Un vestido que gira contigo

Publicado por en Sin categoría.

Me quedé sorprendida ante mi reacción, no recuerdo que me hubiera pasado antes pero despues de unas cuantas pruebas en el taller de Lorenzo Caprile, me emocioné, se me saltaron las lagrimas.

Todo fue debido al placer de hacerme un vestido de alta costura. He podido disfrutar cada paso y he comprobado el laborioso trabajo que lleva un vestido de esta categoria,  ”un vestido que gira contigo”  bonita descripción que me hicieron en el taller.

Un vestido que va montado sobre un body que permite que quede completamente anclado al cuerpo, sobre el que se añade una Toile de retor para pasar a trabajar el volumen añadiendo una enaguas a base de tul y crin cortadas en capas enteras.

Yo lo cuento rápido, pero el vestido lo han hecho sobre mi, un montón de pruebas para conseguir el efecto deseado sobre cada cuerpo.  Añoré mi época de maniquí, tantas horas de pie para  Felisa en el taller de Jose Luis el peletero.

Pero lo que me hizo romper a llorar fue el recuerdo de mi madre a quien le hubiera encantado verme , uf , ¡Vuelvo a emocionarme!

Tenía ganas de un vestido años 50, una época que ha vuelto y ha hecho que abra el baúl de los recuerdos y miré fotos, de mi madre… tan elegante.

Todas estas sensaciones se reviven en un taller como el de Lorenzo, que te transporta en el tiempo y en el que las jovencitas experimentan sus primeras ilusiones, su primer vestido o su traje de novia.

Es una experiencia que recomiendo a todas las mujeres que amáis la moda, la estética y la belleza, por dentro y por fuera.

Gracias a mi amiga Maria León, que se ha casado en Sevilla, y que no merece menos para acompañarle en su día. Y a ti también Lorenzo, es arte lo que haces.

Hay vestidos que marcan momentos especiales de tu vida.  Es importante dedicarse algo de tiempo a uno mismo, pues son  recuerdos  que te hacen sentirte bien, transmitiendo seguridad y alegría  a los que te rodean.

Cuando necesitas un vestido para una ocasión especial y te pones en manos de un buen equipo, es fácil dar en el clavo.

 

 

 

11 comentarios a “Un vestido que gira contigo”

  1. Laura

    Nuria, un acierto. El trabajo se valora, y la artesanía en la moda más. Soy muy fan de ese estilo de falda, ¡¡¡y los bolsillos!!! No puedo vivir sin ellos!!!! Grandísima elección.

    Responder
  2. Carolina

    Qué maravilla de vestido!!
    Con razón eras una de las más elegantes en la boda de María Leon.
    Un 10 el vestido, es una joya …

    Bss

    Responder
  3. nelly paez

    que vestido tan lindo, pero mas lindo el sentimiento que causo en Nuria march…………..

    Responder
  4. LUIS ALABERTO FERNÁNDEZ GONZÁLEZ

    Precioso el vestido Nuria! Menuda combinación: tu elegancia + el buen hacer de Caprile… que para mí es, sin duda, el modista más importante de Alta Costura que tenemos actualmente en España. Precisamente cenando con él, tuve el placer de coincidir contigo (estabas en la mesa de al lado) y pude comprobar el estilazo que tienes. Sigue apostando por él porque es un acierto seguro. Un beso muy fuerte desde un Gijón pasado por agua y espero que algún día visites mi blog http://nosoydignodetuamor.blogspot.com/

    Responder
    • Nuria

      Muy bonito e intersante tu blog ; mil gracias por tu comentario.
      Nos veremos pronto.

      Responder
  5. Marina

    Elegancia+clase+belleza.La combinación perfecta y desde luego tu lo tienes! El vestido es una verdadera obra de arte que seguro admirarás por tu amor a la moda.Yo también comparto y admiro la moda como un arte.Me encanta además de lo preciosa que estás, tu forma de hablar de un vestido.Hace que sea mucho más importante y bonito de lo que para mucha gente puede parecer un “simple” vestido.Felicidades porque estas realmente preciosa!!.Son vestidos que hacen soñar y sentirse lo que tu parecías:una princesa.
    Espero poder algún día tener yo uno y admirarlo y valorarlo tanto como deseo!.
    Un abrazo!
    http://www.misstaconeslejanos.com

    Responder
  6. Isabel

    Fantástica!! y me ha encantado la descripción de cómo se confecciona un vestido de alta costura, debería explicarse mas …

    Responder

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.