Los cinco hoteles que me quitan el hipo

Publicado por en Eventos, Gastronomía, Viajes.

Si hay algo en lo que me empeño después de trabajar muy duro de lunes a viernes es en intentar hacer escapadas cortas los fines de semana. No siempre lo consigo, claro, pero hay lugares (y en este caso hoteles) que no puedo dejar de recomendar. Cada uno en su estilo propio, pero con el mismo fin: desconectar.

Ahí van mis 5 favoritos.

HOTEL DEL TEATRE

Maravilloso hotel típico de la zona del bajo Ampurdán. Pequeño, familiar e ideal para ir a descubrir los pueblos medievales de la zona y montar en bicicleta por los caminos que llevan de pueblo en pueblo. En el Hotel del Teatre, la mezcla de caserón antiguo con la modernidad de los materiales hace que la decoración te envuelva en un ambiente de vanguardia y calidez. El mar esta a 10 minutos, pero lo recomiendo más para descubrir los pueblos de Pals, Peratallada, Palao Sator, ect . Tiene un restaurante muy bueno y una piscina muy familiar. Merece la pena ir.

 FINCA CORTESÍN

Un hotel ideal para disfrutarlo y no salir de él en varios días. Finca Cortesín tiene todo lo que uno puede necesitar, para los amantes del golf hay un campo donde se juega la Volvo World Match Play y un spa y gimnasio impresionantes.

Las habitaciones son inmensas y es ideal para leer, escribir, practicar deporte y encontrar la intimidad.

PALACIO DE VILLAPANES

Para una visita cultural a Sevilla, recomiendo el Palacio de Villapanes, un hotel que realmente ha hecho mella en mí. El interés que demostraron antes de mi llegada ha hecho que los sitúe en el número uno respecto a la atención personalizada. Me llamaron para conocer un par de detalles acerca de mis gustos y así conseguir que la habitación que me asignaran fuera la perfecta. Realmente el servicio es amabilísimo y el desayuno, un diez. Algo sin pretensiones, pero viviendo en un antiguo Palacio con historia familiar incluida.

 GRAN MELIÁ ROME VILLA AGRIPPINA

Alojarse al lado del Vaticano es muy curioso. Justo al otro lado de la muralla hay devoción, misterio y algo divino. Gran Meliá Rome Villa Agrippina tiene dos cosas a su favor. Por un lado, es muy céntrico. Puedes subirte a una estupenda Lambretta roja y dar una vuelta por esta increíble ciudad llena de actividad. La segunda ventaja es que cuando termines te sentirás totalmente relajada. Tras un rico Martini en la terraza, mirando el jardín con su preciosa piscina, sentirás el gusto de un auténtico oasis de lujo en la Ciudad Eterna.

W BARCELONA
Y ahora, Barcelona. Un imprescindible, no sólo para hospedarse sino para ir a comer o utilizar su impresionante spa y gimnasio, es el W Barcelona. Destacaría el ambientazo de este hotel, las vistas sobre el mar y lo cool de su clientela, llena de ejecutivos y viajeros de todas partes del mundo. Si no te asomas y descubres el horizonte barcelonés, sientes que podrías estar en cualquier parte del mundo, ¡me encanta esa experiencia!

Por supuesto siempre hay hoteles mas grandes y mas lujosos pero estos me hacen sentir muy bien, y a ti? Cuales son tus favoritos?

8 comentarios a “Los cinco hoteles que me quitan el hipo”

  1. Aurora

    Hola Nuria,
    Tomaré nota, hace unos meses estuvimos a punto de ir al Hotel del Teatre, cancelamos a última hora por el mal tiempo. Besos y gracias por tus tips.

    Responder
  2. Almudena Benítez

    Felicidades por tu blog Nuria! Siempre encuentro tips buenísimos!!

    Responder
  3. Cristina

    Súper recomendable Hotel del Teatre y los pueblos alrededor preciosos. Y en Barcelona, Hotel Neri Relais & Châteaux: intimo, chiquitito, monismo palacio medieval para que no te encuentren en centro barrio gótico.

    Responder
  4. Masé Bofill

    Enhorabuena Nuria!!. Muy buenas recomendaciones, me encanta!…………como siempre tan exquisita y refinada.
    Beso fuerte

    Responder
  5. Nieves

    Acabo de conocer tu blog, me encanta¡ A Amelie también le gustaba ponerse una frambuesa en cada dedo. Aquí en Galicia me gusta mucho el Hotel A Quinta da Auga, perteneciente a Relais & Châteaux, un edificio precioso al lado de un río y un bosque y con un spa…. Además se come genial.

    Responder

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.