Swimrun

El Swimrun es una nueva disciplina que se esta estableciendo en España poco a poco. En los países nórdicos lleva practicándose más de diez años y a día de hoy es un deporte en pleno crecimiento.

La idea surgió en 2002, cuando un grupo de cuatro amigos suecos se retaron en una apuesta para nadar y correr a través de veinte islas en el archipiélago de Estocolmo. La apuesta establecía que había que pasar por los diferentes restaurantes de las islas entre salida y meta, y que el equipo que pasase en segundo lugar debería beber y pagar lo que el equipo en cabeza había ordenado para ellos. Así nació el primer swimrun oficial en 2006, el Ötillö, que a día de hoy se ha convertido en un circuito con varias pruebas continentales.

A primera vista no difiere mucho de un acuatlón pero si que alberga rarezas que hacen del swimrun el deporte más salvaje y con más contacto con la naturaleza que existe.

A diferencia del triatlón que solo tiene tres segmentos, uno por disciplina, el Swimrun combina múltiples tramos de natación con otros de carrera a pie y lo hace sin ningún tipo de interrupción o descanso ya que no existen las transiciones al no haber cambio de ropa, se nada con zapatillas y se corre con neopreno.
Se compite por equipos de dos personas -por motivos de seguridad ya que se practica en entornos salvajes no controlados por el hombre- el recorrido a pie suele ser el 70% del total de la prueba, el 30% restante corresponde a los tramos de agua. Se recomienda llevar una cuerda atada entre ambos miembros, para evitar perderse en el agua o separase más de la distancia reglamentaria -suele ser de 10 metros en el agua y 100 en la carrera a pie-.

El traje de neopreno debe ser específico para swimrun. Ya que permite tener una mayor flotabilidad en el agua, evitar el frio, las rozaduras en inglés, axilas a la hora de correr, y el que nos dará la libertad de movimientos  en las dos disciplinas.

Los participantes están obligados a llevar el mismo material durante toda la prueba. Se permite llevar elementos que te ayuden durante la natación, como manoplas, aletas o pull, pero ya sabes que se tendrá que correr con ellos también. Lo más habitual es llevar un pull atado a la cintura y unas manoplas de neopreno o palas.

La única pega es que ya no se tiene que pasar por los restaurante ni chiringuitos de la playa, comiendo y bebiendo lo que se quiere porque paga el siguiente.

En España ya existen varias pruebas de esta modalidad, sobretodo por la Costa Brava donde el fondo marino y su accidentado relieve fuera del agua hacen de esta zona el lugar idóneo para su practica.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *