Emprender a los 50

Publicado por en Emprendedores. 1 comentario .

Resulta común relacionar la actividad emprendedora de un país con jóvenes recién salidos de la universidad y poseedores de una sólida formación académica. Sin embargo, en los Estados Unidos fue la generación de los llamados «baby boomer», o personas que nacieron durante la explosión de natalidad producida entre los años 1946 y principios del decenio de 1960, la principal promotora del fenómeno del emprendimiento.

Contrariamente a la creencia popular, en el período de 1996 a 2007 los americanos entre los 55 y los 64 años desarrollaron una actividad emprendedora un 30% superior a la correspondiente al tramo de edad comprendido entre los 20 a 34 años. Esto fue debido, en parte, al desplazamiento de la pirámide de edad, al continuo declive del período medio de empleo, a la experiencia y al conocimiento adquirido por los empleados de mayor edad y a los efectos de la recesión de 2008–2009 en los sectores de actividad clásicos de la economía norteamericana.

La desaparición de la perspectiva norteamericana de las grandes empresas ―que creían que sería imposible que se algún día se hundieran― quedó seriamente dañada por la recesión económica que perdura hasta nuestros días, lo que ha provocado una creciente atracción popular hacia las empresas de nueva creación. Dicha atracción es tal que, actualmente, cerca del 80% de los jóvenes piensa en el emprendimiento como único medio realista de ganarse la vida.

En Estados Unidos la tendencia impele al emprendimiento social, un nuevo modelo de actividad cuya finalidad es la de desarrollar productos y servicios que satisfagan las necesidades básicas de colectivos desatendidos por las instituciones sociales y económicas convencionales. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha creado la Oficina para la Innovación Social y la Participación Ciudadana, que permite identificar problemas y extender soluciones sociales de emprendimiento por todo el país.

Un ejemplo mundialmente conocido de empresario social con filosofía ética es el de Muhammad Yunus, apelado «el banquero de los pobres», fundador del Banco Grameen, que otorga microcréditos a los pobres a cambio de una promesa sin firma de por medio: la de devolver el dinero. De esta manera, el banquero de los pobres ha permitido que se desarrollen miles de proyectos que van desde la agricultura ecológica hasta la pesca artesanal sostenible, el aprendizaje colectivo o el nuevo periodismo, que permiten cada día sostener a familias completas. Todos ellos son proyectos que tienen cabida dentro de esta práctica empresarial que supera al 2% de la población activa en Estados Unidos.

Si en España fuéramos capaces de alcanzar ese 2%, frente al escaso 0, 5% actual, reduciríamos en 600.000 desempleados la terrible lacra del paro.

No hay que mirar solo a USA

Publicado por en Emprendedores, Tecnología. 3 comentarios.

Parece que en el mundo de la tecnología la innovación solo puede venir de un sitio: las fuentes inagotables de Silicon Valley. Es cierto que Don C. Hoefler acertó al denominar «Valle del Silicio» a lo que todos conocían como el «Valle de Santa Clara». La gran concentración de industrias relacionadas con los semiconductores y los ordenadores bien valía el cambio de nombre.

Sin embargo, Silicon Valley no es el maná. Ya en 2012 hay otros países que lo están haciendo muy bien, entre ellos Israel.

Hace mucho tiempo que los frutales dejaron de ser el principal producto de exportación del estado judío. Parece que desde 2009 el milagro ha sido tecnológico. Muchos lo llaman ya el «nuevo Valley», en clara alusión a la eclosión de nuevos emprendedores en un país con una historia que no llega a los cien años, y que está por debajo de los 8 millones de habitantes. Aún así, es el país con mayor número de empresas que cotizan en el Nasdaq, a excepción de los Estados Unidos.

Parece evidente que su relación con los gringos ha contribuido enormemente a este éxito. De todos modos, no debemos olvidar que si en España estamos invirtiendo el 1,3% de nuestro PIB en I+D, Israel mantiene un 4% de su PIB destinado a desarrollar e innovar, y lo hacen de verdad: atrayendo Fondos de Capital Riesgo europeos a sus fronteras. Debido a su escaso nivel de inversión, España necesitará 30 años para converger con Europa en I+D+i, lo que reduciría el desempleo hasta alcanzar la media de la UE. Precisamente ha sido el aumento en la inversión de I+D lo que ha traído empleo y riqueza a países como Dinamarca, Alemania o Suecia.

De Israel han salido grandes corporaciones, como Ariad Maizels. Esa empresa desarrolló la tecnología de reconocimiento 3D que emplea el controlador Kinect para la Xbox de Microsoft, algo que muchos veían como un simple joystick para videojuegos, pero que ahora las empresas españolas intentan trasladar a los quirófanos para evitar infecciones quirúrgicas. O como Shai Agassi, que está construyendo la primera red de coches eléctricos de Israel y su modelo ha cautivado a otras 27 regiones del planeta.

Muchos gigantes vieron hace años el potencial de Israel. IBM fue la primera gran corporación en instalarse allí. Una vez transformada en proveedor de servicios y grupo de consultoría, su centro israelí se ha convertido en el mayor laboratorio de I+D fuera de Estados Unidos.

En el Mobile World Congress, desarrollado en Barcelona, muchas empresas israelíes vinieron a mostrar sus productos. No en vano están a la vanguardia en campos como nuevos medios, internet, telefonía móvil, juegos o animación digital. Pero también vinieron en búsqueda de jóvenes talentos de Barcelona para replicar en Cataluña lo que ha sido y es un éxito en Israel. Evidentemente, no resulta tan fácil, aunque supone una opción. Si aquí los bancos no proporcionan financiación para nuevos proyectos, debemos buscar otras formas de conseguirla. Y qué mejor forma que mediante acuerdos internacionales con serios planes de futuro.

¿Dónde estás, Steve?

Publicado por en Emprendedores, Empresas, Tecnología. 2 comentarios.

Steven Paul Jobs falleció en Palo Alto, California, el 5 de octubre del pasado año. Se me ocurren cien cosas y mil personas que se podían haber ido de este mundo en su lugar.

Steve Jobs, empresario, magnate de los negocios, máximo accionista individual de The Walt Disney Company y cofundador y Presidente Ejecutivo de Apple Inc. convirtió un garaje, junto a Steve Wozniak, en lo que para muchos se ha convertido en una empresa talismán. Con poco más de 24 años Jobs ya compartía la portada de Time con otros grandes artistas, empresarios o personalidades públicas, y con 26 años era millonario. Desde el principio su día a día era la innovación, cuando para muchos innovar era simplemente sacar productos nuevos.

Para Steve innovar era algo más: revolucionar el mercado, saltarse las curvas, y no de una en una, sino de siete en siete. Fue el primero en incorporar el ratón en vez de la línea de comandos, el primero en hacernos la música mucho más apetecible gracias al iPod, el primero en unir marketing y tecnología. Cuando parecía que los ordenadores tenían que ser feos por naturaleza, él se inspiraba en la escuela alemana para dar belleza a todos sus productos.

Pero no, por desgracia Steve ya no volverá, y lo que muchos empezamos a temer ahora, tras la presentación del último iPad, es que Apple tampoco volverá. Steve ya nos dejó una temporada en 1985, cuando fue despedido de Apple Computer. En aquella ocasión vendió todas sus acciones. Solo se quedó con una, que guardó durante muchos años, y la volvió a mostrar en 1997, cuando regresó a la compañía, que ya entonces se encontraba en graves dificultades financieras. Fue su Director Ejecutivo hasta el verano de 2011, el mismo verano en el que Apple se convertía en la empresa con mayor capitalización del mundo.

Desde la presentación del nuevo iPad he estado hablando con muchos amigos, algunos de los cuales conocen muy bien a Apple. Les pregunté si el actual staff directivo sería capaz de seguir creando con el espíritu de Steve no solo productos nuevos, sino también nuevos productos. La respuesta, rápida y concisa, fue siempre la misma: no.

Es un ruido seco que te hace pensar si las empresas son muchas personas o solamente una, si el capitán ha de delegar o todos han de marchar a un ritmo marcado. Es, por desgracia, un perfecto caso de estudio para alguna prestigiosa escuela de negocios. Es la segunda caída de Apple, quizás la definitiva. Confiemos en que pronto un nuevo visionario sea capaz de plasmar en dos folios cómo entiende que ha de ser el futuro, para que algún otro loco visionario invierta en su proyecto y, en pocos meses, tengamos un nuevo iPad, el que le habría gustado presentar a Steve.

La pesadilla de YouTube

Publicado por en Tecnología. Comentar.

Cada noche, antes de dormir, Eric Schmidt, Presidente Ejecutivo de Google desde octubre de 2006, cuando firmó la compra de YouTube por 1.300 millones de euros, tiene el mismo pensamiento: «¿cómo soluciono el problema de los derechos de autor de YouTube?». Es una pesadilla que no tiene manera de quitarse de la cabeza, terrible pero cierta. Cada día que pasa tiene más miedo acerca de este fabuloso servicio de intercambio de vídeos.

El día de su compra YouTube contaba con sus fundadores ―Chad Hurley y Steve Chen― y poco más de 50 empleados. La firma de la venta lanzó al alza las acciones de Google, ya que los inversores veían muy clara su estrategia de ampliar su espectro de operaciones hacia los sitios dedicados a formar redes sociales y compartir vídeos, todo ello en una  época en la que MySpace era, con mucho, la mejor posicionada. En definitiva, buscaban un espacio web de intercambio de vídeos y contenidos, así como de interacción social.

Previo a la compra, faltaba un pequeño problema: la firma de los acuerdos con las discográficas para permitir el acceso a los millones de usuarios de YouTube a miles de vídeos de sus archivos, acabando así con una disputa pública por la protección de los derechos de sus artistas en la Red. Universal, Sony BMG, CBS y Warner Music Group fueron las primeras en firmar para evitar problemas futuros.

La cuestión de los derechos de autor y de la explotación de las obras digitales es un terreno en el que la industria todavía debe avanzar. Usuarios, compañías y gobiernos no han logrado encontrar una fórmula que satisfaga a todos. El sistema de vídeo en streaming permite la publicación de contenidos. A pesar de todo, ya desde sus inicios, respetar los derechos de sus creadores no era una de sus premisas.

Pocos años después de la adquisición, y ante los problemas que estaban surgiendo en juzgados de medio mundo, Google presentó Content ID, una herramienta que analizaba toda la información que se publicaba para comprobar que era legal. Mediante CID Google puede bloquear la publicación, monitorizar su rendimiento o monetizar. En otras palabras, el usuario recibe un mensaje informándole de que no dispone de los permisos para publicar su vídeo, o YouTube permite la publicación e informa a los propietarios de los derechos de los contenidos sobre cómo se está consumiendo el producto, en teoría para sacar más rendimiento a los vídeos o, directamente, para monetizar el producto. Gracias a Content ID el productor o el dueño de los derechos recibirían los ingresos publicitarios que se consiguen con el vídeo y, en el caso de ser ilegal, se retiraría.

Para Google el sistema se ha mostrado efectivo, aunque en realidad tiene muchos agujeros en el casco. Es cierto que la incorporación de Content ID era necesaria, pero dejar en manos de una máquina muy inexperta esa labor se ha mostrado ineficiente, ya que da muchos falsos positivos, como el caso de Gamer.nl, que reclamó los derechos sobre más de 10.000 vídeos, trailers de juegos y vídeos hechos por fans. El resultado de todo ello fue que YouTube «linkaba» automáticamente los ingresos publicitarios a la cuenta del fabricante del videojuego, en lugar de a la del artista gráfico. Es decir, indexaban anuncios a contenidos que, a simple vista, no eran de ellos.

YouTube necesita algo más humano que un simple detector de derechos para administrar mejor el contenido que suben a su sitio. Y esto es así porque a veces, queriendo hacer su trabajo, terminan favoreciendo a quienes realmente roban.

No me toques el link

Publicado por en Tecnología. 1 comentario .

Alemania y Bélgica comparten una pequeña frontera, como la nuestra con Francia. En el futuro parece que van a compartirla mucho más.

Al parecer la coalición de Gobierno de Berlín va a legislar para obligar a Google a pagar a los diferentes editores por reproducir informaciones o artículos de prensa, de la misma manera que los periódicos y cadenas de televisión han de pagar los servicios que ofrecen las agencias de noticias de cada país, a través de las cuales, en gran medida, obtienen los contenidos para mantenernos a todos informados.

Uno de los servicios de la compañía, accesible desde su página principal, es Google News. Fue incorporado en 2002 y lo definen como «una herramienta que rastrea e indexa la información contenida en centenares de medios de comunicación de todo el mundo y ofrece a los usuarios la posibilidad de buscar datos en ellos». Los sitios web de estos medios de comunicación se rastrean frecuentemente, por lo que resulta factible incluso encontrar noticias publicadas hace pocos minutos. Desde la puesta en circulación de este servicio, algunos medios se han quejado de su relación directa con un acusado descenso del tráfico en sus servicios web y, por lo tanto, con la pérdida de sus ingresos por publicidad. Agencias de noticias, medios de comunicación y asociaciones de fotógrafos han visto menoscabados sus derechos de propiedad intelectual, por lo que algunos de ellos se han visto obligados a acudir a los tribunales.

Una de esas demandas fue impuesta en 2005 por la agencia francesa agence France–presse (aFp) por incluir noticias sin su permiso. Exigía por ello un pago de 17,5 millones de dólares y una orden para que Google se abstuviera de reproducir tanto los textos como los titulares y las fotografías de su propiedad. Finalmente, en 2007 llegaron a un acuerdo económico y la agencia autorizó a Google News a que continuara publicando sus contenidos. Como ocurre casi siempre con Google cuando se llega a acuerdos en procesos judiciales, los términos concretos no se hicieron públicos.

Google no solo ha tenido problemas con las agencias de noticias por su nuevo servicio. En Bélgica la batalla entre el buscador y la asociación de medios del país, Copiepresse, trajo serias consecuencias para esta última. Todo comenzó en 2006, cuando un grupo de periódicos demandó a Google con motivo de la utilización de los titulares y la información de noticias en Google News sin su permiso. En mayo de 2011 un tribunal de Bruselas ratificó la prohibición impuesta a Google News de replicar la información de diversos periódicos belgas. Después de que el Tribunal de apelaciones confirmara la victoria de Copiepresse, Google se vio obligado a cumplir con la sentencia judicial.

Google debía además abonar una multa total de 3,25 millones de euros por los 130 días en los que hizo caso omiso a las reclamaciones y publicó contenidos en su sitio web sin la citada autorización. Entonces sucedió algo inaudito: la compañía de Montain View no se limitó a eliminar los enlaces de Google News, sino que también suprimió todas las referencias a esos diarios… ¡en su índice de búsquedas! En otras palabras, en www.google.be, que tiene una posición de monopolio en las búsquedas de Bélgica, dejaron de aparecer las empresas denunciantes en los resultados de las búsquedas de los internautas. De ese modo Google consumó su venganza y eclipsó, de facto, esos medios denunciantes en internet, ya que un importante número de sus lectores llega a ellos a través de los buscadores, y en Bélgica Google posee más de un 90% de cuota de mercado. El perjuicio que se causó a los diarios belgas no tenía precedentes. Vieron con estupefacción cómo se desplomaba su número de visitantes de un día para otro, y con ello sus ingresos.

En un momento en el que en internet no existen las fronteras, ¿qué sería lo más razonable para los medios alemanes, españoles, holandeses y belgas? Parafraseando a Aristóteles, tal vez la virtud esté en el justo medio. Google News es una herramienta magnífica para el usuario, aunque cada editor debería elegir y negociar con ellos su presencia.

Que se lo pregunten a sus compañeros belgas o franceses. Les ayudarán a tomar la mejor decisión.

Andalucía se mueve a ritmo de twitter

Publicado por en Márketing, Redes sociales. 2 comentarios.

Hace pocos años que el presidente Obama llegó al poder. Muchos vimos en su forma de trabajar las redes sociales una de las herramientas más importantes que le permitieron hacerse con el sillón presidencial. Ahora estamos viendo cómo sus contrincantes, que se están preparando para la campaña electoral, afinan sus armas para dicho momento.

Las elecciones de 2008 fueron las primeras en las que internet entró de lleno en las urnas. El presidente Barack Obama se benefició del trabajo realizado en la web. Este año la carrera por la presidencia no podrá dejar de lado las redes sociales. El presidente Obama ha crecido con ellas  ―Twitter, YouTube y Facebook―, pero también las hay nuevas, y es importante ir dominándolas para sacarles todo el provecho posible. Estoy hablando de Pinterest, donde Ann Romney, para nosotros una total desconocida pero que en USA no deja de ser la esposa del republicano Romney ―que a día de hoy es el favorito para enfrentarse al presidente Obama no dentro de muchos meses―, es ya una de los más de 10 millones de sus usuarios registrados.

Ann Romney está creando su propio tablón de fotografías, de recuerdos, de momentos vividos durante la actual campaña y durante la vida de su marido. Todas las imágenes están bañadas de patrióticos mensajes que, sin necesidad de llegar al extremo, creo que nos faltan a nosotros, y van mostrando una estrategia muy marcada, que en gran medida ―y por el perfil de Pinterest― llegará al corazón de ese más de 60% de mujeres que son fieles seguidoras del mural de Ann Romney.

Mientras los estadounidenses se acercan a las elecciones de este otoño, la carrera digital se está calentando. Obama participa activamente en chats de vídeo, la Primera Dama no deja de twittear, Ann Romney busca en todos los cajones de su casa otra foto que colgar en su mural, y nuestros políticos piensan que esto de las redes sociales está muy bien para los niños… ¡pero leches! Seamos serios y sigamos llenando plazas de toros y campos de futbol, aunque sea a costa de llevar a jubilados de una punta a otra de Andalucía.

De las pasadas elecciones generales aún no hemos olvidado que el equipo que llevaba la cuenta de Twitter de Mariano Rajoy, el candidato del Partido Popular, ante la idea de un par de usuarios de ponerse como imagen en su cuenta de Twitter una fotografía de Mariano Rajoy, no tuvo mejor idea que pedirles en público que la cambiaran. Aunque el tono de los mensajes era correcto, consiguieron precisamente el efecto contrario: montones de usuarios cambiaron su foto por la de Mariano Rajoy, y en muchos de esos casos por una foto manipulada, convirtiendo rápidamente #avatarmariano en trending topic.

Memorable fue también la petición de @conRubalcaba, que ofrecía regalos a los que compartieran información en Facebook y Twitter para, de esa manera, llegar a un mayor número de votantes. Ejemplar modo de pasar de político a vendedor de Teletienda, que te regala lo que sea si consigues que tu familia compre lo que es muchas veces imposible de vender. Lo que sí consiguió fue nuevamente ser trending topic no deseado, con tan seductores nombres como #prostituits y #puntosrubalcaba.

El problema radica muchas veces en que nuestros gobernantes, como para muchas otras cosas, solo se acuerdan de los votantes cuando llegan las elecciones. Es muy posible que los equipos que están detrás de sus perfiles sociales ni estén lo suficientemente preparados, ni lleven tanto tiempo en política como debieran. Parece ser que para su campaña electoral el Partido Popular de Andalucía intenta sorprender al electorado mediante aplicaciones para Smartphone y Tablet, aunque Javier Arenas supera en poco los 900 twits. Resulta triste comprobar que solo supera por veinte a Pepe Griñán, del PSOE, y triste, muy triste, comprobar que IU, la que siempre lo ha estado haciendo mejor en las redes sociales, con Diego Valderas, coordinador general de IU LV-CA, parlamentario andaluz comprometido con la mayoría social de Andalucía, no llega ni a la mitad de twits que sus contrincantes. Definitivamente, nuestros políticos andaluces pueden estar preparados para muchas cosas, pero no para conseguir el cambio en Andalucía.

Señores políticos, respeten el duelo por nuestra economía e inviertan nuestro dinero en acciones sociales, y no en meriendas sociales.

Las Merkels muerden a Google y a Facebook

Publicado por en Privacidad, Redes sociales, Tecnología. Comentar.

Todos pensamos que en Alemania la dura es Merkel, pero estamos equivocados. Hay dos Ministras que se han unido para apretar a Facebook y a Google donde más les duele: en la legislación.

Recientemente ha sido la Ministra alemana de Protección del Consumidor, Ilse Aigner, quien ha asegurado que, cuando se crea una fuerza de mercado tan grande que hace literalmente imposible que participen otros players en el mercado, resulta evidente que a todos nos surja la misma pregunta: ¿estamos ante un monopolio?

Esta pregunta, que ya se está realizando el Ministerio de Economía alemán acerca de la red social Facebook, no es un tema baladí en tierras germanas. Allí Facebook supera los 22 millones de usuarios ―algo más de un cuarto de la población―, por lo que entienden que el monopolio de Facebook puede representar ya una realidad. La red social de Mark Zuckerberg, la primera en casi todo el mundo, ha ido desbancando, uno a uno, a los referentes de cada país: Hi5, que era la primera red social en México y Perú; Orkut, que era la dominante en países como la India y Brasil, etc. En casi todos los demás países Facebook es la empresa líder, excepto en China, Rusia y algún que otro mercado regional muy residual.

Os proporcionaré un dato: Facebook, con cientos de millones de usuarios, ha establecido su liderazgo en 127 de los 136 países donde actualmente se utiliza algún tipo de red social, lo que representa el 93,4% de la cuota de mercado. En mi opinión, eso es, evidentemente, un monopolio.

La segunda Ministra de nombre agradable y apellido impronunciable, Sabine Leutheusser–Schnarrenberger, Ministra de Justicia de Alemania, es una usuaria reconocida de las herramientas de Google, desde el buscador a Google Earth. Sin embargo, se enfadó terriblemente cuando en 2010 leyó en los periódicos que los vehículos de Google estaban tomando fotos de las ciudades alemanas sin que la empresa hubiera informado a los habitantes y, mucho menos, a los legisladores. La Ministra se enfadó, pero erró en pensar que aquello era ilegal. En su tierra natal fotografiar edificios está permitido por la ley si los datos personales se vuelven irreconocibles (caras, matrículas, etc.). Pero para ella había mucho más detrás de Google.

Estaba preocupada e irritada por la máxima «golpeo primero y espero la respuesta» que suele utilizar el gigante norteamericano, una actitud que para ella es claramente visible en las búsquedas de libros. Google escanea obras sujetas a derechos de autor, las publica y luego espera a ver quién reacciona. Según el ruido generado por la protesta, determina si se ha de preocupar. Al final, si alguien quiere proteger sus obras y hacer valer sus derechos de autor, debe ponerse en contacto con Google y esperar noticias. La verdad es que no parece muy alentador.

La Ministra de Justicia alemana ha criticado esta forma de actuar desde hace años, cuando aún no tenía cartera en el gobierno alemán y lo calificó en 2010 como un monopolio gigante en desarrollo, en gran medida inadvertido, un caso que para ella era claramente una reminiscencia de Microsoft en su forma de actuar. La Ministra recuerda claramente la obligación de proteger los datos personales de los usuarios, y que son las propias empresas ―como Google o Facebook― las que han de proteger la privacidad de sus usuarios. Si las empresas no toman las medidas adecuadas, será el gobierno alemán el que actuará como lo que es: el legislador.

En estos días parece que Merkel ha decidido que sus chicas analicen a los gigantes informáticos. Es una pena que en nuestro país aún no tengamos tan claro a quién hay que defender.

No somos todos iguales ante Hacienda

Publicado por en Empresas. 1 comentario .

Parece que la Agencia Tributaria ha decidido que a los autónomos, pymes y, en general, al ciudadano de a pie ya no hay donde meterle mano, que nos han apretado tanto que ya no nos pueden sacar una gota más. Difícil situación la que se le planteaba al gobierno cuando las arcas del estado están necesitadas como nunca de miles de millones de euros.

Pero no hay mal que cien años dure y las directrices recientemente publicadas en el BOE en relación al plan de control tributario para 2012 de la Agencia Tributaria cuentan con un nuevo punto de apoyo.  Y es que desde ahora se van a vigilar a las “entidades residentes en España o no residentes con establecimiento permanente y, por tanto, sujetos a tributación en España que se transforman en entidades no residentes sin establecimiento permanente con la finalidad de dejar de pagar impuestos en España, sin haber modificado en realidad sus formas de operar en territorio español”.

Es decir, mientras, inmersos en una cruel crisis económica mundial, los líderes políticos del mundo se comprometen a inyectar ética al capitalismo y a acabar, entre otras cosas, con los paraísos fiscales, resulta que es ahora cuando nos damos cuenta que existen cientos de multinacionales con su actividad comercial afincada en nuestro país que están sin tributar como el resto de las empresas. Cientos de millones de euros en impuestos que no han sido pagados en nuestro país y que finalmente acaban en lugares tan exóticos como la isla de Man, las Bermudas o las islas caimán.

¿Lo que hacen estas compañías es ilegal? Posiblemente no. Utilizan todos los agujeros legales para no pagar lo que deberían en países en los que operan. ¿Es moralmente reprobable? De eso no cabe ninguna duda y las nuevas directrices van en la dirección correcta. Utilizar triquiñuelas legales para no cumplir con el fisco de los países donde estas compañías generan enormes cantidades de negocio, provocando que un alto porcentaje del dinero generado no revierta en el país, sino en la cuenta bancaria de un paraíso fiscal, me parece moralmente reprobable.

¿Cómo sucede esto? El respeto a la legislación de cada país por parte de las compañías es relativo. Empresas que tiene su matriz en Estados Unidos como Johnson & Johnson, Diageo o Citibank tienen una filial en Europa, en países con ventajas fiscales para la compañía, como puede ser Irlanda, con un impuesto de sociedades de un 12,5%. Es desde ellas desde las que normalmente opera y centralizan el resto de sedes europeas.

Pero Irlanda, en una grave crisis financiera, tampoco es la beneficiaria de los impuestos no pagados en el resto de Europa por estas grandes multinacionales. Nuevos resquicios, esta vez europeos, permiten aprovechando una ley irlandesa que exime algunos pagos de derechos en otros países de la Unión Europea. Vemos entonces como cientos de millones de euros acaban en paraísos fiscales, habiendo tributado en nuestra vieja Europa con suerte un 3%.

Esperemos que desde ahora las grandes multinacionales no piensen que realizar su actividad comercial en España sale gratis.

Nunca más tendrás que sentarte con un gordo

Publicado por en Redes sociales, Tecnología. 2 comentarios.

Un vuelo transcontinental es una prueba de resistencia en todos los aspectos, tanto físicos como psíquicos. Se puede superar con una buena motivación y preparación, pero siempre hay uno de esos aspectos que no se puede controlar: cuando el compañero de asiento te cae gordo.

Parece mentira que aún hoy muchas veces tengamos que compartir asiento con un pelma que no hace más que hablarte de su último ligue, de lo buena que está la azafata y que se asoma constantemente por encima del hombro para cotillear la hoja de Excel que tienes abierta en el iPad. Estamos en el año 2012, en el que las redes sociales están presentes cada día en más áreas de nuestra vida. Ya era hora de que una compañía aérea nos permitiera elegir a nuestros compañeros de asiento en función de la información de su Facebook o de su perfil de Linkedin, y de esa manera evitar el terrible daño que ha provocado el azar en el pasado. La compañía que ha dado este primer paso ha sido la holandesa KLM. En estos días está probando un nuevo servicio que te permite cargar datos de tu perfil de Facebook o LinkedIn y utilizarlos para poder elegir compañero de asiento.

Era inconcebible que Facebook, con casi 900 millones de usuarios, de los cuales cerca del 10% utiliza diariamente los servicios de las compañías aéreas en todo el mundo, no pudiera ser aprovechado por los usuarios que lo decidieran para mejorar su vuelo.

Muchos pensamos que no es divertido volar en solitario. El año pasado Malaysia Airlines introdujo la aplicación de Facebook «MHBuddy», que permite al cliente comprobar, a la hora de hacer la reserva online del billete, si alguno de sus amigos va a volar en el mismo avión, poder reservar asientos continuos e incluso saber con qué otros amigos coincidirá en la ciudad de destino, para poder quedar a cenar o, simplemente, para conocerse personalmente.

Son aplicaciones que están saliendo del entorno de las compañías aéreas. Ya existen plataformas que permiten a los usuarios registrados mostrar sus itinerarios para ver el perfil de Facebook y LinkedIn de otras personas que estarán en su mismo vuelo, definir si quieren hablar de negocios o buscar otros temas de interés común, si quieren practicar con el intercambio de idiomas, o ―ésta es otra opción― no hablar.

El servicio de KLM y del resto de plataformas está disponible inicialmente solo para los viajeros con reservas confirmadas que están dispuestos a conectar sus perfiles sociales a su reserva. Este servicio resulta ideal para los que viajen por trabajo y, evidentemente, solos. Para KLM el servicio aún está en etapa de prueba, pero, por los buenos resultados que se están obteniendo, planea lanzar el proyecto este otoño. Entiendo que el resto de compañías del grupo SkyTeam, entre las que se encuentra Air Europa, se unirán en breve a la iniciativa.

Quizás en mi próximo vuelo no tenga necesidad de ponerme los auriculares durante ocho horas y pueda participar de una animada conversación con un interesante compañero de vuelo o, como un amigo mío, utilizar los servicios que prestan algunas compañías, que por poco más de 50 euros permiten elegir que el asiento de al lado quede vacante y así evitar molestas compañías a bajo coste. La decisión dependerá del servicio que me ofrezca cada aerolínea.

¿Urdangarin? ¡Pregúntale a Google!

Publicado por en Privacidad, Tecnología. 4 comentarios.

Iñaki Urdangarin Liebaert, duque consorte de Palma de Mallorca, nació en Zumárraga, Guipúzcoa, un 15 de enero de 1968. Fue conocido inicialmente por todos los que amamos el deporte español como un excelente jugador profesional de la sección de balonmano del F. C. Barcelona y de la selección nacional de balonmano en tres Juegos Olímpicos -se alzó con dos medallas de bronce en los de Atlanta y Sídney-. Posteriormente todos le hemos conocido por su boda con la infanta Cristina de Borbón y, más recientemente, a consecuencia de su imputación en el caso Babel, derivado de la investigación del caso Palma Arena.

Este fin de semana ha empezado su juicio offline y online. El término «Urdangarín» se menciona en Twitter casi 800 veces a la hora, y «Juzgados de Palma» se ha convertido rápidamente en trending topic desde las primeras horas de la mañana, coincidiendo con el inicio de la declaración del duque de Palma en los juzgados de la capital balear.

El mismo estudio constata la existencia de más de 60 páginas de Facebook en las que aparece el término «Urdangarín», de las que «la práctica totalidad» son críticas hacia la figura del duque, con más de 6.090.000 menciones en Google tan solo durante el mes de febrero.

Si analizamos al buscador de buscadores ―Google― y escribimos el nombre del duque de Palma, seguido por cualquier letra del abecedario, podremos ver las búsquedas más frecuentes que han realizado los usuarios de Google. Desde «Urdangarin + A», de «Urdangarin A la cárcel», C de «Chorizo, Cárcel o Chistes», D de «Divorcio», F de «Fraude», G de «Golfo»… Pocas son las vocales o consonantes que no han realizado ya un juicio online paralelo.

Estos adjetivos aparecen gracias a la función «autocompletar» de Google, que se limita a sugerir posibles términos de búsqueda a partir de un algoritmo que tiene en cuenta las búsquedas realizadas por otros usuarios, y no propiamente los contenidos disponibles en la red.

Desde luego, estas sugerencias pueden dar lugar a asociaciones de ideas que perjudiquen la imagen de una persona o de una empresa. En cierta medida, aunque pueda parecer un tanto descabellado, se están iniciando vías para exigir por ello responsabilidades a Google. En Italia, al buscar el nombre de una empresa, la herramienta de autocompletar sugería añadir las palabras «estafador» o «estafa». Eso no le hizo mucha gracia al dueño de la compañía y decidió demandar a Google. En sentencia de 24 de marzo de 2011, el Tribunal de Milán consideró que Google era responsable por no haber impedido semejante asociación.

En Francia dos sentencias dictaminadas en diciembre de 2009 condenaron a Google por asociar la palabra estafa (arnaque) al demandante. En un caso se trataba de la entidad Direct Energie, y en otro de la entidad Centre National Privé de Formation à Distance (CNFDI).

Otro caso francés, referido a una persona física, terminó también en condena a Google en sentencia de 8 de septiembre de 2010.

Otro caso reciente, esta vez en Irlanda, fue el del hotel Ballymascanlon, que  demandó a Google porque en las sugerencias su nombre aparecía vinculado a una expresión legal (receivership) que mostraba claramente la insolvencia de la compañía, lo que en gran medida podía provocar una baja aceptación de sus servicios y, en consecuencia, una caída de sus reservas. Dicha sugerencia sigue apareciendo a día de hoy, pero ya muy previsiblemente por la información aparecida en medios online y offline que hacen alusión a la demanda.

No conozco que se haya dado ningún caso en España, pero todo se andará, y no creo que tardemos muchos meses en ver aparecer las primeras demandas por parte de particulares y empresas, en búsqueda de resarcimientos morales