Vapear está de moda

Publicado por en Sin categoría.

 

Un tema de actualidad del que todo el mundo habla sin conocer realmente la situación es la de la nueva modalidad de Vapear. Me he encontrado con infinidad de noticias y posturas con respecto al tema: colectivos de médicos que hablan de sus perjuicios, estudios de investigadores y científicos que lo defienden, personas que han narrado su experiencia y cuentan su paso de fumadores a vapeadores… pero sin duda, lo que más me ha sorprendido es la cantidad de intereses que hay alrededor de este producto.

Esta semana la  ANEV (Asociación Nacional Española de Vapeadores), EFVI (European Free Vaping Initiative) y la ANESVAP (Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales) han lanzado un comunicado en el que denunciaban la campaña que se está realizando en contra del cigarrillo electrónico respaldada en muchos casos por el  lobby farmacéutico. Para los intereses de compañías farmacéuticas e incluso tabacaleras el éxito del cigarrillo electrónico puede ser perjudicial para su negocio, por eso ahora, cada noticia negativa que veo sobre este producto me hace desconfiar…Es cierto que muchos contienen nicotina, pero no tienen los aditivos que lleva el tabaco tradicional (conocidos y desconocidos) y muchos de los casos que se han producido de neumonía se han dado en personas que vapeaban la cantidad equivalente a fumar cinco cajetillas de tabaco al día… tendríamos que ver el estado de los pulmones de  una persona que fuma esa cantidad de tabaco. Algunos grandes fumadores miran al futuro esperanzados pensando que quizá este pequeño invento pueda permitirles volver a disfrutar de una calada en sitios ya tan prohibidos como un restaurante.Creo que hay que darle tiempo a este producto, hay mucha desinformación todavía sobre este asunto, ya que es un producto nuevo en el mercado, más en España que en otros países y desde luego tiene muy mala prensa. Sin embargo, es que ya se han hecho investigaciones en EE.UU y Reino Unido y parece que hasta el momento no encuentran ninguna sustancia cancerígena. Además ya se están escribiendo libros sobre el tema como el de Silvia Taules. Está claro que vapear conlleva riesgos, pero muchos menos que fumar.

Las redes sociales han cobrado un gran protagonismo con estos temas tan controvertidos. Este año estoy haciendo un máster en la escuela de negocios IEBS (Community Managment, Empresa 2.0 y Redes Sociales) y creo que estas marcas no están aprovechando del todo el potencial que les ofrecen las redes sociales.

Un comentario a “Vapear está de moda”

  1. José

    De las dos neumonías lipoidéas asocidas al vapeo, una en España, han sido desmentidas posteriormente, ya que, la glicerina es un alcohol al igual que el propilénglicol que, suelen llevar los líquidos.
    PD: Hay bastantes estudios realizados que está en inglés. Ojalá hagan en España de una vez.

    Responder

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.