El flato puede arruinarte una carrera

renal dolorSi corres habitualmente o practicas algún tipo de deporte que implique carrera, es muy probable que alguna vez hayas sufrido ese dolor incomodo que se sitúa al costado de tu abdomen y que parece que dificulta tu respiración.

 
Todos identificamos esta dolencia como flato y muchos hemos pensado erróneamente desde niños que eran gases.

 
No existe una causa única y determinada que lo genere, existen varias teorías. Una de ellas explica que el dolor se produce entre el músculo del diafragma y el abdomen porque los ligamentos que los unen tiran hacia abajo debido a las oscilaciones de la carrera generando tensión. Esta teoría explicaría porque en deportes como ciclismo o natación es muy raro que se produzca flato.

 
Existen otras teorías relacionadas con el flujo sanguíneo o con el exceso de peso en el estomago, lo más probable es que la causa sea multifactorial o en unas ocasiones se deberá a unos factores y en otras a otros.

 
Factores que influyen en padecer flato:
Cuanto más joven más riesgo de sufrir flato. Existen menos casos y son menos dolorosos al aumentar la edad. Es decir, los participantes más adultos, sufrían menos.

 
Minimizar las oscilaciones en carrera es una de las opciones más lógicas. Por tanto una buena amortiguación será importante, tanto en el tema del calzado como en la técnica de carrera.

 
Dejar tiempo para empezar a hacer deporte después de la comida o haber bebido mucho líquido para que el estómago no tenga mucho peso y esas oscilaciones o la pérdida de riego sanguíneo no afecten al diafragma.

 
Cuando estemos corriendo y necesitemos hidratarnos, mejor beber sorbos pequeños y constantes que sorbos grandes, ya que los sorbos grandes son mucho peso de golpe en nuestro estómago.

 
Que hacer para combatirlo:
-Si el dolor es fuerte o muy fuerte deberás tener paciencia y detener la actividad.

 
-Tensar la musculatura abdominal ayudará a estabilizar las vísceras e impedir que sigan produciéndose oscilaciones.

 
-Respira profundamente y de forma controlada.

 
– Presiona firmemente con tus manos la zona de dolor.

 
– Inclina tu cuerpo levemente hacia adelante.

 

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *