Un día para dar gracias

Publicado por en cultura, Gastronomía, Party.

Cada año por estas fechas, ya en la antesala navideña, llega una fiesta que aunque nos coge lejos a nivel geográfico, cada vez nos es más cercana y conocida en nuestro país: Acción de Gracias.

Una celebración preciosa, con una enorme carga emotiva, que ocupa un lugar preferente entre todas las festividades de Norteamérica.

Su origen se remonta a 1620, y en la actualidad es una jornada de agradecimiento por todo lo que se tiene en la vida. Tan importante es, que los americanos llegan a atravesar al país cada cuarto jueves de noviembre para reunirse, al menos, una vez al año con sus familiares. Pero además de ser una celebración tan importante y entrañable, da el pistoletazo de salida de la campaña comercial navideña. Por algo al viernes siguiente, se le conoce como Black Friday y los comercios, ya en rebajas hacen su agosto, incluso en ventas online.

Este año, si no podéis vivirlo in situ, os propongo celebrarlo al más puro estilo americano. Viviréis una experiencia inolvidable y nunca está de más festejar junto a los seres queridos. Recordad incluir en vuestra lista:

. En primer lugar, a la familia y amigos. Incluso incluid a conocidos que estén solos en nuestro país. Les haréis muy felices y tendréis una fantástica oportunidad de realizar intercambio cultural.

. Preparad cada uno vuestro personal listado de “agradecimientos”. Es un buen momento para hacer balance y pensar en lo afortunados que somos, pese a las dificultades diarias.

. Colaborad con instituciones u ONGs destinadas a ayudar a los más desfavorecidos.  Podéis, además de dejar una aportación económica, compartir parte de vuestro tiempo. ¡Ni te imaginas lo que se agradece una sonrisa o una visita cuando alguien está solo!

. Y por supuesto, es imprescindible compartir un menú especial que incluya pavo asado con puré de patata, panecillos, verduras caramelizadas y de postre, pastel de calabaza. Se puede preparar en casa o dejaros mimar por restaurantes como Rubaiyat, que prepara un menú especial de Thanksgiving, desde hace años. he tenido la suerte de degustarlo y sólo puedo recomendarlo. ¡Os encantará!

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.