¿Qué Frecuencia cardiaca tienes en reposo?

FRECUENCIA CARDIACASiempre que hablas con otro corredor o tu cuñado quiere “tirarse el pisto” suele salir la misma pregunta, “¿Qué pulsaciones tienes en reposo?”
Si el que tienes enfrente es un corredor experto con muchos kilómetros a sus espaldas, que sus pulsaciones estén bastante más bajas que las tuyas es normal, no te afecta. En cambio si es el flipado de tu cuñado, que corre de pascuas a ramos, el que dice tener 47 latidos por minuto cuando está recostado en el sofá, bebiendo una birra y viendo la televisión, eso te jode.
Lo primero es saber que es la frecuencia cardiaca: El corazón es un órgano del cuerpo que nunca deja de trabajar, late las 24 horas del día. Su función es bombear la sangre que circula por todos los lados de tu cuerpo. Según la actividad que estés realizando, tu corazón late de una manera u otra. La frecuencia cardiaca en reposo, es el numero de latidos por minuto que tu corazón realiza cuando estás tranquilo y en posición de tumbado o sentado.
Este valor proporciona una visión general de tu salud cardiovascular pero es utilizado ante todo para medir tu estado de forma general. La realidad es que no debemos basarnos solo en esto para saber si alguien está en forma pero en general, unas pulsaciones bajas en reposo reflejan que tu corazón trabaja menos y con más facilidad mientras descansas.

 

Bajar las pulsaciones en reposo

Medir las pulsaciones es fácil, ya sea en la muñeca o en el cuello todos notamos nuestros latidos.
Es necesario llevar un pequeño registro de nuestra frecuencia cardiaca media, lo mejor es hacerlo por la mañana antes de levantarte y unos minutos después de despertarte. Así obtendrás un punto de partida fiable para conocer tu ritmo.
Una frecuencia cardiaca en reposo normal debe estar entre 60 y 100 latidos por minuto, si está por encima de 90 se considera alta y pude representar problemas de salud a largo o medio plazo. En corredores bien entrenados y saludables, la frecuencia cardíaca en reposo rondará entre los 40 y 60 latidos por minuto.
La frecuencia cardíaca está influenciada por muchos factores como el deporte, la edad, el peso, los medicamentos, el estado de ánimo, el sueño, la hora del día, la alimentación, etc. Ninguno es algo desconocido. Por lo que bajar tu ritmo cardiaco dependerá mucho del esfuerzo que quieras hacer.

5 consejos para bajar tu frecuencia cardiaca en reposo

Hacer ejercicio físico: el ejercicio diario disminuye gradualmente la frecuencia cardíaca en reposo.
Reducir el estrés: realizar técnicas de relajación, meditación, tai chi y otras técnicas de reducción del estrés reduce la frecuencia cardíaca.

Dejar el tabaco: reducir o de preferencia, dejar de fumar por completo, ayudará a bajar tu frecuencia cardiaca y a mejorar la salud de tu corazón.
Adelgazar: cuanto más grande es el cuerpo más tendrá que trabajar tu corazón para bombear tu sangre.
Reducir el consumo de cafeína y alcohol: es conocido que estos dos productos favorecen el aumento de la frecuencia cardiaca.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *