forzar a un sector privado poco dispuesto a crear empleo suelen distorsionar los incentivos, especialmente en el sector financiero”. En sus poco más de 300 páginas y por 22,5 euros, encontrará una voz que intenta regenerar el sistema… denunciando las grietas que existen en él.

Soros: mucho más que filosofía

14 febrero, 2011 por Pedro Calvo

No deja indiferente. Unos lo admiran, otros lo odian. Estos sentimientos extremos se han visto afilados desde que complementó su trabajo en los mercados financieros con la filantropía. Hay quien considera que lo hace de forma sincera, mientras que otros aseguran que actúa así por pura fachada y para limpiar su conciencia. Es George Soros, el inversor de origen húngaro que adquirió fama en 1992 por ser uno de los principales protagonistas en la crisis que sufrió entonces la libra esterlina.

En 2010 publicó un libro, titulado Mi filosofía, que recopila un ciclo de conferencias que pronunció en Budapest en 2009. En sus páginas aparecen varios de los conceptos en los que venía insistiendo en sus otras obras, como la falibilidad, la reflexividad o la sociedad abierta. Pero el libro es mucho más que eso. Incluso para aquellos que pasen de las filípicas de Soros, su lectura resulta sumamente interesante por la visión que muestra de la crisis financiera y los mercados. Como muestra, los dos siguientes pasajes:

“Cuando Alan Greenspan hablaba de exuberancia irracional en 1996, estaba describiendo erróneamente las burbujas. Cuando veo que se forma una burbuja, me lanzo a comprar, añadiendo combustible a la hoguera. Eso no es racional. Y por eso necesitamos que los reguladores contrarresten el mercado cuando una burbuja amenaza con hacerse demasiado grande”

“La teoría de las expectativas racionales (…) postuló que no hay más que un conjunto de expectativas, y los puntos de vista de la gente convergerán en torno a él. Ese postulado no se asemeja en nada a la realidad, pero es la base de la economía financiera, tal y como se enseña actualmente en las universidades”

Con éstas y otras premisas, Soros emplaza a las autoridades económicas y financieras a que controlen mejor la formación de excesos en los mercados, la expansión del crédito o los riesgos sistémicos. Y muchas más ideas que vienen recogidas en las aproximadamente 140 páginas del libro, cuyo precio ronda los 17 euros. Muy recomendable.

50 motivos para leerlo

6 octubre, 2010 por Pedro Calvo

Retomamos la actividad de este blog tras un parón relacionado con la necesidad de rastrear el mercado y tratar de cribar la mucha y variada oferta de literatura económica surgida en los últimos meses. Volvemos con una obra que tiene mucho que ver con el espíritu divulgativo de este espacio. Titulado 50 cosas que hay que saber sobre Economía, su autor, Edmund Conway, persigue familiarizar a los lectores con medio centenar de los conceptos económicos más relevantes.

Por supuesto, la economía es mucho más compleja y posee muchos más recovecos de los que recogen Conway en las 217 páginas del libro. Pero es que tampoco persigue los fines dispuestos en su día, por ejemplo, por Paul Samuelson y su impresionante manual. Lo que pretende es eso, que los lectores tomen contacto con asuntos como la inflación, el riesgo, los bancos centrales, los bancos, el paro… Conceptos, todos ellos, imprescindibles en nuestras vidas, pero a los que no siempre nos acercamos porque en no pocas ocasiones son presentados de forma engorrosa o demasiado técnica. Éste no es el caso. El libro define brevemente esos 50 conceptos, y lo hace con una presentación atractiva, un enfoque didáctico y sencillo e intercalando anécdotas que agilizan la lectura.

Por un precio que ronda los 20 euros, tendrá en sus manos un libro de Economía de lo más oportuno para el que quiera iniciarse o familiarizarse con los asuntos económicos. Un libro para quienes deseen adentrarse en estos temas, para el gran público. Los que ya sean expertos, lo encontrarán demasiado básico. Pero eso es lo bueno. Que haya referencias para todos los públicos.

Guillermo de la Dehesa: un análisis notarial de la crisis

23 abril, 2010 por Pedro Calvo

Para celebrar el Día del Libro, elegimos una de esas obras que agranda la figura del autor y genera una envidia sana en el lector que le lleva a decirse para sus adentros “¡quién supiera tanto…!”. Lleva la firma de Guillermo de la Dehesa y responde al título La primera gran crisis financiera del siglo XXI. Orígenes, detonantes, efectos, respuestas y remedios.

Para enfrentarse a este libro conviene asumir que no es una obra fácil. Vamos, que no es un relato novelado de las turbulencias desatadas en 2007. Eso, sin embargo, no le resta ni un ápice de atractivo. Una crisis tan voluminosa y compleja como ésta no puede analizarse desde primas sencillos si ciertamente se quiere llegar hasta el fondo de los asuntos. Y Guillermo de la Dehesa, siguiendo la senda de otras de sus obras, como Comprender la globalización, no rehuye el reto. Todo lo contrario. Presenta un detalladísimo trabajo académico y práctico sobre las raíces, las consecuencias y los antídotos de la primera gran crisis financiera de este siglo.

Por sus casi 600 páginas desfila el pensamiento de John Maynard Keynes o Milton Friedman, los mercados eficientes de Eugene Fama, la selección adversa de George Akerlof, el redescubrimiento de los espíritus animales de Robert Shiller y el propio Akerlof, Alan Greenspan y su sucesor al frente de la Reserva Federal, Ben Bernanke… Y muchos, muchísimos economistas y pensadores más, porque el autor realiza verdaderamente un ejercicio notarial.

Visible en las estanterías especializadas y generales, por 24 euros -eso sin tener en cuenta el descuento que se suele aplicar durante estos días- tendrá en sus manos un repaso enciclopédico de la crisis en un único tomo. ¡Feliz Día del Libro!

En homenaje a Miguel Delibes, maestro de la palabra

12 marzo, 2010 por Pedro Calvo

Sí. Ya lo sé. Se supone que este rincón está dedicado a libros que se ocupan a la economía, las finanzas, las divisas… Y que, por tanto, los autores de los que hablamos deben ser Keynes, Shiller, Galbraith, Kostolany o Friedman. Pero no puedo evitarlo. Esta vez va a ser diferente. El corazón me puede y de él brota la imperiosa necesidad de tributar un sencillo, pero absolutamente sincero, homenaje a un maestro de la palabra. A un maestro de periodistas y escritores. A Miguel Delibes.

Lo descubrí gracias a un profesor de Literatura en el Instituto de mi Alfaro natal. Como manual, un libro. Pero no uno de esos engorrosos y cargados de conceptos sin alma. El camino. Autor, Miguel Delibes. Don Antonio lo empleaba como manual por la riqueza lingüística y gramatical de sus páginas. Pero en ellas había mucho más. Muchísimo más. En esas páginas conocí a Daniel, el mochuelo; Roque, el moñigo, las Lepóridas… No sólo me acompañaron durante todo ese curso. En adelante los consideré de los míos. Mis compañeros. Mis amigos.

A partir de ahí, todo lo demás. Y no es precisamente poco. El disputado voto del señor Cayo. Los santos inocentes y su milana bonita. Las tremendas Cinco horas con Mario… Y mis dos preferidos, junto con El camino. La hora roja, un retrato duro, pero real, muy real, del final de la vida. Una vida nada idílica. De manos castigadas por el trabajo y caras agrietadas por el frío y las labores. Personas de carne y hueso. Y, por supuesto, la incomparable Señora de rojo sobre fondo gris. Una declaración de amor continua. Sincera, profunda, pura. Tan bella como sólo el dolor puede permitirlo, emanada de la temprana pérdida de su mujer. Toda persona que haya tenido la fortuna de conocer el amor, toda persona que haya saboreado el placer de amar, de sentir la plenitud al verse y reconocerse en su pareja, de sintonizar su respiración con los latidos del otro, debería leer esta obra. Se reconocerá en ella. Los ojos se deslizan por sus páginas con la envidia de no haber sido uno el que escribiera esas letras, esas palabras para la persona a la que ama. Delibes lo hace por nosotros con maestría. Como siempre. Con un vocabulario rico y preciso. Castellano. Real. Tangible.

Ha llegado a su hoja roja. Pero nunca, nunca, nos dejará. Sus libros siempre permanecerán. Hay veces que suena a tópico. En este caso es una obligación. Gracias, maestro.