Beneficios o riesgos que conlleva la doble sesión de entrenamiento diaria

¿Tienes pensado estas vacaciones meterte mas caña y hacer varios días doble sesión de entrenamiento? O ¿Ya es habitual que entrenes mañana y tarde?.

En cualquier caso es bueno y sensato que conozcas que riesgos estas asumiendo y que beneficios puede aportarte.

Entrenar dos veces al día es algo usual entre los deportistas profesionales pero debido a trabajo u obligaciones familiares en corredores populares no es tan habitual.

Esta doble sesión se suele estructurar con un entrenamiento suave, unas horas de pleno descanso y otro entrenamiento de más exigencia. Por regla general el cuerpo suele estar más activado por la tarde, más aun si hemos lo hecho despertar en una sesión matutina.

Esta primera sesión pude ser un simple rodaje a poco ritmo y de distancia corta o media. Buscando la alteración en el sistema respiratorio, la activación en el sistema muscular y la animación en nuestra mente. Pero siempre ahorrando energía sin llegar a la fatiga.

El intervalo de descanso entre entrenamientos debe ser considerable mínimo 4 o 5 horas. En el que nos de tiempo a dos ingestas de comida y si es posible una siesta. Este punto es primordial y si no puedes hacerlo por estudios, trabajo u obligaciones familiares, seria bueno plantearse esto de la doble sesión.

El segundo entrenamiento del día es en el que ponemos toda la carne en el asador. Esta estructura puede ser al revés pero sus efectos no son tan beneficiosos y se corre más riesgos de lesión. Si se hace una sesión dura por la mañana es imposible que el cuerpo este recuperado en ese mismo día para volver a ponerlo en funcionamiento. Cuando dormimos nuestro cuerpo es cuando más repara tejidos, órganos y sistemas.

Y esto de la recuperación es el principal riesgo al que se enfrentan los runners que practican la doble-sesión. No estar suficientemente recuperado pude hacer que no completes el segundo entrenamiento o a un nivel menor del exigido. Por no decir que los músculos si no están recuperados tienden a lesionarse con más facilidad. Esto ser resume en una palabra sobreentrenamiento.

Por supuesto y como todo al cuerpo se le acostumbra así que, neófitos del running, abstenerse de entrenar dos veces al día hasta que no tengáis un bagaje suficiente y vuestro cuerpo tenga más kilómetros que el correcaminos.

Por otro lado estamos hablando de la doble sesión de entrenamiento en carrera pero la combinación de diferentes ejercicios es mucho más llevadera para el cuerpo y la mente del deportista. Combinar la carrera con otro tipo de deportes como son la natación, el ciclismo o el gimnasio es menos duro para el cuerpo. Pero siempre debe ser con la misma estructura relatada sesión suave; descanso; y sesión más exigente.

Las dobles sesiones en corredores amateurs deberían ceñirse a días de fin de semana o temporadas vacacionales y siempre con un objetivo clarao de bajar una marca. Para esto hay que tener cierto bagaje y tener muchos años de carreras populares en las piernas.

Por lo tanto hacer doble sesión de entrenamiento no es muy recomendable para corredores populares. Se asume un alto índice de riesgo y se consiguen iguales o mejores resultados haciendo sesiones en días diferentes.

Que pase una noche entre entrenamientos, nos ayudará a llegar mejor dando tiempo a recuperados para la siguiente sesión. Y la asimilación de esfuerzo para mejorar el rendimiento es optima si se practica una vez al día.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *